Nueva serie a la lista “para ver”: Okkupert (Occupied)

Las series nórdicas (también las británicas) están de moda. No es de extrañar, ya que se salen de la dinámica a la que nos tienen acostumbrados las series americanas. No sólo se debe a un cambio de temáticas, sino también de la narración, la fotografía y ambientación, todo mucho más lento y grisáceo.

Desde Noruega nos llega Okkupert (Occupied para su versión internacional), un thriller político creado por el escritor de novela negra Jo Nesbø que crea un debate interesante en cuanto a los puntos débiles de la democracia actual en el mundo en general y en Europa en particular.

La acción se desarrolla en un futuro cercano en el que el Partido Verde ha ganado las elecciones en Noruega. El nuevo Primer Ministro anuncia que va a cerrar las explotaciones de combustibles fósiles y apostar por una nueva forma de energía limpia para luchar contra el cambio climático. A partir de ese momento se quieren centrar en el Torio, un mineral que descubrió un monje noruego en el siglo XIX (y que recibe el nombre por Thor, el dios nórdico, no el de Marvel).

Este comunicado produce un conflicto geopolítico con un aluvión de críticas de los países vecinos y la indignación de la UE, ya que el petróleo sigue siendo la principal fuente de energía y Europa entera se abastece gracias a Noruega. Hay presiones por todos lados para que se retracte, pero el Primer Ministro se mantiene en sus trece. En un giro de los acontecimientos, es secuestrado y llevado a un helicóptero. Cuando le quitan la capucha resulta que sus secuestradores no forman parte de una célula terrorista, sino que son rusos enviados por la UE para que el dirigente cambie de opinión con respecto a los recursos energéticos.

Rusia inicia una ocupación “pacífica” disfrazada de asistencia con el beneplácito de la Unión Europea incautando los yacimientos de gas y petróleo para así garantizar la producción. Eso sí, es una ocupación temporal pero sin fecha de retirada, como cuando Napoléon pidió que le dejaran atravesar España, que él lo que quería era llegar a Portugal. Rusia, en teoría, promete retirarse una vez conseguido el objetivo. Veremos…

Durante el secuestro el Primer Ministro dice un par de frases magníficas: “Soy un presidente elegido por los ciudadanos. Quiero hablar con alguien elegido democráticamente”. Aquí el malo de la película es la UE, con unos dirigentes que hacen y deshacen a su antojo, movidos por sus intereses dejando a los gobiernos de los países integrantes de la Unión con poca capacidad de movimiento. Y eso que aquí tenemos a Noruega, que no pertenece a la UE, sino que tiene acuerdos; qué fuerza no tendrá en otros países. Bueno, qué tontería, si ya lo hemos vivido con las directrices del señor Junker y la señora Merkel en nuestras propias carnes (o que se lo digan a los griegos). La serie nos pone frente al concepto de soberanía (o falta de) dentro de la UE. Y es que la libertad no es una opción, se trata de poder.

Y eso es lo que la hace cercana y verosímil, que, aunque no está basado en hechos reales, sino que es ficción; no nos parece tan descabellado. De hecho, a los rusos no les ha gustado mucho la serie. En primer lugar porque están un poco hartos de ser siempre los malos en las producciones televisivas o cinematográficas, pero además, porque el argumento guarda cierta similitud con la invasión de Crimea de 2015 y creen que se fomenta el odio hacia ellos. De hecho, el embajador ruso en Oslo llegó a decir que “es una lastima que en el septuagésimo aniversario de la liberación noruega de la Alemania Nazi por parte del Ejército Rojo haya caído en el olvido y que decidan asustar a la audiencia noruega con una amenaza inexistente por parte de Rusia”. En TV2 se defienden asegurando que la serie va sobre los noruegos y sobre la posibilidad de que aceptarían una intervención extranjera siempre que se mantuvieran unas garantías sociales. Además, insiste en que estaba en producción antes del conflicto con Ucrania.

Y claro, en Noruega también ha creado polémica por el modo en que se trata la patria y la democracia. Incluso la han acusado de generar un malestar, puesto que hay mucha gente que extrapola la ficción a la realidad. Okkupert (Occupied) nos hace reflexionar sobre nuestros valores, sobre la visión del patriotismo.

Pero no es oro todo lo que reluce. Aunque tiene muchas cosas buenas, no en vano cuenta con el presupuesto más alto hasta la fecha en la historia de la televisión noruega: la friolera de 90 millones de coronas; también tiene puntos que mejorar. Me sorprende la actitud del resto de personajes de la ficción, todos en contra del Primer Ministro, ninguno se plantea enfrentarse al gran villano. En este sentido, Borgen era más real, la Primera Ministra tenía sus adeptos y sus detractores, se creaba un debate, había diferentes voces, críticas… Me cuesta creer que una decisión política de tal envergadura no provoque una crisis institucional y nacional. Sólo hay dos personajes que parecen destacar entre todo este conformismo: un periodista y el guardaespaldas. Que por cierto, se han flipado un poco con la carrera entre el helicóptero y el coche, y que gane el vehículo de tierra…

A todo esto, EEUU, que suele estar metido en todos los conflictos, no aparece, al menos de momento, ya que lo han desterrado de la ecuación con la justificación argumentativa de que se ha retirado de la OTAN.

La primera temporada cuenta con 10 capítulos, cada uno de ellos tiene el nombre de un mes, que es cuando se desarrolla cada etapa del conflicto. Parece que habrá una segunda temporada, aunque no se sabe cuándo.

Es una buena apuesta para los aficionados a las series políticas. Es un argumento original que toca temas como el cambio climático, aspectos medioambientales, la patria, la soberanía nacional, la ocupación o la represión. Es ficción, pero muchas veces la realidad la supera, y últimamente tenemos buenas dosis de realidad que ríete tú de guionistas o novelistas.

Un comentario en “Nueva serie a la lista “para ver”: Okkupert (Occupied)

  1. Pingback: Nueva serie a la lista “para ver”: Cardinal | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.