Verónica Mars

Hace tiempo os hablé de Verónica Mars, una serie que a priori parece juvenil, de instituto y en plan culebrón adolescente sin más pretensiones, pero nada más lejos de la realidad. Es (era) una serie con un trasfondo mucho más profundo, con personajes que tienen traumas bien arraigados, asesinatos, violaciones, intercambio de bebés al nacer, drogas, pandillas y todo regado con ese humor sarcástico, con alusiones audiovisuales o citas literarias y musicales. Los títulos de sus capítulos siempre eran juegos de palabras haciendo referencia a éstas. Es una serie dentro del género negro, con esa fotografía en tonos oscuros (sobre todo el despacho de Investigaciones Mars con las típicas persianas de lamas), esos flahsbacks, esas esperas en el coche con el sabueso (Backup) como acompañante. Los diálogos entre padre e hija… La voz en off de Verónica que nos guía a través de cada capítulo.

Y es que por algún motivo la serie lleva el nombre de la protagonista, es que ella es quien engancha. Una adolescente rubia, vengativa, con una lengua viperina y rápida, con mucha inventiva, valiente; pero también vulnerable y dulce como una nube (ese apodo, Marshmallow, que tomaron los fans para referirse a ellos mismos como seguidores de Verónica). Me encanta ese carácter de ella, esa ironía, ese ingenio, esas frases que dejaban a su contrincante dialéctico sin más que decir y con la boca abierta. Kristen Bell lo borda. Y cómo no, en este género noir no puede faltar el compañero romántico. En este caso, Verónica tendrá su chico duro de instituto, el niño malo: Logan Echolls.

En fin, que por todo esto es una serie que engancha, que merece la pena ver, y que era una pena que acabara como acabó. Tras tres temporadas, en 2007, no la renovaron porque salía cara y los fans montaron una campaña para que volviera, pero no sirvió. No pudo seguir adelante. Sin embargo, con el tiempo, Rob Thomas, el creador, y Kristen Bell, dejaban caer continuamente que les gustaría seguir la historia, de hecho fueron a la Warner a pedir financiación, pero les dijeron que no interesaba. Así que, se necesitaban 2 millones de dólares para poder financiar una película, y Rob y Kristen se plantearon que quizás si los fans donasen lo que pudiesen o quisiesen…

Y en marzo del año pasado se inició una campaña para recaudar fondos. El objetivo: conseguir esos 2 millones en un mes. Quien pusiera su granito de arena, o sus dólares, podría obtener un regalo, bien un guión de la película, acudir al estreno, merchandising, conocer a los protagonistas… Pero los fans no necesitaban muchos alicientes, llevaban seis años pidiendo más historias de Verónica Mars y en once horas se llegó a la meta. Así pues, con esos datos, estaba claro de que los fans iban en serio cuando decían que querían más de su Marshmallow.

Un año más tarde, el 14 de marzo de 2014 se estrenó la película a nivel mundial. En España saldrá en DVD directamente, no la han emitido en los cines. La vi hace unas semanas y sólo puedo decir que me he quedado con más mono de Verónica, con ganas de rescatar los DVDs de la serie y tragarme de nuevo las tres temporadas del tirón y ver qué redescubro.

La película parte de la reunión del décimo aniversario de la promoción de Neptune. La típica fiesta que hacen los americanos para reencontrarse con aquellos que no soportaban cuando eran unos púberes. Verónica que se marchó de la ciudad cuando dejó el instituto no piensa volver, pero la muerte de la novia cantante de Logan y el hecho de que este sea acusado de asesinato, harán que la rubia protagonista ahora aspirante a abogada en Nueva York, cruce el país para volver a California y ayudar a su antiguo amor a encontrar abogado que le defienda.

Durante el metraje de la película veremos aparecer a los personajes que giraban en torno a Verónica: Dick, Mac, Weevil, Wallace, Vinnie Van Lowe… pero para mi gusto, la trama va tan rápido que apenas sabemos de ellos. Me gustaría haber visto más a Mac, cuyos diálogos con Verónica eran para aplaudir.

Pero en general, se recupera el tono de la serie haciendo guiños a ella (el A long time ago we used to be friends o la posible continuación en su día como agente de FBI). Volvemos al instituto, a Neptune, a los personajes odiosos, a las injusticias, a Investigaciones Mars…Se mantienen los diálogos rápidos e irónicos, las referencias culturales, la voz en off que nos guía…

Ahora queda saber si habrá secuela. Aunque una película cada “x” años no me parece suficiente para el hueco que ha dejado esta serie. Sin duda, una SERIE (sí, en mayúsculas). Voy a buscar los DVDs, se avecinan días de sofá, serie y palomitas. La mantita creo que esta vez sobra.

5 comentarios en “Verónica Mars

  1. Pingback: Series Terminadas XII | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Series Terminadas XIII | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Nueva serie a la lista “para ver”: iZombie | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Nueva serie a la lista “para ver”: The Good Place | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Serie Terminada: Flashpoint | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.