La de cosas que lleva una casa

Madremíadelamorhermoso, así todo junto. Feliz año, antes de nada, que ya casi se ha ido el mes de enero y llevaba sin escribir desde entonces. Bueno, pues eso, madremíadelamorhermoso, la de cosas que lleva una casa…

Y ese es el motivo por el que llevo un par de semanas sin escribir… Y es que no termino de ver la luz. Bueno, ya se ve, jeje, pero siguen quedando cosas y empiezo a pensar que nunca terminaremos. Pasillo Desde la última entrega a esta he de decir que prácticamente están todas las habitaciones finiquitadas. A la sala de juego le faltan detalles decorativos y las cortinas. Al estudio le queda el rodapié, rematar la escayola del techo (¿os acordáis que tuvimos que raspar el techo para que entrara?) y las cortinas. A nuestro dormitorio le queda también el rodapié, el cabecero (ya está mirado) y las cortinas. Y al salón le queda – como no – el rodapié y las cortinas, además de algún mecanismo que nos impide terminar de colocar el frontal de la televisión y terminar de colocarlo. También faltan detalles decorativos. Los baños están completos, bueno, salvo algún detallito, y la cocina también, a falta de unos cojines para las sillas y un par de cuadros para tapar unos agujeros de los antiguos dueños… podría decirse que está todo terminado.

Enchufes euroamericanos

Pero (siempre hay un pero) falta el pasillo, el dichoso pasillo, que sigue teniendo trozos que se ahuecan, se caen, hay que enyesar y enyesar… poco a poco van quedando menos trozos, tan sólo dos paredes se resisten, pero ahí están… Esperemos que esta semana, o la que viene, quede finiquitado. Una vez que el pasillo esté pintado, podremos terminar con los mecanismos (falta un pulsador y un enchufe, creo) y con el rodapié, claro… como en toda la casa.

Pared con retoques

Así que podría decirse que estamos a falta de terminar de pintar el pasillo, de poner rodapié, cortinas y terminar de decorar. Parece poco, pero después de llevar viviendo un mes en la casa… ya está bien.

A ver si un día de estos puedo tener un fin de semana completo, del viernes a las 6 hasta el lunes a las 7.25 para no tener que pensar en qué hay que hacerle a la casa… Si os compráis una casa, cuanto más pequeña mejor, así tendréis menos que hacer…