Crucero Capitales Bálticas. Etapa II: San Petersburgo II

Tras el ajetreo del primer día, salimos este con el mismo sistema del anterior, aunque el control de pasaportes fue algo más rápido. Mientras que el primer día nos quedamos en San Petersburgo, este hicimos excursiones a las afueras. Nos llevaron en autobús y durante el recorrido vimos la Rusia profunda, la Rusia soviet, con esos edificios típicos, con los trolebuses y los carteles en cirílico.

San Petersburgo

San Petersburgo

San Petersburgo

Nuestra primera parada fue el Palacio de Peterhof, un conjunto de palacio y parque a unos 29 km de San Petersburgo. Toma este nombre tan alemán de la ciudad donde se encuentra (llamado antiguamente Petrodvoréts). El conjunto de palacio y parque forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

Palacio de Peterhof

Consta de un Palacio Grande de estilo barroco y un gran parque lleno de jardines y fuentes con estaturas doradas, cómo no, al más puro estilo ruso.

Palacio de Peterhof

Palacio de Peterhof

Fue la residencia de los zares hasta 1917, a partir de ahí, se convirtió en museo. En la Segunda Guerra Mundial llegaron los alemanes y lo invadieron, pero afortunadamente, antes de su asedio se pudieron salvar cuadros, objetos de decoración y estatuas que se llevaron a Siberia (vete allí a por ello). Tras la marcha de los amigos de Hitler, se comenzó a restaurar el Palacio.

Palacio de Peterhof

La zona ajardinada se divide en dos parques, el Superior, con cinco fuentes, y el Inferior que tiene más de 100 hectáreas.

Jardines Peterhof

Fuentes del Peterhof

Al parecer lo llaman el Versalles ruso. Está bien el encuadre bucólico y verde, con las fuentes, los caminos, pabellones y demás, pero me quedo con La Granja. A mí este estilo tan saturado de decoración y de oros me supera. Y es que en general, no soy mucho de palacios, al menos por dentro, el Palacio Real de Madrid por fuera me parece un edificio emblemático.

Fuentes Peterhof

Por cierto, que por la zona del palacio hay dos personajes disfrazados de los zares, para que te hagas la foto y mueras al acercarte, porque no quiero ni pensar cómo huelen debajo de esos trajes. Por cierto, los rusos… eh, muy rusos, esa cara tan eslava, tan soviet. Aún buscamos a las rusas guapas.

San Petersburgo

Cuando salimos del Palacio, eran las 2 y nos llevaron a comer. De nuevo el mismo menú que el día anterior: sopa (aunque esta con una salsa blanca agria que había que mezclar), la ensaladilla y el crep. Lo único que varió fue el filete ruso empanado que nos lo sustituyeron por ternera en salsa con patata. No soy nada amiga de la ternera, pero he de reconocer que con la salsa estaba muy rica.

Comida

Tras reponer fuerzas y echarnos la siesta por el camino, nos llevaron al Palacio de Catalina en Pushkin. Recibe este nombre porque Pedro el Grande se lo regaló a su mujer. Después su hija Isabel la Gastona se encargó de remodelarlo y dejarlo al estilo ruso. Vamos, recargado a más no poder dejándose la herencia paterna en el camino. De ahí su apodo.

Palacio de Catalina en Pushkin

El edificio, con los típicos colores del barroco ruso: azul, blanco y dorado, es diferente a lo que tenemos por este lado de Europa. Sí, hay grandes salas, butacones tapizados, cuadros, decoración… pero es todo más. Más recargado, más decorado, con más cuadros, con más detalles…

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

Sala Peterhof

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

Palacio de Catalina en Pushkin

La joya del Palacio es la Sala de Ámbar, la única en la que no se pueden hacer fotos. El nombre lo dice todo. No es que tenga adornos en ámbar, es que las paredes están recubiertas de trozos de ámbar por todos lados. Y donde no lo hay, pintaron la pared de un color similar y pusieron espejos. Una saturación. Fue un regalo de Wilhelm I de Prusia a Pedro el Grande, ya que el zar lo había alabado (yo creo que Guillermo estaba deseando deshacerse de ella). En un principio la pusieron en el Palacio de Invierno, en el Hermitage, pero Isabel la Gastona se la llevó a Pushkin para recargar más el palacio. La que se puede visitar hoy en día está restaurada, ya que los alemanes hicieron de las suyas y se llevaron los paneles.

Palacio de Catalina en Pushkin

También se pueden encontrar trajes y objetos que pertenecieron a los zares

Vestimenta zares

Esta visita se me hizo algo cansina, no sé si por la acumulación de estilo ruso, por el tiempo en el bus, por el cansancio acumulado, o por el tiempo que estuvimos esperando antes de entrar. Supongo que también influyeron los 30º que teníamos allá por el 14 de julio. Por cierto, antes de entrar, te tienes que poner unas calzas para proteger el suelo del palacio.

Protección

Para finalizar el tour y el día, nos llevaron de vuelta a San Petersburgo para ver la Fortaleza de Pedro y Pablo y la catedral del mismo nombre. Cuando Pedro el Grande escogió una de las pequeñas islas del delta del Neva para construir la nueva ciudad, comenzó con esta fortaleza para protegerse de los ataques por el Báltico. Hoy en día la zona de la fortaleza sirve de playa para los rusitos, que se van a tomar el sol y ponerse morenos. Según nos contó nuestra guía, hay zonas en donde te encuentras nudistas, de hecho, vimos a un señor en tanga sin ningún tipo de pudor. Debe ser que tienen tan pocos días de sol que intentan aprovecharlos al máximo.

Nudistas

La catedral es mucho más sencilla, al menos por fuera. Me sorprendió, e incluso me pareció insulsa y todo.

San Petersburgo

San Petersburgo

San Petersburgo

Para finalizar, nos llevaron de vuelta al barco pues zarpábamos a las 20 horas rumbo a Finlandia.

En algún momento de la excursión, no sé si fue el primer día o el segundo, nos llevaron de compras a una megatienda. Deben tener algún tipo de acuerdo y los guías llevan sus excursiones allí y se llevarán comisión. Allí nos dejaron como una hora de libre disposición para comprar souvenirs, degustar vodka y pasar por el baño. Entre los recuerdos típicos de Rusia no pueden fallar el vodka, el caviar (aunque en el barco no podíamos subir comida), las matrioscas – que puedes encontrarlas sin decorar para que las pintes, o decoradas con mejor o peor gusto-

matrioscas

joyas de ámbar

joyas de ámbar

y los famosos huevos de Fabergé.

huevos de Fabergé

Yo no conocía la historia de estos huevos, pero los vimos por todos lados. Al parecer es un tipo de joya que creó el señor Fabergé para los zares de Rusia y desde entonces se consideran una gran obra maestra de la joyería. A mí me parece que reflejan ese estilo ruso de decoración en demasía. La historia es como la del huevo Kinder. Alejandro III encargó un huevo de Pascua para su esposa, la emperatriz María. A partir de ese día, cada año por la misma fecha, encargaba un huevo para la zarina con la condición de que fuera único y que tuviera una sorpresa. Le faltaba lo de que fuera comestible para que cumpliera con los tres deseos del dulce.

Por cierto, que no he comentado nada del cambio de moneda. Y es que la excursión tenía precio en Euros, y con nuestra moneda pagamos. Como te llevan, te traen, sacan las entradas y demás, no gastas nada. Lo único, los recuerdos, y en la tienda aceptaban Euros, Dólares y Rublos. Quizá el cambio esté un poco redondeado, pero si sólo vas a comprar cuatro recuerdos, como nosotros, no compensa llevar rublos. Y si no, siempre puedes pagar con tarjeta.

Próxima parada: Helsinki.

Anuncios

3 comentarios en “Crucero Capitales Bálticas. Etapa II: San Petersburgo II

  1. Pingback: Crucero Capitales Bálticas. Etapa III: Helsinki | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Crucero Capitales Bálticas. Etapa II: San Petersburgo | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Crucero Capitales Bálticas. Conclusiones | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s