Viaje a Cádiz I: Jerez de la Frontera

Hace casi un mes que no escribía, y aprovechando que ahora tengo algo más de tiempo aprovechando la jornada continua, quiero escribiros sobre la rutilla que hicimos por la provincia de Cádiz.

A finales del mes de abril aprovechamos unos días para hacer una escapada al sur de España. Teníamos pendiente desde hace tiempo el visitar tierras gaditanas, pero como no somos de pasar calor, pues no encontrábamos las fechas oportunas. Nos fuimos cuatro días que fueron muy intensos y en los que aprovechamos para ver varios pueblos y ciudades.

La verdad es que fue difícil organizar este viaje, pues preguntara a quien preguntara sobre Cádiz, qué ver, dónde alojarme y demás todo el mundo me hablaba de playas y que Cádiz para ver y hacer turismo… pues que no tenía mucho. Afortunadamente, en la web de la ciudad hay un montón de archivos que te puedes descargar y configurar una ruta a tu gusto. Así pues, con mapa en mano y el ordenador delante, buscamos la zona más propicia para alojarnos y tener todo a mano. Y la ciudad elegida fue Jerez.

Jerez es lo suficientemente grande como para tener una buena oferta hotelera, y además está a media hora (40 minutos a lo sumo) de un montón de destinos, así que nos venía perfecto para establecer el campamento base. Sí que es cierto que debido a la cercanía con el GP de motociclismo, había hoteles que el precio estaba algo alto, pero encontramos un NH cerca del centro, a diez minutos paseando, y bien de precio.

Y allí que llegamos, a media tarde de un lunes lluvioso en el que no había nadie por la calle…La verdad es que pasear haciendo turismo con el paraguas no es lo idóneo, pero la verdad es que me gustó Jerez. No seguimos ninguna ruta, sino paseando hacia el centro sin más, y descubrimos la Catedral, varias iglesias, zona peatonal con tiendas…

Mapa Jerez

Teníamos el hotel a unos 10 minutos del centro, así que nos dirigimos hacia allí entrando por el convento de Santo Domingo, recorriendo plazas, viendo un par de iglesias y basílicas, siguiendo hasta la Plaza del Arenal, bordeando por la zona del Alcázar y las Bodegas del Tío Pepe hasta llegar a la Catedral.

Estuvimos un par de horas caminando, cogimos comida de camino y nos fuimos al hotel a cenar y descansar del viaje.

La verdad es que la ciudad estaba desangelada, lógico por la lluvia, pero se notaba que le faltaba algo, o quizá es porque después del bullicio de Madrid, estar en una ciudad sin gente se te hace raro… Y no sé si raro, pero al menos sí curioso, me pareció que mantengan una estatua ecuestre de Primo de Rivera.

Es jienense, ya lo sé, y es Historia de España, también lo sé, pero teniendo en cuenta todo el jaleo que se montó con las de Franco, no sé, no me esperaba que quedase alguna de cualquiera de los dos por tierras de España.

Por otra parte, no deja de llamarme la atención lo devotos que son los andaluces con sus imágenes, y aquello de que vayas paseando y encuentres vírgenes en adoquines de la pared, o puertas que te llevan a una minicapilla donde hay un Cristo y mil ofrendas.

En fin, que aunque Jerez es pequeño, merece el paseo, tiene cosillas para ver y hacer. Nosotros no entramos ni en bodegas ni a exhibición de caballos, pero si tenéis interés en alguna de esas visitas, no dudéis en preguntar en el hotel donde estéis alojados o en información turística, que seguro que os podrán indicar, ya que prácticamente es lo que venden de la ciudad. Nosotros íbamos con poco tiempo y obviamos ambas cosas.

Próxima parada: Cádiz.

Baño reformado sin obra

Según las estadísticas de wordpress, la entrada en la que os hablé de la reforma del baño es la que más visitas tiene. Imagino que porque cuando va llegando esta época hacemos repaso de lo que hay que hacer en casa como pintar, reformas, limpieza general, un lavado de cara, vaya. Y claro, dado que con la crisis nos pensamos mucho eso de gastar, pues hacemos uso de google y buscamos opciones en las que podamos hacerlo nosotros mismos y no nos afecte mucho al bolsillo.

En fin, que el otro día revisando el post, vi que no os había puesto cómo quedó el baño terminado. Os enseñé cómo estaba cuando compramos la casa, cómo fue cambiando con el pintado de azulejos y suelo vinílico… pero desde estas fotos, ha habido cambios.

BañoEn la primera de ellas podéis ver que no había mampara, y en la segunda no está el embellecedor del enchufe y se ven unos agujeros en los azulejos. Pues bien, os quería enseñar cómo está el baño a día de hoy.Baño 1Ya hay mampara, en este caso elegimos una hoja móvil, de forma que no es tan claustrofóbico cuando estás al lado del mueble, elegimos una sencillita de Bricomart que creo recordar que no llegó ni a los 50€ y la montamos nosotros (bueno, los manitas con un taladro y un poco de silicona).

Por otro lado, si miramos hacia la izquierda, encontraremos que ya hay embellecedor del enchufe (no encontramos morado y acabó siendo rosa) y que ya están tapados los agujeros que tenían los anteriores dueños con un par de cuadros. En este caso hemos puesto uno que cubre ambos. Fue un hallazgo de estos inesperados… basta que lo vayas buscando, recorras tiendas y tiendas y no encuentres uno que te guste, y otro día, sin embargo, en el que vas buscando otra cosa, acaba en tus manos… Baño 2El mueble que veis sobre estas líneas, es de la serie Godmorgon de Ikea, concretamente este. La verdad es que con el mueble bajo lavabo el almacenaje está prácticamente cubierto, pero nunca viene mal, además, también teníamos los agujeros que tapar y venía que ni pintado, blanco alto brillo como el mueble, de líneas rectas, sin embellecedores que combinar…

La balda que hay sobre el radiador la teníamos de la otra casa, estaba en la entrada y venía muy bien como vacia-bolsillos, en este caso nos encajaba perfectamente para poner unas velas, un ambientador, unos adornillos….

En cuanto a los azulejos, he de decir que siguen igual, no se va la pintura, también es verdad que no es un baño que usemos a diario para ducharnos, por lo que no tiene mucha humedad que acumular… La parte del lavabo que suele quedar salpicada de lavarte no se ha ido, y la limpieza siempre que uses un producto sin lejía, va muy bien.

El suelo sigue ahí bien pegado, no ha dado tampoco ningún problema, se friega bien, no se despega, le da calidez al suelo… Sí que es verdad que donde más se pisa se nota por dónde van las baldosas de debajo… pero en conjunto, es una nimiedad.

Vamos, que después de unos 6 meses haciendo uso de él, estoy encantada de haberme arriesgado a “reformarlo”

Y vosotros, ¿Os animáis a darle un lavado de cara a vuestro baño?