Road Trip por Escocia. Día 8 IV Parte: Fort Augustus y llegada a Inverness

Nos habíamos quedado camino de Fort Augustus, una localidad de unos 700 habitantes que debe su nombre a la construcción de un fuerte en la época de las Guerras Jacobitas en el siglo XVIII para controlar a los escoceses rebeldes del norte. El primer fuerte se levantó en 1715 y otro más importante en 1729, en el lugar en que hoy se encuentra el Lovat Arms Hotel. Kiliwhimin era su antiguo nombre en gaélico que se remonta al siglo VI cuando el Abad de Iona fundó una iglesia con el nombre de Chuimein.

El fuerte desapareció siglos después cuando fue sustituido por una abadía de monjes benedictinos. Los monjes dejaron la abadía en 1999 y ahora se ha convertido en un hotel de lujo.

Es impresionante. Al menos por fuera. Sí que es cierto que se ven edificios anexos de años posteriores, pero parece que se conserva el conjunto original tan típico británico. Destaca por su roca grisácea, tejados puntiagudos y ventanas largas y estrechas.

Fort Augustus es un pueblo pequeño, que destaca sobre todo por su posición en la ruta de Fort William a Inverness. Además de por ser un buen lugar para observar el lago. El Loch Ness ha sido siempre un punto de unión entre el centro de las Tierras Altas y el norte. Al tener salida al Mar del Norte, era un territorio muy cotizado en las guerras entre pictos y romanos; celtas y vikingos; y escoceses e ingleses.

Hasta hace relativamente poco, la navegación durante el invierno por el Mar del Norte era difícil y además peligrosa. Las travesías estaban llenas de obstáculos como icebergs, placas de hielo y tormentas, por lo que no sólo las vidas humanas, sino también las embarcaciones y las cargas se veían amenazadas.

Las condiciones tan extremas de la Costa Oeste de Escocia con un paisaje tan escarpado condujeron a la construcción de un canal en el valle en el que se encuentra el Loch Ness. De esta forma, quedó unido el Océano Atlántico con el Mar del Norte.

Este Canal de Caledonia aprovecha los lagos, sin embargo, se encontró con un problema: los desniveles. Para sortearlos, se construyeron sistemas de esclusas como el que podemos encontrar en Fort Augustus. Supusieron unas de las obras de ingeniería civil más importantes de la época.

Sin embargo, lamentablemente, cuando se terminó de construir se había quedado obsoleto. Se inició en 1803 bajo la dirección de Thomas Telford, pero, no se terminó hasta 19 años más tarde. Para entonces, los barcos que se habían tomado como medida a la hora de diseñar las esclusas, habían ido aumentando su tamaño.

No fue hasta 1960 cuando se volvió a retomar su uso, aunque esta vez con una función recreativa. Había británicos que comenzaron a viajar desde el Norte al Suroeste y les fue muy útil. Aún hoy en día sigue en funcionamiento.

Aún así, la importancia del canal fue tal, que mientras que en otras zonas de Gran Bretaña el ferrocarril condujo a un desarrollo industrial y una mejora de las comunicaciones; en esta zona apenas fue insignificante. Se abrió en 1903, un siglo más tarde que el canal, pero tuvo que cerrar en 1946 porque no tenía la repercusión en la industria y el transporte que en el resto de Escocia.

Las mejores vistas del pueblo se obtienen desde tres puntos:

  • Desde lo alto de las esclusas. Desde allí se alcanza a ver el lago con el valle como fondo y el pueblo en escalera.
  • Desde el puente giratorio, con el final del canal y el lago
  • Desde ambos extremos del canal con toda la amplitud del lago.

Es un pueblo pequeño, pintoresco, que gira en torno al canal, las esclusas, el lago, y cómo no, a Nessie (que parece que ha tenido alguna cría y todo).

Tras visitar el pueblo, volvimos a Inverness por la orilla opuesta, la costa oriental, por la B862/852. Es la zona menos turística, pero tiene mejores paisajes.

Se aprecia en las carreteras que es el lado menos transitado y turístico del lago. El asfaltado está un tanto descuidado, por decir algo.

No obstante, las vistas compensan claramente. En esta zona está el Valle de Stratherrick, un espacio verde en el que abundan los rebaños de ovejas.

Paramos en la playa de Dores, a unos 10km de Inverness. No parece que estemos en un lago, se trata de una playa de medio kilómetro.

Es una buena zona para avistar el Urqhart Castle, eso sí, en la lejanía, hay que afinar la vista. De hecho, parece insignificante ante las dimensiones del lago y del valle.

Recorrimos el camino hasta Inverness tranquilamente disfrutando del paisaje. Llegamos sobre las 7 de la tarde a nuestro alojamiento, el Silverstrands Guest House. De momento, nos quedamos aquí.

9 comentarios en “Road Trip por Escocia. Día 8 IV Parte: Fort Augustus y llegada a Inverness

  1. Pingback: Configurar itinerario por Escocia | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Road Trip por Escocia. Día 5: Rogie Falls y Dornoch | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Road Trip por Escocia. Día 8 III Parte: Loch Ness y Castillo Urquhart | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Road Trip por Escocia. Día 8 V Parte: Inverness | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Conclusiones del Itinerario por Escocia | Una cosa te voy a decir
  6. Pingback: Conducir en Escocia | Una cosa te voy a decir
  7. Pingback: El Clima en Escocia | Una cosa te voy a decir
  8. Pingback: El Idioma en Escocia | Una cosa te voy a decir
  9. Pingback: Resumen de gastos del Road Trip por Escocia | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.