Crucero Fiordos Noruegos. Resumen Final

Como habéis podido comprobar a lo largo de las etapas: Copenhague, Oslo, Stavanger, Bergen, Olden, Hellesylt y Geiranger, el crucero fue una pasada. O al menos a mí me encantó. Pero claro, hay que tener claro lo que se va a ver y las preferencias de cada uno. A mí me encanta viajar, el trajín de descubrir cada día una ciudad, pueblo o paraje nuevo, me gusta la naturaleza, el clima nórdico… lo único que no me gusta tanto son los barcos, pero es un mal menor que hay que pasar si se quieren ver tantas escalas en tan pocos días.

Como ya he ido comentando, el crucero fue de menos a más. Bueno, empezamos fuerte con la aventura en Copenhague y la inundación, claro, pero en cuanto a quedarte con la boca abierta, o quedarte parada mirando un paisaje y disfrutándolo… sin duda, fue de menos a más. Me pareció una buena elección este itinerario en el que ves primero las dos capitales, que son más grandes, bulliciosas, con sus transportes públicos bien comunicados, sus museos… luego pasas a Stavanger y Bergen, ciudades pero con aspecto de pueblecillo, en los que tienes mucha más montaña, con el Museo de la Edad de Hierro, las espadas o el puerto de Bergen y las vistas desde el monte Fløyen; y finalmente el glaciar (quién me iba a decir a mí que vería uno) y el fiordo de Geiranger. En fin, perfecto de inicio a fin.

Como ya habéis visto, la comida estupenda y variada.

La elección de turno de comida fue la adecuada porque pudimos disfrutar del espectáculo después tomando algo tranquilamente como queríamos.

La atención de la tripulación y la animación muy correcta. Había días en los que la animación era algo más sosa, pero fue variada, que si espectáculos de magia, bingo, patinaje sobre hielo, musicales, acrobacias y números de circo, monólogos… no siempre te puede gustar todo, claro… Pero si no quieres ir al salón de espectáculos, siempre tienes la discoteca u otros salones en los que simplemente disfrutar de la copa y de la música en compañía.

Y hablando de compañía, es un tema que no he mencionado. Para el desayuno y comida tienes la opción de buffet, pero para la cena no, es menú, como ya os mostré. Pues bien, cuando eliges turno al contratar el crucero, la compañía va tomando nota de las características de cada reserva y agrupa en el salón. Por ejemplo, si vas con un grupo en el que sois 4 parejas, indicadlo al contratarlo para que os pongan juntos. Si no, os asignarán con gente más o menos en situación similar a la vuestra.

En el crucero de Pullmantur había básicamente dos grupos diferenciados: recién casados y bodas de plata. Luego algún grupillo suelto de una familia, o amigos… o gente como nosotros que íbamos en pareja pero sin ser recién casados ni bodas de plata. Pero éstos eran los menos… creo que si quitamos a los casados, el resto suponía un 5%. A nosotros nos tocó con dos matrimonios de luna de miel de edades parecidas a las nuestras.

Pues bien, en este la media de edad era totalmente diferente. El crucero a los Fiordos, por lo menos al que fui, era una opción de gente de más de 50 años, bien matrimonios en bodas de plata, bien grupos de amigos, alguna familia con hijos pequeños, alguno de luna de miel… pero aquí el 5% fácilmente seríamos los de la media de edad de 30 años. Se notaba sobre todo en la discoteca, que estaba siempre muerta. En este caso, nos tocó una mesa de 6 también, con dos matrimonios de 30-35 años.

La diferencia de edad en la elección de un crucero u otro no sé si se debía a que uno es más de playa, más propicio para luna de miel y el otro más de montaña. O que el de los Fiordos cuesta el doble que el Rondó Veneciano… o la suma de ambos factores, no sé. Lo que también noté, por la conversación con los matrimonios de Santander el día del glaciar, es que el que hace el de los Fiordos ya lleva más de un par de cruceros a sus espaldas. No sé si se debe a la edad de los viajeros, o que empiezas por otros destinos y cuando ya no te queda ninguno, te lanzas a los Fiordos…

En cuanto al precio del crucero, recordad que desde que empieza el año podéis encontrar la semana del crucero, que si ofertas en cruceros de hasta el 30% y demás… ésa es la mejor época para mirar, contrastar, conseguir algún descuento… Si no, tened en cuenta que siempre podéis rebajar un poco el importe con la elección del camarote.

Éste fue el nuestro. No es una suite, claro, pero tampoco se hace pequeño, los baños sí que son bastante limitados, pero lo justo para lo que es. Y para nuestro presupuesto.

Os puse monedas danesas pero no noruegas, pues aquí van sus coronas

coronas noruegas

No hay muchas, y es que tampoco cambiamos mucho dinero. Un crucero es caro, te puede salir desde unos 1500€ por persona, según fecha, camarote y demás. Pero lo que tiene de positivo es que luego no gastas más. Por lo menos nosotros que no cogimos excursiones con el barco. Tened en cuenta que una vez fuera del barco no vas a comer, porque ya vas bien comido del barco con tanto buffet, y tampoco te pasas tantas horas fuera. Incluso a veces, en algunas escalas como en Bergen, puedes volver al barco a comer. Así que al final lo que te queda es los transportes o entradas a museos y algún regalo o recuerdo que te quieras llevar. Por eso, tampoco os obesionéis con cambiar mucho importe, y además, en museos y tiendas de regalos podéis usar la tarjeta, que a veces te sale más a cuenta si tu banco te cobra mucha comisión en el cambio de divisas.

No sé todo lo que gastamos porque no lo tengo fresco, pero haciendo así un recuento rápido, sí que os puedo decir en qué nos lo gastamos (regalos fuera, que eso es más personal) y como guardo ticket, aproximadamente algo podremos sacar:

Copenhague: 2 billetes de ida de metro

Oslo: 2 Oslo Pass (Total 460 coronas y ya incluía museos y transporte)

Oslo PassStavanger: Bus a las espadas (dos billetes de ida y vuelta total 104 coronas) y bus de vuelta desde la Granja de la Edad de Hierro.

bus y paradaBergen: Funicular (70 coronas por persona)

FunicularOlden: Bus al glaciar (2 billetes de ida y vuelta total 164 coronas)

ticket busGeiranger: Nada porque la ruta fue a pie.

En Coronas Danesas ya veis que con el mínimo podéis sobrevivir… porque sólo gastamos dos billetes de metro. Si el banco os cobra mucha comisión, ni os lo planteéis. Buscad una oficina de cambio allí directamente, o intentad pagar con tarjeta (aunque creo que las máquinas del metro no las aceptan).

En Coronas Noruegas: 460 (Oslo) + 156 (Stavanger) + 140 (Bergen) + 164 (Olden) hacen un total de Nok 920. Que al cambio son aproximadamente unos 120€. Es decir, menos de lo que habríamos pagado por una excursión al glaciar los dos. Además, hay que sumar unos 100€ por persona en concepto de propina, que te cobran sí o sí y paga todo el mundo. Así que en total 320€.

En fin, que nos lo pasamos bien, nos gustó y además se ajustó a nuestro presupuesto. ¿Os animáis? ¿Ya lo habéis hecho? ¿Os planteáis hacer otro?