Trucos viajeros: Ahorrar para viajar y viajar ahorrando

Cuando hablaba de los tópicos viajeros mencioné uno muy recurrente: Cómo se nota dónde hay dinero.

No sé si es un mantra que algunos se repiten para tener la excusa de que no pueden permitirse viajar o es que realmente creen que hay que tener un buen nivel adquisitivo para viajar. Afortunadamente, en casa trabajamos los dos, por lo que sí, tenemos dos sueldos y después de pagar hipoteca, recibos y comida, algo de remanente nos queda. Pero no tenemos cuenta en Panamá. Ni falta que hace.

Existe una sensación de que viajar es caro. No sé si se debe a la España de los años 60 cuando comenzó el turismo. Los que viajaban y hacían turismo eran los extranjeros. Las famosas suecas. El español de a pie se iba al pueblo, los pocos que salían de esta rutina interior eran los pudientes. Supongo que desde hace unos años, con la crisis, se ha vuelto a esa idea. Y hay casos realmente desgarradores, sin embargo, lo he oído de gente que tiene una situación no muy diferente de la mía.

Como decía cuando hablé de los tópicos, es una cuestión de prioridades: hay quien prefiere una casa más grande, un coche más caro, salir los fines de semana, fundir la tarjeta en ropa… Sin embargo, si se quiere ajustar, con pequeños ajustes en el día a día podemos sumar un buen presupuesto para viajar.

¿Cómo podemos hacer para ahorrar?

  • Se puede recurrir al reto de las 52 semanas y poco a poco llegar a los casi 1400€. Una cantidad para nada despreciable.
  • Un clásico es reducir o dejar el tabaco o el desayuno fuera de casa a diario.
  • Si comemos en el trabajo, se ahorra bastante llevando la comida de casa, también para los tentempiés entre comidas, cafés o bebidas. Yo voy a trabajar que parezco un sherpa.
  • Es recomendable revisar de vez en cuando los contratos de luz, agua, gas, teléfono… ya que las compañías están en continuo cambio y lo que era la mejor opción en su día, puede que no lo sea en la actualidad. También puede darse el caso de que quien cambie sea el consumidor y sus necesidades. A nosotros nos pasó con el teléfono, que Movistar comenzó a subir las tarifas cada poco tiempo sin ofrecer realmente nada nuevo. Así que valoramos otras opciones y ahora pagamos la mitad cada mes porque ajustamos nuestras tarifas en base a nuestro consumo.
  • También hay que tener en cuenta las suscripciones o inscripciones, si realmente seguimos haciendo uso de ellas. Un caso muy común es el del gimnasio. Podemos encontrar opciones gratuitas para hacer deporte como salir a correr, usar los parques con aparatos, usar vídeos en casa, salir con la bici o los patines (si ya contamos con ellos).
  • También unido al ejercicio está el gasto en gasolina o transporte. A veces podemos ir caminando, con lo que ahorramos y a la vez nos movemos. Ahorrar en transporte es también saber elegir cuál es la mejor opción a la hora de comprar billete, como por ejemplo decantándonos por uno de 10 viajes en vez de uno sencillo. Yo tengo el mensual y vaya si lo amortizo.
  • Generalmente en un área donde más se puede recortar es en el textil. Solemos comprar ropa porque sí, porque hay cambio de temporada, porque hay rebajas. Pero realmente acumulamos más de lo que necesitamos, así que conviene preguntarse si realmente necesitamos esa nueva prenda. Una buena iniciativa es evitar los centros comerciales para así no caer en la tentación. Aunque yo reconozco tenerlo bastante fácil en este aspecto, pues me despiertan tan poco interés las modas, que al final cubro las necesidades en rebajas con prendas básicas. Y cuando algo entra en el armario, suele ser porque hay algo que está saliendo.
  • Si eres muy fiestero, quizá por ahí el bolsillo parecerá tener un agujero. Puedes intentar alternar salidas nocturnas a locales de ocio con cenas en casa o casas de amigos. No cortas el gasto drásticamente, pero sí lo reduces.

Obviamente, todos estos puntos son subjetivos. Si quieres ahorrar para irte de viaje, lo primero que has de hacer es analizar tu vida para ver en qué gastas y cuándo. Cuál es el objetivo y qué “sacrificios” estás dispuesto a hacer. Yo no digo que los demás tengan que hacerlos, pero sí que es posible, si se quiere, claro.

Pero además de todo este ahorro previo, también se puede ahorrar viajando. Se trata de ajustar el viaje a nuestras necesidades, gustos y bolsillos. Está claro que viajando por libre siempre es más barato, ya que tú sumas o restas, no hay extras de agencia. Hay que tomar las decisiones adecuadas.

Cuando tenemos un presupuesto, llega el momento de las decisiones. A veces es más fácil no tener ni fecha ni destino prefijado, ya que te permite buscar ofertas. Si te gusta viajar, es fácil, seguro que tienes mil sitios que te gustaría conocer, así que es cuestión de ver cuándo es el momento adecuado para cada viaje.

Si tienes flexibilidad con las fechas, no lo dudes, busca temporada baja o media y/o destinos no tan comunes. Ojo con las temporadas de tifones y huracanes, conviene saber si hay algo detrás de ese ofertón. Y muy importante los trucos para elegir vuelo o alojamiento. Ya hablaré de esto otro día.

Y por último, el ahorro en destino. ¿Cómo? Pues buscando actividades gratuitas o llevar ya de casa descuento en páginas como Cuponation, atrapalo, groupon, groupalia… Por supuesto, se ahorra más cuanta más información se tenga. Por ejemplo, si conoces los medios de transporte del destino porque te has informado, vas a tiro hecho. Si llegas allí y vas a lo que primero salga, puede que sea lo más caro.

Y sobre todo, la comida. Creo que es donde más se puede recortar. Ojo, no quiere decir que haya que comer mal, puedes encontrar maravillas gastronómicas en puestos callejeros y saldrán infinitamente más baratas que sentarte en un restaurante.

De momento, aquí os dejo unos truquillos de cómo ahorrar para un viaje (y para cualquier cosa, en realidad) y eliminar así la idea de que hay que ser un adinerado para salir a descubrir mundo. Todo es proponérselo.

2 comentarios en “Trucos viajeros: Ahorrar para viajar y viajar ahorrando

  1. Pingback: Trucos viajeros: Comprar un Vuelo | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Trucos Viajeros: Errores a evitar | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .