Road Trip por Escocia. Día 3: Salida de Edimburgo y visita a St Andrews

Llegó el momento del Road Trip como tal, y para ello nos hacía falta un coche, así pues, tras desayunar, dejamos el apartamento. Cargados con nuestro equipaje nos fuimos hacia la estación de Waverley para coger el tren hasta Edinburgh Park, donde estaba la oficina de alquiler del coche.

El trayecto era corto, apenas un par de paradas, pero por incidencia en el tren anterior, nuestro tren se retrasó en su salida. Por un momento pensé que nos íbamos a quedar tirados, pero después de unos 10 minutos, nos pusimos en movimiento. La oficina de Arnold Clark se encuentra junto a las vías de la estación, por lo que no tuvimos que andar mucho cargados con las mochilas y maleta. El recinto pertenece a un concesionario de Fiat y la oficina de alquiler de coches queda justo detrás del concesionario en sí.

El momento de firmar el contrato fue un tanto caótico, pues a pesar de que había hablado ya las condiciones con William Wallace, y llevaba el mail impreso con todo desglosado; el chico de Arnold Clark empezó a hacerme preguntas sobre toooooooooodo. Y tenía un acento cerrado, cerrado, cerrado. Pero bueno, al final solucionar los trámites pertinentes, nos acompañó a nuestro Volkswagen Polo blanco, lo revisó para comprobar las marcas que pudiera tener, y nos dio las llaves.

Tocaba ponerse en marcha, pero antes de salir del polígono, paramos en un Tesco para hacer compra y llevar algo de comida para ir cubiertos, ya que no sabíamos cuándo ni dónde nos llegaría el hambre.

Y con el maletero bien cargado (realmente con la maleta y una mochila ya no quedaba ni un hueco), ahora sí, emprendimos el camino dirección noreste. Nos adentramos en la Escocia oriental, que se caracteriza por playas arenosas, bahías rocosas y pueblos de pescadores, pero esta dureza de la costa del Mar del Norte contrasta con un interior en el que abundan las destilerías, los campos de golf, castillos rodeados de inmensos jardines y bosques.

Puente

Nuestra primera parada fue Saint Andrews.  A las 11 estábamos en la pequeña ciudad en el condado de Fife que ha tenido mucha importancia a lo largo de la historia de Escocia. Es una de las ciudades más antiguas y fue capital eclesiástica hasta la Reforma de 1560. Debe su nombre al patrón de Escocia, San Andrés, cuyas reliquias se trasladaron a la ciudad en el año 742.

Es conocida por ser la cuna del golf, ya que es donde se encuentra el club de golf más antiguo del mundo y por tener la universidad más antigua y prestigiosa de Escocia (1140).

Por sus dimensiones es muy sencilla recorrerla a pie. Tiene un carácter medieval con los restos del castillo, de la catedral y sus callejuelas empedradas. Muchas de las casas de la ciudad están levantadas con piedras que  proceden de las ruinas de la catedral, lo que hace que se mantenga cierta uniformidad.

Saint Andrews

gaviota

El centro histórico se reduce a tres calles paralelas: North Street, South Street y Market Street y una que bordea la costa: the Scores. En la Old Town destacan edificios históricos con fachadas curvadas, locales para comer, tiendas y un ambiente universitario.

Saint Andrews

Saint Andrews

Hay casas muy pintorescas con sus antiguos portones de madera con picaportes de hierro forjado.

Saint Andrews

Saint Andrews

Saint Andrews

El casco histórico de St. Andrews tiene aparcamiento regulado, así que buscamos un aparcamiento gratuito a cinco minutos, junto a la estación de autobuses. Desde allí, de camino al centro, pasamos por la Hope Park Church,  una pintoresca iglesia de 1865 con unas vidrieras muy peculiares.

Hope Park Church

Hope Park Church

Hope Park Church

Hope Park Church

Una vez pasamos el arco, nos adentramos en la zona histórica. Siguiendo la North Street llegamos al Castillo que se asoma al mar.

Castillo de St Andrews

Está incluido en el Explorer Pass y se accede a él por la tienda de recuerdos. La chica que nos atendió nos explicó la ruta recomendada en español, nos escaneó el ticket y nos invitó a recorrer una exposición en la que se explicaba la historia del castillo.

Esto es algo que nos fuimos encontrando en las diferentes visitas a edificios históricos o ruinas a lo largo de Escocia. Siempre había paneles informativos, reconstrucciones, vídeos o exposiciones para conocer mejor el lugar.

En este caso había paredes con textos narrando la historia, así como figuras que representaban diferentes escenas que acontecieron en el castillo.

Escena del Castillo

asedio protestante

Podemos ver en la imagen superior el asedio protestante y cómo se destruyeron imágenes. También había un John Knox que hablaba y se movía. Un tanto siniestro, porque además quedaba muy por encima del campo de visión del espectador, con lo que se enfatizaba aún más el efecto al tener que mirar para arriba.

John Knox

Tras el recorrido por la exposición, salimos al exterior a recorrer las ruinas.

Castillo de St Andrews

Se comenzó a construir en 1200 y se convirtió en la residencia de los obispos de Saint Andrews, lo que lo hizo convertirse en centro administrativo principal de la Iglesia de Escocia. Durante la Guerra de Independencia de Escocia fue destruido y reconstruido varias veces. En 1313 fue tomado por el rey inglés Eduardo I, pero fue recuperado en 1314 por los escoceses tras la victoria en Bannockburn.

En 1330 de nuevo pasa a mano de los ingleses, que construyen unas defensas, sin embargo, no les sirvió de mucho, porque en 1336 Sir Andrew Moray lo recupera tras un asedio de 3 semanas. Para evitar que de nuevo los ingleses volvieran, decidieron destruirlo. Y así permaneció hasta que en 1385 el obispo Walter Trail comienza a reconstruirlo llegando a morir en él.

George Wishart

Tras la derrota protestante, el castillo fue reconstruido por el arzobispo John Hamilton, pero se dejó sin atender, y hasta nuestros días han llegado los muros, dos torreones y las mazmorras, que se excavaron en el siglo XVI durante el asedio protestante.

El castillo se dividía en torre delantera, fachada de entrada, patio interior, recinto sur, el antiguo recinto de la capilla, la mina y contramina, las galerías subterráneas, la antigua sala principal, la torre de la cocina y la torre del mar.

Fore tower (torre delantera): Se trata de una torre de cuatro plantas que en su día incluía la entrada original del castillo

Castillo de St Andrews

Entrance front (fachada de entrada), añadida en la década de 1550 para ofrecer una nueva entrada más espectacular

Fachada

South range (recinto sur), construido en la década de 1550 como imponente residencia del arzobispo. Es lo que hoy queda desde la fachada a la torre.

Castillo de Saint Andrews. South range

Inner courtyard (patio interior), el patio central del castillo

Patio interior

Patio interior

Castillo de Saint Andrews

Site of Chapel range (antiguo recinto de la capilla), albergó en su día una capilla en la planta superior

Mine and countermine (mina y contramina): Galerías subterráneas horadadas en la roca durante el asedio de 1546-1577 que se pueden explorar. Es muy interesante adentrarse, eso sí, no apto para claustrofóbicos ya que es algo estrecho. Incluso hay una escalera de mano vertical.

Mina y contramina

Mina y contramina

Mina y contramina

Mina y contramina

Mina y contramina

Site of Great Hall (antigua sala principal), lugar que ocupaba la sala de recepción del castillo, arrastrada mar adentro en 1801

Castillo de Saint Andrews

Kitchen tower (torre de la cocina), aquí se preparaban los banquetes para la sala principal. Desde esta torre se alcanza a ver la playa de Carros de Fuego. Es una playa inmensa, y corría buen aire también.

Castillo de St Andrews

Playa

Sea tower (torre del mar), albergaba las celdas de la prisión y la mazmorra. Si nos asomamos a esa zona podemos alcanzar a ver el mar y al fondo las ruinas de la catedral.

mar

Catedral

Y hacia allá nos dirigimos, siguiendo un sendero que trascurre junto a la playa.

Arch Bridge

Arch Bridge

Catedral

Catedral

Si pasamos la Catdral de largo, llegamos a una zona de espigón desde donde vemos una inmensa playa a la derecha. Si nos giramos hacia la izquierda, tenemos la catedral, que habíamos dejado a nuestra espalda, y, más al forno, el castillo.

Playa

Catedral y Castillo

castillo

Tras observar el paisaje en calma, en un sorprendente día despejado y soleado, nos dirigimos al recinto de la Catedral.

Catedral

Entramos por atrás, así que lo primero que nos encontramos fueron las tumbas del cementerio, cada una siguiendo su propio estilo y tamaño.

Catedral

Catedral

Sorteando las lápidas llegamos a la catedral, hoy en ruinas, que se comenzó a construir en 1160 y se finalizó en 1318, en tiempos de Robert Bruce. En aquellos momentos fue la más grande de Gran Bretaña y dominaba la bahía del puerto dando la sensación de precipitarse al mar.

Catedral

Catedral

Catedral

Hasta ella llegaban los peregrinos para ver las reliquias de San Andrés que estaban enterradas bajo el altar mayor.

Catedral

Debido a su situación sobre un promontorio ha sufrido varios incidentes debido a los los fuertes vientos y a las tormentas. Pero lo que más la dañó fue la violenta reforma protestante en el siglo XVI cuando fue saqueada e incendiada. Con esta destrucción la ciudad perdió parte de su poder e influencia y cuando en 1560 el Parlamento Reformista declara a Escocia país protestante, Saint Andrews queda arruinada y relegada.

De la majestuosa catedral que se intuye sólo quedan dos torreones de la cara este y uno de la oeste, además de la torre sur y algunas partes del convento.

Catedral

Catedral

Se mantienen en pie algunos muros del recinto así como la puerta con arcos del suroeste.

Catedral

Catedral

Está incluida en el Explorer Pass. Aunque se puede acceder a su recinto de forma gratuita y pasear por los restos de la Iglesia de St. Rules, que data de 1140 y es el edificio más antiguo de la ciudad.

Catedral

Era de la orden de los Agustinos y pertenecía al monasterio. Aún se conserva su torre, a la que se puede subir para disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad y de la costa. También se puede visitar el museo, que conserva una importante colección de lápidas medievales y cruces celtas. Tanto para la torre como para el museo hay que pagar.

Catedral

Un poco más allá de la colina donde se encuentran las ruinas, hay, cómo no, un campo de golf, en cuyo recinto se encuentra la tumba de Tom Morris, considerado el fundador del golf moderno. También está su hijo Tommy.

Para finalizar nuestra visita a la ciudad volvimos hacia el coche callejeando por el centro histórico, donde descubrimos la iglesia de Holy Trinity donde John Knox animó a los ciudadanos a destruir la catedral durante la reforma protestante.

Holy Trinity

Holy Trinity. Church Street

Holy Trinity

Holy Trinity

A continuación se alza el Town Hall, el ayuntamiento, que es de estilo victoriano y el Saint Mary’s College que hoy en día acoge la Biblioteca de la Universidad.

Town Hall

Saint Andrews, a pesar de ser una ciudad pequeña, cuenta con un casco histórico bien conservado, unos magníficos edificios, unas calles concurridas de estudiantes universitarios, facultades góticas repartidas a lo largo y ancho de la ciudad, las ruinas de su catedral y castillo que se erigen majestuosos adentrándose casi en el Mar del Norte. Combina tradición académica y religiosa completando el cuadro los verdes campos de golf.

Saint Andrews

Saint Andrews

Saint Andrews

Saint Andrews

Saint Andrews

Saint Andrews es una ciudad pintoresca que no hay que perderse.

Una nube grisácea comenzó a amenazar, así que nos fuimos al coche, y, dado que era la 1:30, aprovechamos para comernos unos sándwiches en el coche antes de continuar con nuestro camino hacia Glamis Castle. La nube tardó en descargar lo que nosotros en comer. Y es que así es el clima en Escocia.

Este fue nuestro recorrido en esta etapa:

Anuncios

9 comentarios en “Road Trip por Escocia. Día 3: Salida de Edimburgo y visita a St Andrews

  1. Pingback: Configurar itinerario por Escocia | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Explorer Pass | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Road Trip por Escocia. Día 5: Rogie Falls y Dornoch | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Datos sobre Escocia | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Road Trip por Escocia. Día 2: Castillo de Edimburgo y New Town | Una cosa te voy a decir
  6. Pingback: Conclusiones del Itinerario por Escocia | Una cosa te voy a decir
  7. Pingback: Conducir en Escocia | Una cosa te voy a decir
  8. Pingback: El Clima en Escocia | Una cosa te voy a decir
  9. Pingback: Viajar V (2016) | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s