Love it or List it

Hace un par de días os hablaba de Man v. Food, un reality que me tiene enganchada. Pues hoy os traigo otro de temática totalmente diferente: Love it or List it (en España lo emiten como Tu casa a Juicio).

Es un programa de decoración de la televisión canadiense, de 5 temporadas, por el momento. Esto de la decoración me gusta, y más con una casa en reforma de por medio… nunca sabes de dónde puedes sacar ideas, aunque claro, el tipo de casa, la distribución, los m2… difieren bastante con nuestro concepto de vivienda.

En cada episodio vemos a una familia que no está a gusto con su casa, al menos uno de los miembros de la pareja. Siempre hay uno que quiere reformar y quedarse, y otro que quiere vender. Y ahí es donde aparecen Hilary y David, la diseñadora y el agente inmobiliario. Mientras ella intentará reformar su casa para que se queden en ella, él intentará por todos los medios encontrarles una casa mejor a la que mudarse y olvidarse de los quebraderos de cabeza que les da la actual.

Los propietarios le darán un presupuesto a la decoradora para que mejore la casa, y a la vez otro al agente para que les busque hogar. Normalmente el dinero destinado a mejorar la actual es muy poco y sin embargo el que le dan a David para la nueva es altísimo, desproporcionado a los precios que barajamos aquí. Háblame de burbuja inmobiliaria… ¡ja!

Además, este presupuesto está supeditado a unos requisitos mínimos, tanto para quedarse, como para mudarse. La mayoría busca más almacenamiento, actualizar el sótano, reformar una cocina pequeña (bueno, le llaman pequeña a las nuestras) una casa con espacios abiertos, uniendo cocina, sala de estar y comedor, tener un baño extra, e incluso una habitación más porque la familia creció desde que se compraron las casas. Y muchas veces las casas están arquitectónicamente tan mal, que el presupuesto de Hilary se queda bastante mermado al tener que reforzar vigas, cambiar tuberías o toda la instalación eléctrica. Sin embargo David a menudo sobrepasa el precio que le ponen los compradores.

Por lo general, lo que me dice la experiencia después de programas y programas, por muy estupenda que sea la casa que les ha encontrado David, si Hilary consigue reformar un sótano o cocina, sobre todo cocina, se quedan. Si no les consigue ese baño o dormitorio extra… se van.

¿Queréis apostar? Echadle un ojo al programa