Opciones para tener internet en la tele

Ya os he hablado de los quebraderos de cabeza que tuvimos con la tele Samsung, que se encendía por la noche sola y que finalmente conseguimos que no lo volviera a hacer. Pues bien, una vez solucionado ese problemilla, el plan era conseguir tener internet en la tele. Y es que venía preparada para internet, pero no se conectaba por sí sola, sino que necesita un “algo” extra. Si te compras una tele con 3D, último modelo y demás, no lo necesitarás, pero la nuestra era Smart TV, pero sin más, nada de 3D, ni gafas ni nada.

Como en todo, cuando compras un producto o servicio, lo eliges para que se adapte a lo que tú, como usuario, necesitas o quieres. Esa es la premisa que seguimos para comprar la tele. Queríamos de unas dimensiones, que tuviera HD, HDMI, puertos USB… pero lo del Smart TV o 3D nos daba igual, aparte de encarecer el producto, no lo íbamos a usar, por lo menos el 3D, ya que no vemos apenas películas, y aunque las viera, serían como mucho HD. El único 3D que he visto fue en los Estudios Universal, en Los Ángeles, que fue una pasada, pero para verlo en mi sofá que ni se me va a mover, ni me va a soplar o quemar o echar agua como pasó en aquellas actividades del parque temático… pues es tontería pagar 300€ más para algo que no voy a usar, y además se queda obsoleto a los dos días. Pero, ojo, es mi opinión como usuaria, y, en mi caso, no merecía la pena.

Lo del Smart TV (o tele inteligente), pensé que tampoco, pero he descubierto que es algo más útil de lo que pensaba. ¿Por qué? Pues por la forma que tengo (tenemos en casa) de consumir televisión, es decir, lo que queremos y cuando queremos. El menú de la televisión a la carta de los propios canales te da la opción de ver los programas sin anuncios, sin necesidad de descargártelos pirata, o de verlos en directo hasta horas intempestivas. Y puedes ver también los partidos de fútbol por internet, en vez de recluirte delante de la pantalla del ordenador.

Pero claro, la tele venía preparada para internet, pero no se conectaba, ya os decía más arriba, porque le faltaba un algo. Y ¿cómo lo podemos solventar? Pues tenemos 3 opciones, o al menos las que hemos valorado (desconozco si hay más):

1. Punto de acceso inalámbrico. Esta fue la primera opción que usamos porque teníamos uno por casa. En una habitación teníamos el router enchufado al ordenador, y luego conectamos la tele al punto de acceso y este a la toma de teléfono. Pero era antiguo, no tenía mucha potencia, y no llegaba bien la conexión.

2. Comprar usb Samsung. Que los de Samsung en vez de incluirlo en la tele, pues te buscas la vida y pagas los 60€ que cuesta en tienda. Pero leí en comentarios de foros que si no está el router en la misma habitación o hay una distancia algo amplia, la conexión no es buena, con lo que valoramos la 3ª opción.

3. PLC. Es un aparatito que va por la instalación eléctrica y a través de ella transmite datos (internet, vaya). A mí me costó entenderlo, pero es simple, son sólo 3 pasos: Conectar el adaptador al enchufe, conectar el cable del red al adaptador y al router en un caso y tele en el otro y pulsar el botón de encriptación para que se sincronicen. Y listo.

PLCEn esta foto podéis ver la imagen que viene en la caja y en la que explica más visualmente el uso del PLC, por si os pasa como a mí y os cuesta entender así de primeras el proceso.

ConectividadA más aparatitos, más elementos podrás conectar, bien sean televisores, ordenadores, consolas… a todo aquello que quieras que tenga red.

Además, este modelo no te inhabilita el enchufe, con lo que puedes seguir usándolo. Tiene un alcance de 300 metros y el precio es casi el mismo que el aparatito Samsung, sólo que le puedes dar más utilidad.

En fin, de momento funciona correctamente y nos ha dado la solución que queríamos, conectar la tele a internet, y además, con el programa All Share de Samsung, podemos acceder a la carpeta compartida del ordenador sin necesidad de DVDs, pinchos USBs o discos duros externos desde los que ver las series. Todo un acierto que recomiendo.

Por fin la tele no se reinicia sola

Hace unos días os comentaba que mi tele Samsung se reiniciaba sola, al parecer sin ningún motivo. Bueno, hoy en día todos estos aparatos modernos que nos rodean que dicen que son inteligentes y nos facilitan la vida, a veces también nos la complican… porque ya me contaréis qué necesidad tengo de asustarme por las mañanas al ver la tele encendida…

Pues bien, tras leer en foros, buscar en san google, e intentar mil historias, toquetear todos los menús de configuración de la televisión, parece ser que el problema estaba en el reloj. Sí, desde que está desmarcada la opción de que actualice la hora no se ha vuelto a encender con nocturnidad y alevosia. Así que si os pasa, probad no sea que vaya a ser eso…

No sé si se solucionará así en todos los modelos… Leí que a gente le pasaba por tener conectado por HDMI un dvd o una consola, pero en nuestro caso tan sólo teníamos conectado un disco duro extraíble, y aunque lo dejáramos desenchufado del usb, se seguía encendiendo, y no volvía a la pantalla de televisión o de usb, sino de Ext, es decir, de los HDMI…

En fin, de momento no ha vuelto a pasar, y espero que así siga. Está muy bien que la tele se actualice sola para que no se quede obsoleta, que puedas ver archivos que tienes en otro dispositivo (ordenador, móvil), que el móvil te sirva de mando, que tengas internet… pero señores de Samsung, si una televisión, o aparato en general, tiene todos esos “avances”, qué menos que no tenga ese desajuste que te vuelve loco y te hace pensar que tienes fantasmas en casa.

Las series en la televisión en España

Ya he hablado en varias ocasiones sobre las series de televisión, y me defino como serieadicta, de hecho tengo pendiente un post, o varios sobre Series Terminadas, me quedé en la tercera entrega y desde entonces he terminado alguna más, con mejor o peor suerte. Y también he empezado otras que aún estoy viendo, ya os comentaré.

El caso es que hoy vengo a hablar de las series de televisión, y en concreto de su emisión en España. No tengo televisión de pago, así que sólo puedo hablar de las cadenas que emiten por la TDT. Ya mencioné anteriormente que la televisión estaba muy mal, que no me gustaba seguir las series en directo por los continuos cambios de horario de emisión, contraprogramación, temporadas que dejan de emitir a medias… en fin, que vuelven loco al espectador. Bueno, pues hoy me he encontrado con esta entrada de vayatele y me ha dado por retomar este tema.

Me ha resultado curioso lo que se menciona sobre que el prime time se ha ido retrasando porque el espectador se sienta a ver la tele después de cenar y el pico de máxima audiencia suele ser sobre las 22.45. Lo que refuerza más mi teoría de por qué no sigo las series (o programas en su defecto) en su horario de emisión, y es que yo, a esa hora, es cuando me estoy preparando para irme a dormir.

Pensaba que se había ido retrasando el prime time por la emisión de fútbol, y es que cuando hay partidos de Champions, Copa del Rey o UEFA que empiezan a las 20.45 y terminan a las 22.30 arrastran a que el resto de cadenas metieran relleno hasta la hora de finalización del partido y ahí ya comenzar la guerra de audiencias y contraprogramación. Pero parece ser que es que cada vez nos sentamos más tarde a cenar y a ver la tele… en fin, qué se yo del resto de los espectadores.

También está esa costumbre de emitir dos capítulos seguidos de una misma serie, a veces el segundo es repetido y lo emiten en un orden que no viene a cuento, pero, ¿qué pasa cuando no lo es? Pues que te toca esperar hasta la una y pico de la madrugada, con sus consiguientes anuncios hasta que el capítulo acabe… Me parece una forma de quemar las series… pero si dicen que es lo mejor para el espectador…

No sé, hace tiempo que decidí qué serie elegir y cuándo quería verla, y perder una hora viendo un capítulo cuando en realidad dura 42 minutos… pues como que no va conmigo… y menos teniendo en cuenta que cortan los capítulos cuando les parece, bueno, supongo que será cuando la publicidad sale más rentable, claro, pero no tienen para nada en cuenta la trama y cuando vuelves de la pausa, después de recoger la mesa, bajar la basura, ponerte el pijama, prepararte las cosas del día siguiente, lavarte los dientes… al final no sabes ni lo que estabas viendo.

Y la verdad es que ahora me da hasta pereza ver algo en la tele, porque sabes que en unas horas lo vas a tener disponible vía web… por ejemplo Españoles en el Mundo, Tu cara me suena… son programas que me parecen entretenidos y que puedes ver a la carta en las webs de sus canales sin tener que trasnochar.

¿Vosotros seguís la tele en directo, o a la carta?

El Jet Lag y la alteración de los biorritmos

Los que me seguís y conocéis sabéis que me encanta viajar, eso sí, como soy tan cuadriculada, en cuanto me alteran los biorritmos, lo paso fatal. Así que, cuando viajo y tengo que cambiar la hora al final me paso unos días que no sé ni dónde, ni cuándo vivo, cuándo tengo hambre o sueño. Y claro, si son unas vacaciones cortas es un fastidio porque te pasas más tiempo intentando adaptarte que disfrutando del destino. Y lo peor es que cuando vuelvo necesito un par de semanas para volver a ser yo.

Esta mañana leía en diariodelviajero.com sobre Jet Lag Rooster, una web que te hace más llevadero esto del cambio horario y te ayuda a adaptarte a la nueva rutina. Podéis ver en la web, si os manejáis con el inglés, cómo introduciendo los datos del viaje, te da unas pautas a seguir.

Realmente es como cuando los niños van a volver al cole después de las vacaciones de verano, que los expertos recomiendan ir acostumbrándoles poco a poco a acostarse pronto y levantarse antes. Es decir, en vez de acostarse a las 11 y levantarse a las 10, pues adelantar la hora de irse a dormir a las 10.30 y levantarse a las 9.30. Dos o tres días después adelantar las horas otros 30 minutos… y así hasta llegar al día de la vuelta al cole en la que no les alterará el madrugón. O al menos no tanto.

Supongo que esto sirve si vas a viajar a una zona con no mucha diferencia horaria, pero recuerdo mis dos viajes a Estados Unidos, sobre todo el último a la Costa Oeste con tanta diferencia horaria, que son 9 horas, y ni por mucho que te vayas adaptando, ni por mucho que descanses antes del vuelo, o durante… Al final los primeros días vas a traspiés. Aunque cuando viajé a Nueva York había 5 horas de diferencia porque fue justo la semana que se cambió la hora en España, pero en Estados Unidos todavía no y tuve dos cambios horarios… así que más descontrol.

No sé, intentaré probarlo la próxima vez que haga un viaje de larga distancia, pero creo que mi cuerpo tiene una rutina demasiado asentada como para cambiarla en una semana para tan poco tiempo de vacaciones… En fin, ya os contaré.

¿Alguien tiene una tele Samsung que se reinicie sola?

Pues eso, que desde hace unas semanas tenemos una tele Samsung nueva, por las noches la apagamos antes de irnos a dormir, y por la mañana está encendida en modo “ext” que se queda la pantalla en negro pero con cierta luz…. Muy raro todo…

¿A alguien más le ha pasado? Estoy por llamar a Íker Jiménez…

Ultimando detalles en casa

Hace mucho que no escribía sobre los avances en casa, el motivo de estos parones es que ya lo que vamos haciendo poco a poco no es tan llamativo como cuando pintábamos una pared, que se veía el cambio de golpe.

Ahora estamos en la fase de poner rodapiés, junquillos, guardavivos, sellar remates…

rodapié

Lo de poner el rodapié puede parecer fácil, pero antes hay que medir, cortar… y eso es lo complicado, tiene que cuadrar al dedillo, y necesitas herramientas adecuadas, como una ingletadora

ingletadora

Y para lo que quede desigual, silicona de color madera.

Paralelamente empezando a colgar cuadros y elementos decorativos…

pasillo 2

pasillo

La obra de El Escorial parece esto. Poco a poco… a ver si pronto podemos empezar a recoger trastos, ordenar, poner cortinas, y pasar un fin de semana en el sofá…