Nueva serie a la lista “para ver”: The catch

¿Hasta qué punto podrías fiarte de una investigadora a quien ha estafado su prometido? Es lo que plantea The Catch, la nueva serie de la productora de Shonda Rhimes, creadora de Anatomía de Grey, Scandal o Cómo defender a un asesino.

Alice Vaughan, la protagonista, es una exitosa analista de fraudes experta en delitos de guante blanco que trabaja en Los Ángeles. Es muy buena en su trabajo, sin embargo, se convertirá en víctima cuando su prometido desaparezca llevándose sus ahorros. Dispuesta a encontrarlo y desenmascararlo, trabajará con su equipo a la vez que intentará ocultar el timo a sus clientes ya que perdería toda su reputación.

El perfecto prometido es Christopher Hall (Peter Krause, conocido por A dos metros bajo tierra), un estafador de guante blanco que ha de lidiar a su vez con su pareja oficial y jefa (la Penny de Lost) mientras que ejecuta la jugada con Alice. A partir del engaño, comenzará el juego del gato y el ratón.

En The Catch las apariencias son lo más importante. No faltan los coches caros, vestidos de alta costura y oficinas de diseño. Pero la cuestión de las apariencias va más allá. Para el estafador lo es todo, ya que tiene que fingir ser quien no es, pero para Alice también es imprescindible su fachada de normalidad ante sus clientes para no perder su credibilidad.

Me recordó en algunos momentos a Ladrón de guante blanco protagonizada por Matt Bomer, en la que un estafador, falsificador y ladrón es capturado tras escapar de una prisión federal de máxima seguridad y para no volver a la cárcel llega a un trato con el FBI en el que a cambio ayudará a la unidad de delitos de guante blanco a resolver otros casos. En realidad solo tienen en común la estafa, así como el cuidado de la apariencia y la elegancia; pero en las 6 temporadas de Ladrón de guante blanco se trataban muchos tipos de timos y falsificaciones, y se cuidaba mucho la preparación del engaño (como en Ocean’s Eleven antes de preparar el golpe), por lo que en el piloto de The Catch hubo algún giro de guion que ya esperaba.

El piloto tiene ritmo, con pantalla partida y giros desde el primer minuto (aunque algunos esperables). Cuenta con acción e intriga, el toque romántico y la venganza. Y como ocurre en las series de Rhimes, una mujer fuerte e independiente a su cabeza. Habrá que ver si no decae el ritmo y la historia sigue manteniendo sus giros argumentales.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s