Obras en casa XII: Dándole un lavado de cara al pasillo

Retomo esta serie de entradas que dejé aparcada a finales de 2012. Por aquel entonces acabábamos de comprarnos la casa y nos habíamos mudado tras darle una mano de pintura a la casa, cambiar el suelo y renovar uno de los baños. Sin embargo, el pasillo nunca terminó de encajarnos, ya que fue un problema tras otro.

Nada más comenzar nos encontramos con un problema: el papel pintado. Tenemos un pasillo con bastante largo en forma de L que estaba completamente empapelado, pero no sólo las paredes, sino que también subía por el techo un par de dedos hasta su unión con la escayola. Fue un trabajo largo, arduo y con muchos quebraderos de cabeza porque no salía ni para atrás. Hubo que mojar, meter espátula, dejarse los dedos, volver a mojar, más espátula, horas, horas y horas.

Papel pintadoCuando parecía que lo habíamos conseguido, lijamos la superficie un poco para quitar restos de pegamento. Después, tapamos picotazos, imperfecciones y agujeros de colgar cuadros con masilla.

Pasillo

Y por fin llegó el momento de pintar. Teníamos elegidos dos tonalidades de verde. Y nos pusimos a pintar. Dejamos secar y cuando fuimos a dar la segunda capa… SORPRESA. La pared repelía la pintura. ¿Cómo es eso? Pues la pared empezó a agrietarse y a hacer burbujas. No, burbujas no, grandes burbujas. No todas las paredes, especialmente pasó en 3 ó 4, pero suponía la mitad del pasillo.

Pensamos que quizá se debía a que el pegamento del papel pintado hacía que la pintura no agarrara bien, pero no, parecía cosa del yeso. Así que llamamos a un albañil que nos raspó las paredes, echó yeso, volvió a raspar y de nuevo a echar yeso, porque también se le ahuecaba.

Finalmente, volvimos a pintar las paredes que nos habían dado problemas. Aquí podéis ver una de las más problemáticas al fondo.

Pasillo

Pues bien, tres años más tarde (cómo pasa el tiempo) la cosa ha ido a peor. Han vuelto a salir las burbujas, los huecos y grietas. Así que decidimos que para esta primavera tocaba arreglarlo.

pasillo marzo 16

Y que lo dejaríamos en manos expertas. Y ahí estamos, nos hemos pasado el fin de semana despejando las paredes, quitando zapateros, el gran espejo que teníamos a la entrada y el bosque. Hoy empiezan, espero que no les lleve más de una semana y que quede por fin solucionado. Cruzaremos los dedos.

4 comentarios en “Obras en casa XII: Dándole un lavado de cara al pasillo

  1. Pingback: Obras en casa XIII: Dándole un lavado de cara al pasillo II | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Momento Antidiógenes | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Obras en casa XVII: Dándole un lavado de cara al pasillo VI | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Obras en casa XVIII: Dándole un lavado de cara al pasillo VII | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.