Horseshoe Bend y Antelope Canyon. Etapa 8 Road Trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos

El domingo amaneció pronto. Teníamos dos horas de camino hasta Page, pero ganábamos una de camino (la que perdimos el día anterior). Habíamos reservado la visita a Antelope Canyon a las 11.30, que se supone que es la mejor hora, y como tienes que estar allí media hora antes, no sabíamos lo que íbamos a tardar en encontrarlo, pues salimos pronto. Luego nos sobró tiempo, pero lo aprovechamos para ir a Horseshoe Bend.

Page es un pueblo muy pequeño y nuevo que surgió a raíz del Lago Powell. Aparte del lago, las excursiones a Antelope Canyon y Horseshoe Bend, no hay nada más que ver o hacer.

Como llegamos a eso de las 10 de la mañana, decidimos ir primero a ver Horseshoe Bend en vez de por la tarde como teníamos previsto. Se trata de un meandro del río Colorado que hace forma de herradura. En realidad es un mirador. Hay que tomar la 89 dirección sur, está indicado y hay un aparcamiento. Una vez que has dejado el coche tienes un camino de un kilómetro que te lleva al mirador. Has de llevar calzado cómodo, pues dejas el coche y es todo arena, lo que dificulta a la hora de andar. Además, el inicio es en rampa (el resto del sendero es de bajada, te acordarás a la subida) y la arena hace que no avances. Eso sí, una vez que llegas al mirador, merece la pena el esfuerzo, es una pasada.

Horseshoe Bend

El mirador en sí no está protegido por barandilla ni nada, puedes acercarte todo lo que quieras o te atrevas, estás a 1280m del nivel del mar y hay una caída de 300m. En la siguiente foto podéis ver la magnitud del cañón y lo minúsculos que parecíamos nosotros. El fotógrafo estaba en un lateral de la herradura, y nosotros en el lugar de la foto anterior.

Horseshoe Bend

La verdad es que no lo puedes comparar con el Gran Cañón, las comparaciones son odiosas, pero no sé, tiene su punto, merece mucho la pena acercarse si estás por la zona. A mí me encantó, tanto, que me senté un rato a disfrutar de las vistas. Por cierto, eran las 10 de la mañana pero hacía calor, llevad también agua y gorra/o porque entre el calor y la subida que te espera a la vuelta, se agradecerá.

Horseshoe Bend

Después de disfrutar de las vistas y del paisaje, volvimos al pueblo a la agencia donde habíamos contratado la excursión para ver el Upper Antelope Canyon, y es que esta no la puedes hacer por tu cuenta, sino que tienes que reservarlo con alguna agencia, y no es barato precisamente. Está gestionado por los navajos y has de reservar con tiempo pues las visitas son a determinadas horas del día y tienen un cupo.

Nosotros reservamos con Antelope Canyon Tours para la visita de las 11.30 como os decía. Se supone que a esa hora es en la que puedes sacar mejores fotografías por la forma en que inciden los rayos de sol en el cañón y el juego de luces y sombras. El día estaba nublado y no fue todo lo que esperábamos, pero sí que se veía cómo pasaba la luz. Nos salió por 46$ por persona, la verdad es que es algo caro, y no tan impresionante como yo me lo imaginaba.

Llegas, pagas y te dicen que esperes. Al rato sale un indio y empieza a decirte las normas, que si guardes todo para que no se te caiga porque no van a parar para buscarlo, que si cuidado con la arena, que si bla bla bla. Y luego empieza a llamar a grupos según los integrantes, que si uno de 6, uno de 2, ahora dos de 4… para ir montándote en los pickup. Por cierto, nos pusieron con una pareja de españoles, los únicos que encontramos en todo el viaje.

Antelope Canyon Tours

Una vez en el vehículo tienes unos 20 minutos hasta el cañón en sí, y recomiendo un pañuelo o algo para taparte la cara porque comes arena sólo con respirar. De hecho en las siguientes horas yo me sonaba la nariz y me salían los mocos rojos… Hay que tener en cuenta que van a toda hostia por medio de la arena comiéndose todos los baches….

Antelope Canyon

El tour comienza en el cañón y tienes que ir con tu guía que te va explicando una serie de figuras que, como pasaba en Monument Valley, hay que tener mucha imaginación para saber de qué habla, yo no vi ni el lobo ni el perro, ni la mariposa… el corazón creo que sí.

Antelope Canyon

Antelope Canyon

Antelope Canyon

En la foto que está sobre estas líneas podéis ver a los fotógrafos intentando sacar la foto buena. El tour está demasiado organizado, será que a mí me gusta ir a mi bola, pero eso de que me vayan diciendo “ahora la foto aquí”, “no, pon el filtro x”, “ahora nos movemos”, “ahora nos paramos”… Nosotros íbamos 4, uno con cámara réflex digital, y otros dos con lumix digitales, así que yo iba mirando sin más y el guía me preguntó que si no hacía fotos… debió pensar que estaba loca… Por vergüenza saqué el móvil y eché alguna.

Antelope Canyon

Antelope Canyon

El guía va con su iPhone y te va diciendo qué configuración y desde dónde has de hacer cada foto. De hecho, a quien tenía iPhone le sacaba fotos él (para la propina de después). Bueno, si veía que estabas un poco perdido, también te las hacía con la cámara. Incluso preparaba escenarios con la arena cayendo.

Antelope Canyon

Antelope Canyon

Después de un tramo se sale al exterior y luego se hace el camino de vuelta a toda prisa.

Antelope Canyon

Antelope Canyon

La verdad es que el Cañón está muy bien, lo que no me gustó tanto es que sea guiado, pero bueno, supongo que es lo que hay, al fin y al cabo viven de ello…

Una vez que terminamos la visita, nos fuimos a comer. Y es que la entrada en la mayoría de los hoteles es a partir de las 15 horas. La elección de este día fue un Jack in the Box, donde por fin encontramos la mejor hamburguesa. No sólo por su sabor, sino también por la presentación, con su cajita y un papel para que no se te desmonte.

Jack in the box

Y he de decir que las ensaladas eran muy grandes y también estaban muy ricas. El precio por 2 hamburguesas y 2 ensaladas, más bebidas y patatas fue 26.07€.

Una vez saciados, fuimos en busca del hotel. Habíamos reservado el Holiday Inn Express. Era el único alojamiento que no tenía posibilidad de cancelación. Teníamos desayuno (muy surtido con fruta, café, té, zumos, dulces recién hechos), wifi y parquing gratuito, nos costó 125.34$ (31.34$ por persona). También tenía un recibidor amplio con ordenadores con internet. Y la habitación, pues aquí os pongo foto.

Hotel Page

Como siempre dos camas dobles, la cafetera, y esta vez hasta microondas y nevera, más grande que todas las anteriores. De nuevo tele con HDMI y la parte del lavabo fuera del baño, lo que nos venía muy bien cuando uno se estaba duchando, que otro podía lavarse los dientes, secarse el pelo…

Holiday Inn Page

Y una vez descargado el coche, nos fuimos de compras al Walmart que tenían camisetas frikis por 7$ y como somos un poco frikis… Algunos se animaron a última hora de la tarde a un baño en la piscina y cenamos tranquilamente en la habitación restos de comida que aún nos quedaba de lo que habíamos ido acumulando.

Anuncios

3 comentarios en “Horseshoe Bend y Antelope Canyon. Etapa 8 Road Trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos

  1. Pingback: Las Vegas I. Etapa 9 Road Trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Planear una ruta para un Road Trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Las Vegas I. Etapa 9 Road Trip por la Costa Oeste de los Estados Unidos | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s