El día de la marmota

Muchas cosas han pasado desde febrero que escribí sobre las elecciones del 20D. Bueno, en realidad, muchas cosas han pasado y en realidad ninguna, pues da la sensación de estar en el día de la marmota y que de nuevo estamos encallados. Aunque creo que esta vez no iremos a terceras elecciones.

Los comicios de diciembre compusieron un Parlamento fragmentado, y nos encontramos con un candidato que había ganado las elecciones pero que se echó a un lado para que otros le hicieran el trabajo porque no contaba con los apoyos de ningún grupo. Así pues, el segundo decidió mover ficha y llegó a un acuerdo con el cuarto queriendo incluir al tercero. Pero el tercero no estaba muy por la labor de unirse a esta coalición porque las políticas de la propuesta chocaban contra las de su formación. Le lanzó contrapropuesta al segundo uniéndose con otras fuerzas, pero éste se mantuvo en sus 13 queriendo incluir al cuarto. Ante tal panorama, fuimos a la investidura, y ganó el “no”. Y en la segunda. Según los plazos, deberíamos haber ido a una segunda propuesta de candidato, pero el rey dijo que si hay que ir se va, pero que si estábamos en las mismas, ya si eso, se convocaban nuevas elecciones.

Y allá que nos fuimos. Se abrió la veda y comenzó la campaña – oficialmente-. Podemos e IU lo intentaron de nuevo y negociaron un acuerdo para ir juntos a las elecciones y así sumar los votos de las dos fuerzas y además intentar superar el escollo que tiene IU con el sistema electoral que hace que sume menos escaños que los partidos regionales a pesar de tener más votos. Y nació Unidos Podemos, con sus detractores tanto en un partido como en otro. Los de Llamazares y los de Errejón ya avisaron de que 2+2 no siempre da 4. Pero se sometió a votación de sus militancias, y salió a favor, así que nació la campaña del Corazón. Todo muy flower power. Pablo Iglesias suavizó su discurso y la coalición centró la campaña en hacerle ojitos al PSOE y criticar – desde un tono más moderado que en la anterior campaña – al PP.

Por su lado, Pedro Sánchez basó su campaña en que él había querido formar gobierno, pero que no le habían dejado. Que Pablo Iglesias le dijo no. Y lo repitió hasta la saciedad, una y otra vez. Aunque parece que hay más de una versión en esto. Según Garzón (intermediador entre el PSOE y Podemos en aquella mesa de negociación) comenta en su libro Boceto de un futuro posible que Hernando le pidió que hicieran el paripé como que se reunían, pero que en realidad no hubo tal reunión y que en una posterior “de los cinco o seis negociadores socialistas, al final había momentos en los que solo quedaban dos y esos dos miraban al techo mientras hablaban los demás”. Pero una vez en campaña las encuestas auguraban que Unidos Podemos superaría en votos, incluso en escaños, al PSOE. Así que la estrategia era posicionarse como una víctima, aunque el punto muerto en las negociaciones llegara desde varios bandos.

Ciudadanos centró su campaña en atacar a Unidos Podemos sacando a relucir Venezuela y el comunismo. Incluso Rivera cruzó el charco para intentar ver al líder opositor. También criticó la gestión del PP. Sin embargo, parecía haber un pacto de no agresión entre la formación de Pedro Sánchez y la de Albert Rivera, ¿quizá pensando en un nuevo acuerdo tras las elecciones?

Y el PP siguió en su estilo, que es lo que le funciona. Activó la campaña de yo o el caos. El miedo a lo desconocido, que vienen los rojos, va de retro a los comunistas. Fue curioso sobre todo el ataque a los comunistas. Alberto Garzón, militante del PCE y sin reparo en reconocerlo, que siempre ha pasado como desapercibido sin levantar la voz y siendo considerado uno de los líderes mejor valorados; de repente se convirtió en el foco de la campaña.

Todos los partidos se centraron en aquellas circunscripciones en las que por un puñado de votos sacarían más escaños, concentrando de esta forma la campaña para no saturar y ser más efectivos. Muy claro fue el ejemplo del PP atacando a Ciudadanos con lo del voto útil. Las diferentes formaciones también aseguraron que serían más austeros para reducir el presupuesto, sin embargo, no sería en propaganda electoral, pues a mí me llegaron todos los sobres. Sí que es verdad que Unidos Podemos mandó una carta para los dos empadronados en mi casa, pero también me llegó la de IU, así que al final, doble gasto.

2016-06-30_12.51.02

Hubo debate a 4 que esta vez no vi y eso que me ahorré porque por los resúmenes del día después pareció soporífero, arcaico y encorsetado. También coparon la parrilla televisiva en todo tipo de programas de “entretenimiento” y pseudoentrevistas (incluso con niños) para darse a conocer de una forma más cercana, más campechana. Cada uno con su discurso y sin aportar gran cosa. Al final creo que esto no sirve de nada más que para el público de cada uno.

Y cuando ya estábamos llegando a los últimos días de campaña con ataques enfrentados que si Venezuela, que si corrupción, que si contratos precarios, que si comunismo, que si recortes en sanidad y educación, que si Pablo me dijo que no, que si yo soy socialdemócrata, que si vamos a crear medio millón de puestos de trabajo al día, que si planto una pantalla en Barcelona para ver a la selección aunque otras veces haya dicho que hay que separar deporte y política, que si Zapatero es el mejor presidente de la democracia aunque haya dicho lo de la cal viva… de repente entra en escena una exclusiva de Público.es con unas grabaciones del Ministro del Interior en funciones (y número 1 en la lista por Barcelona) y el jefe de la Oficina Antifrau de Cataluña en las que conspiran para obtener y publicar datos comprometedores (ciertos o no, porque luego la fiscalía te lo afina) contra políticos soberanistas catalanes y así perjudicarles en la consulta del 9-N. Pero aunque en los audios se oye decir al ministro que esto el presidente ya lo sabe, Rajoy se hizo el sueco, dijo que ni siquiera sabía que existía la Oficina Antifrau… todo en su línea. Y el cazado se posicionó como víctima. Lo grave no era lo que ahí se hablaba, que eso es lo habitual que suele tratase entre dos personas con esos cargos y que se había descontextualizado; sino que lo punible es que se habían publicado y que había que abrir una investigación para descubrir al traidor. Aunque desde diferentes frentes se pidió su dimisión y la gente parecía indignada con los audios, lo cierto es que la estrategia del victimismo ha funcionado, porque no sólo el PP ha subido en toda España, sino que también lo ha hecho en Barcelona, la circunscripción del ministro o en otros lugares en los que se han destapado casos de corrupción (de esos aislados). Al final el único que se ha ido (porque le han echado) ha sido el jefe de la Oficina Antifrau.

También entró en campaña el Brexit. El Reino Unido votó en referéndum sobre si salir de la UE o no, y ganó el sí. Bueno, con el permiso de Escocia, Irlanda del Norte y Gibraltar, que optaron por el no.

Brexit

Y el PP recrudeció más aún la campaña del miedo: “La respuesta a la incertidumbre que podría generar es un Gobierno de PP, PSOE y Ciudadanos“. Apeló a la unidad de España, a seguir por la senda programada, por los objetivos de Bruselas, que si Unidos Podemos nos sacarían de Europa y seríamos Venezuela. Y parecía que PSOE y Ciudadanos estaban de acuerdo con esa premisa, ya que a ninguno de los tres les gustó que Reino Unido convocara un referéndum. ¿Qué es eso de preguntar a la gente?

Papeletas

En fin, sea por lo que fuera: miedo a los comunistas, a los independentistas, voto útil, victimismo, castigo por no llegar a acuerdo en las anteriores negociaciones, divisiones internas, indiferencia hacia la corrupción, Brexit, abstención, voto rogado (o robado) de los residentes en el extranjero, confianza en las encuestas, o a saber qué mil premisas más; el caso es que ganó de nuevo el PP y esta vez con más escaños que en diciembre. Unidos Podemos no quedó por delante del PSOE (que bajó otro poco más) y se quedó casi como estaba, con 71 (69+2 tuvieron el 20D), pero ha perdido un millón y medio de votos. Y también bajó Ciudadanos.

Los analistas aún siguen con sus cábalas buscando los votos perdidos, intentando descubrir por qué se confundieron las encuestas, si somos como los británicos y hay una brecha generacional/rural que separa a los votantes… Lo que está claro es que parece que hay  una mayoría que prefiere quedarse en lo malo conocido, que tiene miedo a la incertidumbre o a los cambios. O que quizá piensen que el PP lo está haciendo bien y que por eso hay que votarles.

El caso es que nos encontramos en el día de la marmota. Rajoy parece que esta vez va a levantar el teléfono y empezar a buscar apoyos. Pero creo que la situación ha cambiado poco. Me da la sensación de que no va a recibir mucho apoyo por parte de los partidos catalanes o Bildu (ni creo que los quiera); los canarios y el PNV según de qué les propongan, y más cuando en unos meses hay elecciones en el País Vasco; Unidos Podemos votará no clarísimamente, así que queda saber qué harán Ciudadanos y PSOE. En principio ambos han repetido hasta la saciedad que ni con Rajoy ni con el PP, ni sí, ni abstención. Pero en su mano está, sobre todo en la de Pedro Sánchez (por número de escaños), que lleva muchos días callado.

Quizá esté preparando su candidatura. Aunque si piensa ir por un acuerdo con Ciudadanos, parece que obtendrá la misma respuesta por parte de Unidos Podemos, y, además, ahora tienen menos escaños. Si optase por la coalición del corazón sumarían 156, a 20 de la mayoría absoluta. Y previsiblemente tendrían 169 en contra, los de PP y Ciudadanos. Así que necesitarían sumar a nacionalistas, que ya les dijo la vez anterior que no quería ni su abstención.

Así que estamos igual, porque aunque Rajoy ha ganado y con mejores resultados, al final el peso cae sobre el segundo, en darle el sí o abstención, o buscar otra vía. Creo que esta vez se apelará a la unidad de España, la necesidad de aprobar unos presupuestos para 2017 para inclinar la balanza. Una vez salvado ese escollo, quizá moción de censura, o legislatura de un año y dos y de nuevo elecciones anticipadas. El tiempo lo dirá.

Anuncios

Interrail por Capitales Imperiales. Día 10: Praga

En el día y medio que llevábamos en Praga ya habíamos visitado Hradcany y Malá Strana, dado que al ser la zona donde teníamos el hotel, nos pillaba cerca callejear por la zona alta, y poco a poco habíamos ido viendo retazos entre paseos.

El día anterior habíamos recorrido Nove Mesto y su arquitectura moderna, así pues, nos quedaba por descubrir Staré Mesto (la Ciudad Vieja) y Josefov (el barrio judío). Y eso es lo que teníamos para nuestro décimo, y penúltimo, día de interrail.

Bajamos la calle Nerudova en dirección al Puente de Carlos y lo cruzamos, adentrándonos en Nove Mesto. La mayoría de la Ciudad Vieja está libre de tráfico y plagada de edificios históricos.

Puerta del Puente de Carlos

Al cruzar el puente se llega a la Plaza de los Caballeros Cruzados. Se trata de una pequeña plaza, una de las más pequeñas de la ciudad y de las más frecuentadas por los turistas. Hasta 1870 se llamaba simplemente la “Plaza del puente”. Desde ella se pueden disfrutar unas magníficas vistas del Moldava. En el lado norte se eleva la Iglesia de San Francisco, que formó parte del Monasterio de los Cruzados de la Estrella Roja.

Plaza de los Caballeros Cruzados

La orden fue creada alrededor del siglo XIII por Santa Inés de Bohemia, siendo la única orden masculina creada por una mujer y la única con origen en Bohemia. Al principio eran voluntarios de un ámbito hospitalario, pero con el tiempo pasaron a integrarla sacerdotes.

Al este está la Iglesia del Salvador, parte del enorme Clementinum. En 1556 el emperador Fernando I invitó a los jesuitas a Praga para ayudar a los checos a volver a la fe católica. Establecieron su sede en el antiguo monasterio dominico de San Clemente, de ahí su nombre. Y a partir de ahí se convirtió en el rival del Carolinum, la universidad utraquista.

Plaza de los Caballeros Cruzados

Expulsados en 1618 los jesuitas volvieron dos años después, más determinados que nunca a acabar con la herejía. En 1622 se unieron las dos universidades, con lo cual los jesuitas obtuvieron el monopolio de la educación superior en Praga. Suponían que dos tercios de la población eran herejes ocultos, por lo que hacían registros en busca de libros en checo para quemarlos.

Entre 1653 y 1723 el Clementinum se amplió. Más de 30 casas y 3 iglesias fueron derribadas para dejar sitio al nuevo conjunto. Cuando en 1773 el Papa disolvió su orden, los jesuitas tuvieron que abandonar Praga y la educación se secularizó, el Clementinum se convirtió en la biblioteca de la Universidad de Praga, hoy en día Biblioteca Nacional.

Plaza Marianské. Clementinum

Plaza Marianské. Clementinum

Se encuentra en la Plaza Marianské y enfrente está el Nuevo Ayuntamiento, construido entre 1908 y 1911 y que vino a sustituir en sus funciones administrativas al histórico de la Staromestské Námestí que veríamos a continuación. Desde 1945 es la sede del municipio y la alcaldía de Praga.

Plaza Marianské. Nuevo Ayuntamiento

Es de estilo Secesión y lo adornan estatuas alegóricas.

Praga

Atravesando las callejuelas llegamos a la plaza estrella de la ciudad: Staromestské Námestí. En ella se concentra gran parte de la historia de Praga.

Durante el siglo XI las edificaciones fueron extendiéndose desde el barrio del castillo hasta la orilla derecha del río Moldava. A lo largo de los dos siglos siguientes Praga siguió expandiéndose convirtiéndose en ciudad en el siglo XIII. A mediados de siglos XIV comenzó a funcionar ya el ayuntamiento.

Staromestské Námestí

El lado norte está dominado por la fachada de la Iglesia de San Nicolás, de estilo barroco. En el siglo XII se encontraba en este emplazamiento el templo parroquial de la Ciudad Vieja hasta que se completó la Iglesia de Týn en el XIV. La actual se construyó en 1735. Su espectacular fachada blanca presenta numerosas estatuas. Cuando en 1781 el emperador José II mandó cerrar todos los monasterios que no tuviesen ninguna actividad socialmente útil, se desmanteló.

Staromestské Námestí

Durante la I Guerra Mundial fue utilizada por las tropas de la guarnición de Praga. El coronel al mando aprovechó la oportunidad para restaurarla con la ayuda de artistas que, de no hacerlo, habrían sido enviados al frente. La magnífica cúpula contiene frescos sobre las vidas de San Nicolás y San Benito. En la nave hay un enorme candelero en forma de corona. Al final de la guerra, el templo fue donado a la Iglesia checoslovaca husita.

Staromestské Námestí

En el lado este destacan la Casa de la Campana de Piedra, restaurada en su estilo gótico original, y el Palacio rococó Kinský.

Staromestské Námestí

Casa de la Campana de Piedra

El resto de la plaza lo componen una serie de edificios de colores pastel.

Staromestské Námestí

Staromestské Námestí

Staromestské Námestí

El Palacio Kinský posee una vella fachada de estuco blanco y rosa coronada por representaciones escultóricas de los cuatro elementos. En 1768 fue comprado a la familia Golz por Stepan Kinský, un diplomático del imperio.

Palacio rococó Kinský

Tiene mucha historia, a finales del siglo XIX funcionaba en el edificio una escuela académica alemana de secundaria: el Altstädter Deutsches Gymnasium, en la que estudió Franz Kafka entre 1893 y 1901. Y además, su padre tenía una mercería en la planta baja.

En 1948 el líder comunista Klement Gottwald anunció desde el balcón del palacio el éxito de su folpe de Estado, dando comienzo así a la era comunista en Checoslovaquia. Fue restaurado en 1990 y ahora La Galería Nacional lo usa hoy en día para exposiciones temporales.

El lado sur de la plaza se compone de casas coloridas de origen romántico o gótico, con fascinantes enseñas distintivas.

Staromestské Námestí

Staromestské Námestí

Staromestské Námestí

Destaca la Iglesia de Nuestra Señora de Týn. Se trata de un templo gótico que se inició en 1365 y se asoció al movimiento reformista de Bohemia. Desde principios del siglo XV hasta 1620 fue la principal iglesia husita de Praga. Cuenta con dos torres afiladas de más de 80 metros que dominan los cielos de Praga. Cuenta con 52 metros de largo y 28 de ancho.

Staromestské Námestí

Iglesia de Nuestra Señora de Týn

Iglesia de Nuestra Señora de Týn

En el lado norte de la iglesia hay un pórtico decorado con escenas de la pasión de Cristo. Detrás de la iglesia se encuentra el patio Týn, con varios estilos arquitectónicos.

En un extremo de la plaza se eleva el monumento al reformador Jan Hus, condenado a morir en la hoguera tras ser declarado un hereje por el Concilio de Constanza en 1415.

Jan Hus

La obra se inauguró en 1945 en el quinto centenario de su muerte. Muestra a un grupo de guerreros husitas victoriosos y otro de protestantes enviados al exilio 200 años más tarde, así como una joven madre que simboliza el resurgimiento nacionalista. La figura dominante de Hus enfatiza la autoridad moral de un hombre que renunció a su vida antes que a sus creencias.

Pero si hay un símbolo por excelencia de Praga, ese es el reloj de la torre del Ayuntamiento.

Torre del Ayuntamiento

El Ayuntamiento es uno de los edificios más impresionantes de Praga, construido en 1338 al decidir el rey Juan de Luxemburgo establecer un concejo municipal. A lo largo de los siglos se fueron añadiendo numerosas casas antiguas conforme crecía el Ayuntamiento, y ahora lo componen edificios de estilo gótico y renacentista.

Ayuntamiento

La mayoría han tenido que ser restaurados tras los graves daños que provocaron los nazis en la revuelta de Praga de 1945.

Ayuntamiento

Fue usado como ayuntamiento hasta finales del siglo XVIII. Destaca por su torre gótica de 69.5 metros de altura que ofrece una panorámica espectacular de la ciudad. Se añadió en 1364.

Bajo la capilla del Ayuntamiento hay una placa de bronce que recuerda los nombres de los 27 líderes protestantes ejecutados por orden de Fernando II de Habsburgo, el 21 de junio de 1621. Fue la humillante represalia de la batalla de la Montaña Blanca. Esta derrota provocó el exilio de los protestantes que no querían renunciar a su fe, la contrarreforma y la germanización.

detalle ayuntamiento

detalle ayuntamiento

El Ayuntamiento adquirió su primer reloj a principios del siglo XV. Cuentan que, en 1490, cuando fue reconstruido por un maestro relojero, los concejales, temerosos de que repitiera esta obra maestra en otro lugar, le dejaron ciego.

Reloj de Praga

El reloj se ha reparado muchas veces desde entonces. En la II Guerra Mundial recibió artillería nazi. Y hoy en día no se puede conservar como se debería por falta de fondos, así pues, queda a merced de las inclemencias meteorológicas, la contaminación, el vandalismo y las palomas. Aún así, el 75% de las piezas son originales.

Reloj del Ayuntamiento

El principal atractivo del espectáculo es cada vez que marca las horas. Primero, la figura de La Muerte, el esqueleto de la derecha del reloj, tira de la cuerda que lleva en la mano derecha. En la izquierda tiene un reloj de arena que levanta e invierte simbolizando lo efímero de la vida. Se abren entonces dos ventanas y las imágenes de los 11 apóstoles y San Pablo desfilan lentamente conducidas por San Pedro.

La Muerte y el Turco

Gallo y ventanas

gallo

Tras ese movimiento, un gallo canta y el reloj marca la hora. Las otras figuras animadas son: El Turco, que sacude a un lado y a otro la cabeza; La Vanidad, mirándose en un espejo; y La Avaricia, que adopta el estereotipo medieval del prestamista judío con una bolsa de monedas en la mano.

La Vanidad y la Avaricia

Según la visión del universo del relojero, la Tierra se halla sólidamente asentada en su centro. El propósito del reloj astronómico no era dar la hora exacta, sino reproducir las supuestas órbitas del Sol y de la Luna alrededor de la Tierra. La manecilla del Sol, que indica la hora, registra tres claves distintas de hora.

Reloj Astronómico

Reloj Astronómico

Reloj Astronómico

El círculo exterior, con números arábigos, mide la hora antigua de Bohemia, que comienza con la puesta del sol.

Reloj Astronómico

El círculo de números romanos indica la hora vigente.

Reloj Astronómico

La parte azul de la esfera representa la zona visible del cielo, que se divide en 12 estadios. Según la llamada hora babilónica, el tiempo de luz solar se fraccionaba en 12 horas, cuya longitud variaba en invierno y verano.

Reloj Astronómico

Reloj Astronómico

El reloj también muestra el movimiento del Sol y de la Luna a través de los 12 signos zodiacales, a los que se les concedía gran importancia en la Praga del siglo XVI.

Zodiaco

Zodiaco

Se le ha añadido un cronómetro controlado por un péndulo de mercurio que compensa los errores ocasionados por cambios de temperatura.

En el círculo exterior encontramos un calendario con el santoral:

Calendario

Calendario

Zodiaco y calendario

Zodiaco y calendario

Zodiaco y calendario

Zodiaco y calendario

El calendario tiene cuatro esculturas: un filósofo, un ángel, un astrónomo y un orador.

Filósofo y ángel

Astrónomo y orador

Para ver la representación es recomendable estar un rato antes, para coger sitio. No es difícil de encontrar, ya que siempre hay un grupito de gente esperando, sobre todo los que van con guía. A nosotros en nuestro primer visionado se nos paró un guía español con su grupo que explicó todo el funcionamiento del reloj los diez minutos antes de que comenzara e iba indicando dónde mirar durante los minutos que dura el movimiento.

Reloj

Cuenta la leyenda que si el reloj se detiene, aunque sea uno segundos, ocurrirá algo malo en la ciudad. Y así sucedió en 2002, que el reloj se paró y Praga quedó inundada por la crecida del río Moldava habiendo incluso muertos.

Y con esta obra de arte, me despido hasta el próximo día.

Nueva serie a la lista “para ver”: Madam Secretary

Se han puesto de moda las series relacionadas con el mundo de la política. Hace tiempo que triunfó El ala oeste de la Casa Blanca, y ahora tenemos claros ejemplos con House of Cards – relatando las puñaladas y tejemanejes internos – ; Borgen –  desde un punto de vista más europeo, pero también mostrando la hipocresía y cloacas de la política; Scandal – con una perspectiva más de culebrón – ; o Veep – en tono de comedia. Y hace un par de años llegó Madam Secretary. Yo la descubrí en Semana Santa, en una de esas rondas de pilotos que hacemos.

La serie comienza cuando el presidente de los Estados Unidos llama a Elizabeth “Bess” McCord, una exagente de la CIA que en la actualidad ejerce de profesora de universidad de Virginia, para ofrecerle el puesto de Secretaria de Estado tras el fallecimiento del antecesor en un accidente aéreo. Ella se encuentra retirada de la ciudad, viviendo en una especie de rancho con su marido, hijos y caballos y se tendrá que plantear dejar su tranquila vida para volver a Washington a resolver todo tipo de crisis internacionales. El hecho de que acepte el puesto se debe más a la amistad que le une con el presidente, su antiguo jefe en la CIA, que por convicción para con la causa.

Cuando llega al puesto se encuentra con un equipo heredado de su antecesor que la recibe con cierta reticencia, tan sólo tiene un asesor de los cuatro contratado por ella. Pero sobre todo chocará con el Jefe de Gabinete del Presidente, interpretado por un magnífico Zeljko Ivanek, que siempre encarna papeles de villano. Será el antagonista de Elizabeth, ya que desde un primer momento no coincidirán sus perspectivas a la hora de afrontar los problemas. A ella le cuesta asumir que cualquier comunicación con el presidente tenga que pasar por el Jefe de Gabinete y a él le gustaría tener a alguien más dócil y con unas ideas más cercanas. Pero por eso está Elizabeth en el puesto, porque el presidente buscaba a una persona que pensara diferente. Así que tendrán que aprender a trabajar el uno con el otro.

Los problemas laborales de la protagonista se entremezclarán con su vida familiar, ya que en casa también tiene sus conflictos. Ha pasado de una vida tranquila en el campo, con su marido e hijos a ser Secretaria de Estado y tener que lidiar con la política exterior de todo el país.

Aunque tampoco parece que ninguno de los dos hilos – el laboral y el personal –  vayan a ser muy dramáticos. No hay la tensión que podemos encontrar por ejemplo en Homeland o 24 a la hora de resolver una crisis. Surge un problema, ella propone una solución que se sale de lo normal, los compañeros de gabinete desconfían de que sea factible y final resuelto con punto para Elizabeth. Y del mismo modo ocurre a nivel familiar, tiene un marido comprensivo, como ella también profesor universitario, que se encarga de mediar en las posibles salidas de tono de los hijos adolescentes quitándole a presión a su mujer de su día a día. Así que al final, tampoco estalla nada. Aunque quizá se debe a que era el primer capítulo.

Parece que se abren varias tramas para la temporada. Por un lado la investigación sobre el accidente aéreo y sobre las sospechas de que quizá fuese provocado; y por otro lado la crisis semanal. Todo ello aderezado por las trifulcas que puedan surgir a nivel familiar, como que la hija no vea al novio por haberse mudado de ciudad o el hijo de 12 años se declare anarquista. Sigue más la línea de un procedimental, que de una serie de acción e intriga.

Detrás de Madam Secretary está Morgan Freeman, dueño de la productora Revolutions, que llamó a Barbara Hall, una de las guionistas de Homeland para que creara una serie que se centrara en una secretaria de estado, supongo que basado en la época en que Estados Unidos había tenido tres mujeres desempeñando el cargo de forma consecutiva (Madeleine Albright, Condoleeza Rice y Hillary Clinton).

Como digo, no parece ser una serie que nos vaya a tener enganchados por su tensión como lo hacía 24 con sus intrigas y giros de guion. Aunque sí tiene un poco de aquellos valores patrióticos de los Estados Unidos frente a los enemigos externos. Se trata de un relato del entorno de Washington, de la diplomacia presidencial, visitas de Estado, relaciones internacionales; de cómo se filtra la información que llega a los medios, cómo se escriben los discursos o cómo influye la imagen en el mundo de la política. Y de fondo, algún problemilla que solucionar.

Interrail por Capitales Imperiales. Día 9 II Parte: Praga

Tras comer continuamos nuestro recorrido en dirección a la Puerta de la Pólvora, que supone la entrada a la zona vieja.

Puerta de la Pólvora

Se trata de una ennegrecida torre gótica que en la actualizad es uno de los símbolos más representativos de la ciudad. Contrasta con la Casa Municipal, con la que está unida por un puente cubierto.

Puerta de la Pólvora y Casa Municipal

Puerta de la Pólvora y Casa Municipal

La torre fue construida en 1475 como una de las 13 puertas de la muralla fortificada que daban acceso a la ciudad. En 1541 fue destruida por un devastador incendio, pero en poco tiempo fue reconstruida. Durante el siglo XVII comenzó a utilizarse como lugar de almacenamiento de la pólvora, y de ahí su nombre actual. Se puede acceder a su interior donde podemos encontrar una exposición sobre la historia de la ciudad y sus torres.

La Casa Municipal que mencionaba más arriba es el más destacado de los edificios de estilo Art Nouveau de la ciudad. Se encuentra donde antiguamente estaba situada la Corte Real.

Casa Municipal

Cuenta con una fachada decorada con estucos y numerosas estatuas. Además, sobre su entrada principal se extiende un enorme mosaico semicircular.

Casa Municipal

Aparte de su importancia desde el punto de vista arquitectónico, también la tiene en la historia del país, ya que en 1918 fue el escenario de la proclamación de la independencia de Checoslovaquia. En su interior hoy en día hay una sala de conciertos, así como sala de conferencias, una cafetería y un restaurante. Encontramos unos músicos en la terraza tocando.

Íbamos a continuar el recorrido, pero nos quedamos sin batería en la cámara de fotos. Y aprovechando que hacía calor y la morriña de la hora de la siesta, volvimos al hotel a cargar pilas. Las nuestras y la de la cámara.

A última hora de la tarde volvimos a salir a pasear por la zona de Malá Strana, donde compramos unos recuerdos, la cena y nos volvimos al hotel.

Ya de noche, volvimos de nuevo a lo alto de la ciudad para disfrutar de las vistas nocturnas.

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

Vistas Nocturnas

San Vito de noche es impresionante:

San Vito Nocturna

San Vito Nocturna

San Vito Nocturna

San Vito Nocturna

San Vito Nocturna

¿Nueva serie a la lista “para ver”?: Peaky Blinders

Sí, he puesto entre interrogaciones el título, porque aún no lo tengo muy claro. Normalmente no suelo hablar de las series que veo el piloto pero luego no sigo más allá. Y normalmente, tenemos bastante claro si nos anima a verla o no. En este caso hemos visto una serie en la que cada uno tenemos una postura, a mí no me terminó de convencer, y eso que me gustan las intrigas y el estilo noir, pero le falla algo.

Pero empecemos por el principio, el argumento: Peaky Blinders es un drama británico que se centra en una familia de gánsteres del Birmingham en la época post Primera Guerra Mundial que se dedica sobre todo a las apuestas hípicas. Sin embargo, roban un cargamento equivocado con armas que provocará la aparición en escena el Inspector jefe Chester Campbell desde Belfast para acabar con su banda y limpiar la ciudad de delincuentes. Un estilo Soprano, pero cambiando Nueva York por Birmingham y los 2000 por los años 20 del siglo pasado. Familia, mafia, apuestas… Además, el contexto histórico hace que haya cierta carga dramática con el estrés posttraumático de algunos de sus personajes tras años luchando en el campo de batalla.

La ambientación es buena, los actores están a la altura, vamos conociendo al clan y cada uno parece tener su recorrido. Conocemos al duro Inspector y su equipo y ahí hay trama, vemos cómo vamos a tener dos frentes que van a luchar por ocultar sus conocimientos y adelantarse al otro. Sin embargo el ritmo es un poco lento. No sé si es por ser británica y estar acostumbrada a un ritmo más estadounidense, pero hubo ratos en los que me aburrí viendo el piloto. Sí, ya sé, el primer capítulo es para presentar la trama, los personajes… pero aún así. Quizá le acabe dando la oportunidad porque las temporadas (3 de momento) son cortas, sólo 6 capítulos.

Interrail por Capitales Imperiales. Día 9: Praga

Amaneció un día nuevo con un sol espléndido y un calor horrible en la capital de la República Checa. Praga, la antigua capital del Reino de Bohemia, se convirtió en una de las ciudades más importantes de Europa Oriental. Sufrió las dos guerras mundiales y alternó dictadura de nazis y soviéticos. Sin embargo hoy en día se ha convertido en una de las capitales europeas más bellas. Está llena de historia y lugares por ver.

Culturalmente y desde el punto de vista turístico, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Vamos a conocer la ciudad un poco más. Podríamos dividirla en cinco secciones:

  • Hradcany: la zona del Castillo que une la Catedral de San Vito y el Convento de San Jorge. Es decir, la zona que habíamos recorrido la tarde anterior.

San Vito

Basílica de San Jorge

Malá Strana

  • Malá Strana: es el barrio que queda a los pies del Castillo. Es el barrio de la nobleza. En él ha habido pocas construcciones nuevas desde finales del siglo XVIII.

Placa Malá Strana

Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás

Malá Strana

Malá Strana

  • Staré Mesto: Es la Ciudad Vieja con su entramado de callejuelas, la Plaza y el Ayuntamiento Viejo. Es la parte mercantil, desde donde se estructuraba la vida de la ciudad. Todo está cuidado, manteniendo su edad e historia, pero restaurado.

Ayuntamiento

Casa Municipal

Puerta de la Pólvora y Casa Municipal

Reloj del Ayuntamiento

  • Josefov: El Barrio Judío, que se encuentra en el norte de la Ciudad Vieja.

Sinagoga Española

Barrio Judío

Sinagoga Maisel

Cementerio Judío

  • Nove Mesto: La Ciudad Nueva. La localizamos en el sur con arquitectura moderna. Aunque no toda es vanguardista.

Nove Mesto

Nove Mesto

Nove Mesto

Casa Danzante

Además, está la zona de Vyselhad que son restos de unas antiguas fortificaciones.

Aparte del Hradcany y Malá Strana, ya mencionado en la entrada anterior, y donde teníamos el hotel; el resto queda bastante recogido en la otra orilla del río Moldava. La ciudad se puede recorrer cómodamente a pie. Así que desayunamos copiosamente en el hotel, que lo teníamos incluido en la reserva, y comenzamos nuestro recorrido.

Desayuno

El desayuno del hotel era buffet, no muy extenso, pero sí variado. Había fruta, zumos, cafés, tés, judías verdes, champiñones, dulces, huevos, pan… En fin, había donde elegir.

Buffet

Además, como detalle, en cada mesa encontrabas una hoja que variaba cada día en la que nos indicaban el tiempo que nos íbamos a encontrar y nos recomendaban eventos en la ciudad.

Diario

Con las pilas cargadas nos dirigimos hacia el Puente de Carlos, parando primero en la Isla de Kampa.

Isla Kampa

Se trata de una isla en el centro del barrio de Malá Strana bajando las escaleras del puente. Allí encontramos los bebés sin cara, esculturas del controvertido David Cerný.

Placa Bebés Cerný

Están en pose de gateo y no tienen rostro, sino unos rectángulos. Son enormes, es difícil no verlas.

Bebés Cerný

Bebés Cerný

También a Praga había llegado la moda de los candados

candados

Y cerca, tenemos el famoso muro de John Lennon. Se trata de un muro situado frente a la Embajada de Francia y es propiedad de los caballeros de la Orden de la Cruz de Malta, que permiten que se siga grafiteando. Cuando el músico fue asesinado en 1980 surgieron espontáneamente los grafitis en el muro como homenaje por parte de los pacifistas del centro y este de Europa. Era todo un acto de rebeldía, puesto que los gobiernos comunistas no permitían la reproducción de sus canciones.

Placa Muro Lennon

Muro de Lennon

Las autoridades comunistas procedieron al borrado de las pintadas, pero cada vez que lo hacían, volvían a aparecer nuevos mensajes, dibujos y letras de canciones. Hoy en día se sigue manteniendo como homenaje al artista, pero también como símbolo de la libertad de expresión y la rebelión ante un régimen autoritario.

En 1998 tuvo que ser rehabilitado, pero de nuevo volvieron a surgir las pintadas.

Muro de Lennon

Muro de Lennon

Me esperaba algo más, pero la verdad es que he visto muros mejor grafiteados por las calles de Madrid. Ya sé que lo importante es el mensaje, pero al final se ha quedado en una pared llena de frases tipo “Fulanito estuvo aquí”. No nos gustó nada.

Volvimos al Puente de Carlos y lo cruzamos.

Puente de Carlos

Vistas desde el Puente de Carlos

El Puente de Carlos es el monumento más famoso de Praga. Comunica la Ciudad Vieja con la Malá Strana o Ciudad Pequeña. Mide 520 metros de largo y 10 de ancho. En su día contaba con cuatro carriles destinados al paso de carruajes.

Puente de Carlos

Se trata de una gran obra de ingeniería del siglo XIV. Parte de una estructura gótica y está plagado de estatuas.

Santos Norberto, Wenceslao y Segismundo

Santa Ana

Crucifixión

Estatua Puente de Carlos

La Virgen y San Bernardo

Cada día, además de la gente que lo cruza, se anima con artistas callejeros, ya sean pintores, pendientes, pulseras, o músicos con un gran talento. Y ya tenía mérito con el sol que pegaba.

A lo largo del puente podemos encontrar unas 30 estatuas repartidas a ambos lados. Muchas de ellas son copias, ya que las originales de principios del siglo XVIII fueron llevadas al Museo Nacional de Praga. La primera que se añadió en 1683 fue la de San Juan Nepomuceno, un señor que fue tirado al río en 1393 por orden de Wenceslao IV y que fue santificado en el siglo XVIII.

Detalle Puente de Carlos

San Juan Nepomuceno

Se colocó la estatua en el lugar desde donde se arrojó al agua. Se dice que si se pide un deseo poniendo la mano izquierda en la representación de su martirio, éste se cumple.

Vista de Malá Strana desde el Puente de Carlos

Puente de Carlos

Cruzamos el puente y tomamos el margen del río hasta llegar a la Casa Danzante. Una casa modernista del mismo arquitecto del Guggenheim. También es conocida por Fred and Ginger.

Casa Danzante

En el recorrido por el margen del río hasta llegar a ella nos encontramos con fachadas coloridas y ornamentadas.

Nove Mesto

Nove Mesto

Nove Mesto

Pasamos por la Plaza de Alois Jirásek, un escritor checo.

Monumento a Alois Jirasek

Después nos adentramos hacia la Plaza de San Carlos. Desde mediados del siglo XIX, la plaza está ocupada por un parque. Aunque está rodeada de calles transitadas, la encontramos tranquila y vacía.

Plaza del Ayuntamiento Ciudad Nueva

Ayuntamiento Ciudad Nueva

Ayuntamiento Ciudad Nueva

Está dominada por la iglesia de San Ignacio y el viejo ayuntamiento gótico de la Ciudad Nueva.

Iglesia de San Ignacio

Ayuntamiento Ciudad Nueva

Ayuntamiento Ciudad Nueva

En 1348 cuando Carlos IV fundó la Ciudad Nueva, la plaza era un mercado de ganado. Además, se vendía leña y arenques. En el centro del mercado el monarca hizo construir una torre de madera donde exhibían una vez al año las joyas de la coronación. En 1382 la torre fue reemplazada por una capilla.

Muchos de los edificios que rodean la plaza pertenecen a la Universidad, y las estatuas centrales representan a escritores y científicos.

Dejando atrás el río, y adentrándonos por la calle paralela nos encontramos con el Instituto Cervantes, al lado del cual encontramos una iglesia.

Iglesia Stepanska

Seguimos hasta la Iglesia de Santa Catalina, que se eleva en el jardín de un antiguo convento fundado en 1354 por Carlos IV para conmemorar la victoria en 1332 en la batalla de San Felice. En 1420, durante la revolución husita el convento fue derribado, pero en el siglo siguiente se rehabilitó como monasterio para los agustinos, que permanecieron en él hasta 1787, cuando se cerró. Desde 1822 se usa como hospital.

Iglesia de Santa Catalina

En 1737 se construyó una iglesia barroca, pero conservándose la esbelta torre gótica. Tiene una llamativa forma octogonal.

Iglesia de Santa Catalina

Continuamos hasta la iglesia neogótica de Santa Ludmila, que se construyó entre los años 1888- 1892.

Santa Ludmila

Tiene dos torres de 60 metros con sus dos campanarios.

Santa Ludmila

Tiene forma de cruz gracias a sus tres naves y la trasversal. Destacan sus vidrieras y rica ornamentación.

Santa Ludmila

Se encuentra muy cerca de la estación y de la Ópera. Se halla en el lugar donde se levantó el primer teatro de la ciudad. Se derribó en 1885. En la fachada destaca el friso neoclásico que descansa sobre la logia. Entre las figuras se encuentran Dionisos y Talía, la musa de la comedia.

Ópera

Su interior se halla decorado con estucos, y las pinturas del auditorio y del telón son las originales. En 1945 se convirtió en la ópera principal de la ciudad.

A continuación nos dirigimos hacia el Museo Nacional, delante del cual encontramos la estatua de Wenceslao y los santos protectores de la ciudad.

Museo Nacional

Museo Nacional

Plaza de San Wenceslao

Es el centro neurálgico de la ciudad. Ha presenciado muchos de los acontecimientos de la historia reciente de Praga y de la República Checa en general. El acontecimiento más importante que ha tenido lugar en la plaza fue en noviembre de 1989 cuando una manifestación contra la brutalidad policial inició la Revolución del Terciopelo y la caída del comunismo.

Museo Nacional y estatua de Wenceslao

Era la plaza donde se celebraba el mercado de caballos, fundado en 1348. Los rasgos dominantes de la plaza son la estatua ecuestre y, a su espalda, el Museo Nacional. San Wenceslao, asesinado por su hermano Boleslao, es el patrón de Bohemia. La estatua, fundida en bronce, se erigió en 1912. Al pie del pedestal hay otras esculturas de los santos patrones checos. Un monumento junto a la estatua recuerda a las víctimas del régimen anterior.

estatua de Wenceslao

La plaza tiene forma alargada y mide 750 metros de largo por 60 de ancho. Los edificios que la rodean son en su mayoría hoteles, tiendas y restaurantes. Y allí que vimos la oportunidad y aprovechamos para comer.

Plaza de Wenceslao

Obras en casa XV: Dándole un lavado de cara al pasillo IV

Hoy vengo a descubrir más rinconcitos de nuestro pasillo. Esta vez de un detalle muy pequeño, que no tiene mucho misterio, pero que le da un punto personal a la estancia.

Hacía tiempo que queríamos poner vinilos en casa, pero como teníamos el pasillo en unas condiciones pésimas, lo fuimos dejando. Sin embargo, con el problema resuelto, ya tocaba.

Hay miles de webs y opciones. Pero tardamos en decidirnos. Es una de estas situaciones en la que no sabes lo que quieres, pero sí lo que no. Que sabrás lo que quieres cuando lo veas. Al final una frase nos pareció muy graciosa y le encontramos el hueco perfecto: justo al abrir la puerta.

Colocarlo en la pared puede parecer complicado, y lo es si el vinilo es muy grande, pero con este tamaño sólo se necesita cuidado, paciencia y los materiales apropiados. Yo no tengo mucha paciencia, la verdad, pero fui capaz de ponerlo, así que si yo puedo, cualquiera puede.

Es recomendable pasar un pañito por la superficie para quitar posibles motas de polvo. Lo siguiente es hacer una simulación para ver dónde quieres que esté. No todo el mundo tiene la misma altura y ha de quedar a tiro de vista de la mayoría, al menos un punto intermedio.

El vinilo consta de dos láminas. Una siliconada donde viene el dibujo a trasponer, y otra transparente. Lo primero es pasar un paño por toda la superficie para asegurarnos de que está bien pegado el dibujo.

Hay que poner atrás la lámina siliconada y la transparente visible. Pegamos a la pared un centímetro de toda una línea en horizontal, preferiblemente la superior. Y comenzamos a despegar poco a poco el papel siliconado. Aquí hay que tener especial cuidado ya que hay que asegurarse de que el dibujo se queda en la lámina transparente que es la que vamos trasponiendo a la pared.

Una persona sola puede montarlo, pero si son dos, mejor, porque mientras una va tirando y separando ambas caras, la otra puede ir presionando la lámina adhesiva a la pared ayudándose de un paño o una espátula para evitar que salgan arrugas o burbujas.

Si alguna vez habéis forrado libros, es el mismo sistema. Hay que hacerlo con cuidado, pero es sencillo. Y si es entre dos, ya digo que va mejor. Sobre todo cuanto más grande sea. Nosotros en apenas 15-20 minutos lo habíamos colocado.

Vinilo instalación

Una vez que hemos quitado la parte siliconada y tenemos la transparente pegada a la pared, vamos retirándola con cuidado de que el dibujo no se venga con ella. Al ser letras y ocupar poca superficie, algunas como la I, W, o L hay que incidir más con el paño para que no se despeguen de la pared.

Vinilo

A nosotros el resultado nos ha encantado, y la gente cuando viene a casa nos bromea sobre ello y nos pide la clave de la Wi Fi… No son listos algunos…