Nueva serie a la lista “para ver”: Fargo

Había oído hablar y había leído tanto sobre Fargo, que pensé que tocaba darle una oportunidad aunque no terminaba de entender de qué iba. En su día me parecía poco prometedora. Y a eso se debía a que no hubiera visto el piloto hasta hace poco. Leía la sinopsis y decía “ya, pero ¿de qué va? ¿Qué pasa? ¿Qué cuenta? ¿Hacia dónde va?” Y lo mismo con la gente que me decía que tenía que verla, que era buenísima. Nadie me sabía resumir su argumento. Vaya por delante que no he visto la película del 96 de los Coen del mismo nombre, obviamente, si no, no habría estado tan perdida.

Pero llegó el verano, acabamos Castle y tocaba visionado de varios pilotos, así que cayó para darle una oportunidad y descubrir por qué se habla tanto de ella. Vi el primer capítulo, me gustó tanto, que en cuanto saque tiempo veré el film también porque sé que me estoy perdiendo una pedazo de película.

En la cinta el vendedor el automóviles Jerry Lundegaard necesita dinero y el mecánico del concesionario, exconvicto, le pone en contacto con un amigo criminal, Gaear Grimsrud. Jerry contrata a Gaear para que secuestre a su mujer y que así su acaudalado suegro, y también jefe, pague el rescate.

Sin embargo, por otro lado, le propone a su suegro un negocio de bienes raíces, y este acepta, así que decide cancelar el plan del secuestro. Lamentablemente, es bastante tarde, pues ya se está llevando a cabo. Durante el camino a su escondite, la policía detiene a los secuestradores por conducir sin matrícula reglamentaria y Gaear mata al agente, así como dos testigos que observan cómo mueve el cadáver.

Y aquí entra en escena, Marge Gunderson, una policía de Minnesota, embarazada de siete meses, que comenzará a investigar los homicidios.

La serie no es una adaptación televisiva, sino que se inspira en la estética, en los personajes, en el humor negro, en la sequedad de la violencia (sin llegar a lo gore), en los diálogos punzantes, en el ritmo, en el uso de la música y en los toques surrealistas de la película para crear otra obra maestra. Y es que, con solo un capítulo, ya se ve que pinta muy pero que muy bien.

En la serie se repite la ambientación de la nevada Minnesota, pero se actualiza a 2006 y se cambia la trama y personajes planteando una nueva historia. En ambos escenarios todo comienza con un crimen que desemboca en una espiral de caos alterando la paz del tranquilo pueblo. En este sentido parece ser que la película ha servido de inspiración para otras series, sin ir más lejos, hay mucho de Fargo en Fortitude: pueblo tranquilo, nieve, acontecimiento criminal y posterior investigación que saca a relucir secretos de los personajes… Pero claro, la estética, el surrealismo, el ritmo… es otro mundo. Fortitude al lado de Fargo se queda a años luz.

Uno de los protagonistas es Martin Freeman, conocido por bordar al Dr Watson acompañando a un inmenso Benedict Cumberbatch en Sherlock. En Fargo interpreta a Lester Nygaard, un vendedor de seguros con una vida miserable. Da una penica el hombre… Por un lado, es acosado en su trabajo; cuando llega a casa se ve encuentra en casa con una mujer que lo critica por todo y lo compara continuamente con su hermano pequeño y sus logros; pero además, en la calle se encuentra con un fantasma de su pasado, el matón de instituto que le humillaba y que le parte la nariz.

Hastiado de la vida se va al hospital a que le realicen una cura y allí conoce al otro gran protagonista de la serie, Lorne Malvo (Billy Bob Thornton, amiguete de los Coen y el primero en unirse al proyecto). Y allí, en la sala de espera, silla con silla, Lester le cuenta sus cuitas. Ya se sabe, las salas de espera es lo que tienen. No hay más que irse a un ambulatorio de la Seguridad Social y observar: que si a usted qué le ha pasado; uy, lo mío es peor; pues anda que yo, si le cuento… Y así le pasa al apocado protagonista, que se desahoga con este recién llegado al pueblo que resulta ser un psicópata criminal. Le explica el incidente con el matón y Malvo le propone echarle una mano a lo que el tímido Lester no dice ni sí, ni no. Y parece que ahí queda la cosa. Pero este encuentro supone un punto de inflexión en el mundo del vendedor de seguros, que verá cómo las elecciones que se toman en la vida determinan el camino.

Al día siguiente en la oficina le dicen que hay que buscar la póliza del seguro del matón, porque lo han encontrado asesinado con una prostituta y a partir de ahí ve cómo su mundo se tambalea. Y llegar a casa no ayuda, con el acoso y derribo de su mujer se ve sobrepasado y la mata. En medio de todo el caos, sin saber qué hacer con el cadáver, se pone en contacto con Malvo para que le ayude, pero antes de que este acuda, el sheriff aparece en su casa interrumpiendo sus planes. Pillado con las manos en la masa y sin saber cómo salir del embrollo, no se le ocurre otra que asesinarle a él también.

Y aquí aparece la tercera protagonista, la ayudante del sheriff, Molly Solverson, una tímida novata llena de empeño y empuje que tendrá que resolver este caso, el del matón, y otro accidente por choque de vehículo con animal.

Ya tenemos la trama presentada. Para el desarrollo habrá que ver los 9 capítulos restantes. Y caerán, porque, como decía, tiene pinta ya en el primer capítulo de gran serie, de esas producciones que enganchan, que se convierten en un imprescindible. Tras ver el piloto ya entiendo que la pusieran por las nubes, ése es el nivel en el que está. Una buena historia en un lugar remoto con unos personajes magníficos. Freeman con esa cara de empanado frente a Thornton con su mirada penetrante de villano y su gran vida interior (a saber qué se le pasa por la cabeza) articulan la trama con unos diálogos antológicos sin apenas decir mucho. Y de ahí parten las situaciones más noir y surrealistas que podamos imaginar, de ese decir con no decir.

Pero la cosa no acaba aquí, la serie cuenta con una segunda temporada de también 10 capítulos independiente de la historia de Lester y Malvo, aunque con cierta relación, ya que la investigación policial correrá a cargo del padre de Molly. Es decir, es como una precuela. En este caso se centra en un acontecimiento que ocurrió 20 años antes de la primera temporada (una jueza asesinada en un restaurante en 1979). Y parece que para 2017 habrá una tercera.

No sé cómo he tardado tanto en decidirme a verla. Sin duda es de visionado obligado.

Anuncios

6 comentarios en “Nueva serie a la lista “para ver”: Fargo

  1. Una pasadísima de serie. Dos monstruos de protagonistas (y el resto del reparto impresionante también). Muy pero que muuuuy recomendable!
    Y, por supuesto, el peliculón! Yo la vi cuando salió y a día de hoy me sigue flipando igual. Por lo que tu dices, la frialdad, los comentarios punzantes, diálogos magistrales… una pasada.

  2. Pingback: Series Terminadas XXIV | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Nueva serie a la lista “para ver”: This is us | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Nueva serie a la lista “para ver”: Goliath | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Serie Terminada: Breaking Bad | Una cosa te voy a decir
  6. Pingback: Nueva serie a la lista “para ver”: Legion | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s