Obras en casa XV: Dándole un lavado de cara al pasillo IV

Hoy vengo a descubrir más rinconcitos de nuestro pasillo. Esta vez de un detalle muy pequeño, que no tiene mucho misterio, pero que le da un punto personal a la estancia.

Hacía tiempo que queríamos poner vinilos en casa, pero como teníamos el pasillo en unas condiciones pésimas, lo fuimos dejando. Sin embargo, con el problema resuelto, ya tocaba.

Hay miles de webs y opciones. Pero tardamos en decidirnos. Es una de estas situaciones en la que no sabes lo que quieres, pero sí lo que no. Que sabrás lo que quieres cuando lo veas. Al final una frase nos pareció muy graciosa y le encontramos el hueco perfecto: justo al abrir la puerta.

Colocarlo en la pared puede parecer complicado, y lo es si el vinilo es muy grande, pero con este tamaño sólo se necesita cuidado, paciencia y los materiales apropiados. Yo no tengo mucha paciencia, la verdad, pero fui capaz de ponerlo, así que si yo puedo, cualquiera puede.

Es recomendable pasar un pañito por la superficie para quitar posibles motas de polvo. Lo siguiente es hacer una simulación para ver dónde quieres que esté. No todo el mundo tiene la misma altura y ha de quedar a tiro de vista de la mayoría, al menos un punto intermedio.

El vinilo consta de dos láminas. Una siliconada donde viene el dibujo a trasponer, y otra transparente. Lo primero es pasar un paño por toda la superficie para asegurarnos de que está bien pegado el dibujo.

Hay que poner atrás la lámina siliconada y la transparente visible. Pegamos a la pared un centímetro de toda una línea en horizontal, preferiblemente la superior. Y comenzamos a despegar poco a poco el papel siliconado. Aquí hay que tener especial cuidado ya que hay que asegurarse de que el dibujo se queda en la lámina transparente que es la que vamos trasponiendo a la pared.

Una persona sola puede montarlo, pero si son dos, mejor, porque mientras una va tirando y separando ambas caras, la otra puede ir presionando la lámina adhesiva a la pared ayudándose de un paño o una espátula para evitar que salgan arrugas o burbujas.

Si alguna vez habéis forrado libros, es el mismo sistema. Hay que hacerlo con cuidado, pero es sencillo. Y si es entre dos, ya digo que va mejor. Sobre todo cuanto más grande sea. Nosotros en apenas 15-20 minutos lo habíamos colocado.

Vinilo instalación

Una vez que hemos quitado la parte siliconada y tenemos la transparente pegada a la pared, vamos retirándola con cuidado de que el dibujo no se venga con ella. Al ser letras y ocupar poca superficie, algunas como la I, W, o L hay que incidir más con el paño para que no se despeguen de la pared.

Vinilo

A nosotros el resultado nos ha encantado, y la gente cuando viene a casa nos bromea sobre ello y nos pide la clave de la Wi Fi… No son listos algunos…

Anuncios

3 comentarios en “Obras en casa XV: Dándole un lavado de cara al pasillo IV

  1. Me encanta!!! Nosotros pusimos uno un poco friki en el salón también… También llevaba tiempo detrás de los vinilos y queda genial la verdad… Hay que tener algo de cuidado cuando es grande pero el resultado merece la pena!

  2. Pingback: Obras en casa XVI: Dándole un lavado de cara al pasillo V | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Obras en casa XVII: Dándole un lavado de cara al pasillo VI | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s