No me gusta el verano

No me gusta el verano, no. Las vacaciones sí, claro, pero en un sitio en el que no me muera de calor. De pequeña me podía tirar en la playa toda una mañana al sol con la arena o dentro del agua, pero con el tiempo he ido volviéndome más…bueno, no sé qué adjetivo, pero la playa me agobia. Arena por todos sitios, cuando sales del agua la piel se queda con los restos de la sal (que será muy buena el agua del mar por el Yodo y sus componentes, no digo que no), gente, más gente, niños berreando cuyos padres parecen sordos (los padres de hoy en día no saben controlar a sus hijos. Raro es el sitio en el que no hay el típico niño molestando, véase de compras, detrás de tu asiento en el avión, en la bolera…), gente que no tiene consideración por el ecosistema y se deja sus MIERDAS esparcidas por la arena, el sol… No, prefiero unas vacaciones en el Norte de España, o en cualquier ciudad que se quede vacía y que tenga un interés turístico.

Volviendo a lo del verano, el invierno frío es agobiante porque tienes que ir con tantas capas que pareces el muñeco de michelín, pero en verano, por mucho que te quites…seguirás teniendo calor, y los aires acondicionados, ventiladores y demás refrigerios al final nos acaban costando dolores de riñones, cuello, constipados, mocos, dolores de garganta, afonías (eso ya es un caso más particular). En primavera y en otoño yo voy bien. En mangas de camisa, o en manga corta y una chaquetilla…el sol calienta pero no abrasa, no he de lamer las sombras, no me doy asco a mí misma en cuanto empiezo a sudar…

En verano todo cuesta más, el sol me aplatana, no me apetece hacer nada, ni deporte (pobre bici que la tengo abandonada), ni comer (lo único que se agradece es líquido elemento, fruta – preferiblemente sandía – y ensaladas), salir de casa siquiera. Y de ahí mi dejadez para mantener esto al día. No, no es una excusa, todo aquél que me conozca, sabrá que el calor me vuelve irascible, insoportable diría yo.

Así que, nada, intentaré ir escribiendo de vez en cuando, aunque pocas noticias hay, bueno, ahora lo de Martinsa- Fadesa (lo que no le pase a Tere…), Spanair, la subida del abono transporte y la madre que parió a Lamela, la crisis en general es lo que se oye en cualquier conversación del transporte público, oficinas, etc. Sí, también hablamos de las vacaciones, pero nos lleva también a la crisis, ya que nos merecemos descansar, pero hay que mirar más el bolsillo.

Pero el tema de las vacaciones lo dejo para otro momento. Además, todavía tengo pendientes escalas del crucero. A ver si el calor me deja sentarme otro rato a escribir.

3 comentarios en “No me gusta el verano

  1. Pingback: Viajar | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Hasta el 40 de mayo… | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Viajar | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.