Interrail por Capitales Imperiales. Día 8 II Parte: Praga

Y llegamos a nuestra última parada: Praga.

Estación de Praga

Cuando llegamos a la estación central, fuimos a tomar el metro para llegar a Mala Strana, donde teníamos el hotel, pero la máquina de billetes era algo peculiar y sólo aceptaba monedas, por lo que salimos al exterior y paramos a comer en un McDonald’s y tras saciar el hambre, retomamos nuestro camino.

Máquina billetes

Los billetes van por tiempo, y en esa franja puedes coger todos los medios de transporte que quieras.

Billete

Teníamos reserva en el Hotel Neruda Design, en la calle Nerudova, muy cerca del Castillo. El hotel es una mezcla de varios edificios y se ha ido renovando e incorporando con el tiempo, así que es algo peculiar lleno de pasillos, pasadizos y escaleras. Nos costó encontrar la habitación. Como ya adelanté, cuando llegamos, la chica de recepción nos indicó que nos daban una habitación de una categoría superior, porque del tipo que habíamos reservado ya no había disponible. Así que, encantados. La habitación estaba equipada con una bañera de patas en el mismo espacio que la cama. Tan sólo estaba separado en otra estancia el inodoro.

Hotel Neruda Design

Para una estancia corta, no está nada mal, pero hay que reconocer que era poco práctico ducharse en aquellas condiciones, lo más seguro es que el suelo acabe empapado. Además, la bañera daba a una ventana y como fuera de España no existen las persianas, era poco privado.

Reposamos un rato en la habitación y nos refrescamos, que ya llegó el verano caluroso también al resto de Europa. Y cuando el sol bajó un poco, salimos a pasear por Malá Strana.

Malostranské námestí

El centro de la zona es la plaza Malostranské námestí, centro neurálgico desde su fundación en 1257. En su origen era una plaza del mercado en el muro exterior del castillo. La mayoría de las casas que la rodean siguen un trazado medieval, aunque se construyeron entre el Renacimiento y el Barroco. En su centro se levanta la Iglesia de San Nicolás.

Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás

Su construcción se inició en 1703 con los últimos toques en 1761. Es de estilo barroco y tuvo que ser restaurada en 1950 por las continuas goteras.

Frente a ella se encuentra el Palacio Lichtenstein y en el centro se levanta la columna en honor a la Santísima Trinidad para celebrar el fin de la epidemia de peste de 1713.

Iglesia San Nicolás y columna a la Santísima Trinidad

Es una zona plagada de grandes palacios barrocos. Se sigue manteniendo el encanto de los orígenes del barrio con sus empinadas y estrechas calles. En cada esquina, en cada fachada te puede sorprender algún detalle u ornamento.

Malá Strana

Malá Strana

Malá Strana. Detalle

Malá Strana

Malá Strana

La Calle Nerudova está llena de edificios históricos de bellas fachadas. Debe su nombre al poeta Jan Neruda, que escribió muchas narraciones cortas ambientadas en esta parte de la ciudad. Su apellido inspiró al chileno Pablo para tomarlo como seudónimo.

Hasta 1770 que llegó la numeración, las casas se distinguían por sus enseñas, de ahí la variedad de animales y emblemas heráldicos. Es una calle con mucho ambiente llena de cafés, tiendas, tabernas, cervecerías y hoteles.

Calle Nerudova

Hotel calle Nerudova

Los emblemas hacen referencia a oficios, como en el caso de la Casa de los Tres Violines, que perteneció a una familia de fabricantes de ese instrumento.

Casa de los tres violines

También abundan las embajadas, como la de Italia, que estaba en obras, o la de Rumanía.

Calle Nerudova

Calle Nerudova

Calle Nerudova

Continuamos el ascenso de la calle Nerudova y nos dirigimos al castillo.

Placa Nerudova

Vistas desde el castillo

El Castillo de Praga, construido en el siglo IX, es el más grande del mundo y el más importante de los monumentos del país. Está compuesto por un conjunto de palacios y edificios de importante valor artístico e histórico conectados por pintorescas callejuelas. No tiene nada que ver con un castillo típico medieval con su fortificación.

Edificio frente al Castillo

Lamentablemente nos encontramos con su entrada en obras.

Entrada al Castillo

Patio Interior

La historia de la ciudad comenzó con la construcción del castillo, cuya situación estratégica hizo que se situara como centro del territorio y pasara a ser la residencia de los Reyes de Bohemia.  Fue reconstruido varias veces, una de ellas por un incendio. En 1918 se convirtió en la residencia del Presidente de la República, y desde entonces ahí está su despacho.

Pese a los sucesivos incendios e invasiones ha conservado iglesias, capillas, salas y torres de cada período de su historia.

En la zona hay que destacar:

La Catedral de San Vito: Es el símbolo de Praga y de todo el país. Es la catedral más importante de Praga y uno de sus monumentos más significativos. En ella tienen lugar las coronaciones de los Reyes de Bohemia.

San Vito

San Vito

San Vito

Se comenzó a construir en 1344 por orden de Juan de Luxemburgo y se finalizó en el siglo XX. Abrió sus puertas al público a finales de  1929. Se puede subir a sus torres por unas escarpadas escaleras de caracol. La torre más elevada alcanza los 99 metros, mientras que las dos gemelas, los 80. Desde arriba se puede ver el Puente de Carlos, Staré Mesto y Malá Strana.

San Vito

San Vito

San Vito

Alberga la tumba de Wenceslao IV, también conocido como el Rey Bueno y las Joyas de la Corona.

En la parte lateral de San Vito se encuentra el Palacio Real. Se convirtió en el siglo XI en la sede de los príncipes de Bohemia.

Patio Interior

Patio Interior

En la trasera tenemos el Convento y la Basílica de San Jorge. El primer convento de Bohemia se fundó junto al Palacio Real. Fue reconstruido varias veces a lo largo de los siglos. En 1782 fue clausurado y convertido en cuartel. Entre 1962 y 1974 se rehabilitó para albergar la colección de arte barroco de la Galería Nacional.

Convento de San Jorge

Convento de San Jorge

La Basílica es anterior a la Catedral y es la iglesia románica mejor conservada de Praga. Se amplió en 973 cuando se estableció el convento. Se reconstruyó en 1142 tras un incendio. Las torres se mantienen de forma similar a cómo eran en origen, pero el color de su fachada fue un añadido barroco del XVII.

Basílica de San Jorge

Patio trasero San Vito

Basílica de San Jorge

Basílica de San Jorge

Otro lugar a reseñar en la zona del Castillo es el Callejón de Oro. Se trata de uno de los rincones más peculiares del recinto. Es una calle corta y estrecha compuesta por casitas de colores que en el siglo XVII fueron residencia de los orfebres.

Callejón de oro

Callejón de oro

El propósito inicial en el siglo XVI cuando se construyeron era que diera cobijo a los 24 guardianes del castillo. Pero un siglo más tarde el gremio de los orfebres ocupó las casas y las modificó.

Callejón de oro

Durante el siglo XIX fueron habitadas por mendigos y delincuentes de la ciudad hasta que en el siglo XX fueron desalojados y las casas se han convertido en tiendecitas de artesanos que venden marionetas, cristal y otros productos típicos.

Pero, de todas las casitas, destaca la número 22, ya que en ella vivi entre 1916 y 1917 el famoso escritor Franz Kafka (con la puerta verde).

Callejón de oro

Fin del Callejón de Oro

Bajamos de nuevo de vuelta al hotel y continuamos hacia el Puente de Carlos para conocer los alrededores del hotel y buscar un sitio para cenar.

Puente de Carlos

Y con esto, dimos por terminado el día, que estábamos cansados y el calor nos agotaba aún más. Para refrescarnos, nos tomamos una de las famosas cervezas checas.

Pilsner

Anuncios

7 comentarios en “Interrail por Capitales Imperiales. Día 8 II Parte: Praga

  1. Pingback: Interrail por Capitales Imperiales. Día 8: Brno | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Interrail por Capitales Imperiales. Preparativos | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Interrail por Capitales Imperiales. Día 9: Praga | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Interrail por Capitales Imperiales. Día 9 II Parte: Praga | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Interrail por Capitales Imperiales. Conclusiones Praga | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s