Nueva serie a la lista “para ver”: The Good Place

Soy fan fan fan fan (de póster) de Kristen Bell, así pues, cuando supe que tenía nueva serie con Ted Danson, sabía que tenía que hacer hueco para ver el piloto.

The Good Place es una comedia en la que Eleanor, tras ser atropellada por un camión, llega al más allá, a El Buen Lugar. Michael, una especie de San Pedro, se encargará de guiarla por esta especie de cielo a la que van quienes han hecho buenas acciones en su vida pasada. Eleanor es recibida con veneración por todos los vecinos después de oír todas las alabanzas que hace Michael sobre ella. Hay buenrollismo, todo muy happy, muy cuqui, muy cursi. Le presentarán a su alma gemela y le enseñarán su nueva casa. Una vez acomodada, descubrirá su pequeño secreto a su compañero: la han confundido con otra persona.

Ella es malhablada, nada empática, arrogante, corrupta, cruel, egoísta y egocéntrica. Y en pocas horas sus actos ya provocan varias situaciones caóticas en El Buen Lugar. Chidi, su pareja, que es filósofo, intentará ayudarla a deshacer sus malas acciones y convertirse en mejor persona.

En este primer capítulo doble tenemos una primera de contacto del argumento y de los personajes. La carismática Kristen Bell se hace con todo el peso de la serie. Con esa cara angelical, tan dulce y rubia ella, nos hace creer que es la buena samaritana que presenta Ted Danson, sin embargo, ella tiene un punto gamberro que tan bien conocemos de otros trabajos, aunque aquí pierde algo de sarcasmo. Tiene una vis cómica que rompe con su imagen. Los gags con sus intentos de soltar palabrotas te arrancan la sonrisa. What the fork?

El resto de personajes tampoco tienen mala pinta, desde Michael hasta Chidi, pasando por la perfecta pareja vecina que vive en un casoplón. Ella es una pija con acento british que no se calla de debajo del agua y el un monje budista con voto de silencio. Ahí es nada.

Es una serie fresca, ágil, alocada, con humor absurdo y situaciones surrealistas. El piloto me ha dejado buen sabor de boca y habrá que ver qué tal les va a los habitantes de este sitio tan cuqui en el que encuentras a tu alma gemela, no se pueden decir palabrotas, todo el mundo es muy muy amable y hay locales de yogur helado por todos lados. Pero sobre todo, para descubrir si Eleanor es capaz de compensar cómo se comportó en su vida anterior con los buenos actos que realice en The Good Place.