Road Trip por Escocia. Día 9 II Parte: Isla de Skye: Old Man of Storr

Dejamos Portree y continuamos hacia el norte hacia el mayor símbolo de la Isla de Skye, el pináculo Old Man of Storr que corona el monte Storr, de 719m de altitud. Junto a esta montaña está el Needle Rock.

Old Man Of Storr son unas inmensas formaciones rocosas monolíticas modeladas por la erosión que han acabado con forma de hoja de sauce. Realmente el Old Man es el mayor de los pináculos. Se encuentra en el norte de la isla de Skye, entre portree y Staffin y se llega después de recorrer una tortuosa carretera de un carril entre acantilados y puertos de montaña.

Hay un aparcamiento donde se puede dejar el coche. Cuando llegamos, a eso de las 3, no es que hubiera mucho sitio libre, pero bueno, no estaba lleno. Sin embargo, tres horas más tarde, había coches aparcados en los laterales de la carretera durante al menos un kilómetro.

No se trata de una ruta sin más. Se trata de una caminata circular de unos 4 kilómetros calificado un nivel medio en cuanto a longitud, y también medio en dificultad. Por supuesto es imprescindible un buen calzado, algo de comida y bebida por si tuviéramos algún bajón. Que ojo, son 4 kilómetros, pero es cuesta arriba.

Para comenzar la caminata hay que pasar una puerta de madera, y a continuación tomar el camino que sigue la ladera de la montaña. Hay tanto uno para la izquierda, como para la derecha, ambos se unen arriba, sin embargo, en Walk Highlands recomiendan la segunda opción, así que esa tomamos. En este tramo se ve un poco desangelado, pues quedan los restos de la tala de árboles. Y es que los terrenos son privados (de ahí la valla), y no hay que olvidar que es una zona en la que se vive de la agricultura, ganadería y la pesca. La venta de madera es una forma de sobrevivir más.

 

El camino continúa en zig zag escalando la montaña y se llega a otra puerta de madera. Volvemos a cruzarla y cerrar tras nosotros y seguimos. La ruta comienza a ser más empinada, además, se complica, puesto que se mezcla un terreno rocoso con partes de barro.

Pero no es un barro de lluvia y arena, sino algo más fangoso, te bota el pie cuando vas andando. Es una sensación curiosa. Menos mal que no nos llovió, porque lo cierto es que tendríamos que haberlo dejado para otro día (con un poco de suerte). Muy importante el calzado para la ruta, ya que el terreno irregular y además en ascenso, hace que haya que prestar mucha atención de dónde ponemos los pies. Mis botas desde luego pasaron con nota la prueba.

Pero además, la cosa comienza a complicarse con una cuesta de gran nivel, de estas en las que las rodillas casi te tocan el pecho. En determinado momento, el camino se vuelve a bifurcar, en este caso, habrá que coger el de la izquierda. No hay un camino muy definido, tan solo unas rocas que te marcan las pisadas. Durante la subida, el Old Man nos va quedando a un lateral, pero si seguimos las pautas del terreno, nosotros también iremos girando progresivamente. Finalmente, llegamos a los pies del pináculo.

No es del todo sencillo trepar por la parte inferior de la roca, aunque vimos a gente con niños que se atrevía a todo. La parte rocosa e irregular da un poco de vértigo, y eso que yo no tengo miedo a las alturas, pero reconozco que allí sentada daba mucha impresión. Quizás también por el aire que azota a esas altitudes que no da mucha sensación de estabilidad.

Es el momento de sentarse y disfrutar. Que no quiere decir que no hayamos parado durante el ascenso, ni mucho menos. Pero desde lo alto tenemos un paisaje impresionante.

Se observa la bahía. Además, teníamos un día sorprendentemente despejado, aunque nos había llovido levemente por tramos.

Bajando un poco y tomando el camino que sale hacia la izquierda, nos dirigimos hacia Needle Rock y más allá, subimos a un acantilado desde donde tenemos unas magníficas vistas del Old Man y de todo nuestro alrededor.

Si la subida anterior parecía pronunciada, esta lo es más aún. Claro, las vistas son espectaculares, y el viento también.

Emprendimos la bajada siguiendo el camino marcado con las piedras y de vuelta al aparcamiento. Podríamos decir que es más rápido que la subida, claro está, pero aún así, no es moco de pavo, ya que hay que prestar atención a las rocas para no resbalar, y al fango para no acabar atrapado hasta las rodillas. Y porque también merece la pena pararse, levantar la cabeza, ver la subidita que te has pegado y sonreír con satisfacción.

Desde luego fue una grata experiencia.

Sí, es exigente, hay que prestar atención y ponerle ganas y ánimos, pero al llegar arriba todo se queda ensombrecido por las vistas. No son unas rocas sin más, por algo es uno de los paisajes más fotografiados del país.

Un poco cansados, nos dirigimos hacia nuestro alojamiento, el Lochview B&B. donde nos esperaba la alegre Elaine. Nos costó un poco encontrar su casa en la A87, porque está en un pueblo llamado Kensaleyre, pero es de estos pueblos dispersos a lo largo de la carretera.

Se encuentra mirando al mar con orientación oeste, así que a esas horas de la tarde se podía observar cómo iba descendiendo.

Nuestra habitación tenía también esa orientación, y con esas grandes cristaleras teníamos todo el sol iluminándola.

El dormitorio era bastante espacioso. Con un armario empotrado y baño incorporado. También teníamos la típica tetera y algunos detalles de bienvenida.

Los dueños son gente joven con un niño pequeño, y se nota. La decoración es bastante moderna, aunque combinada con detalles clásicos como grandes muebles de madera. Sin embargo, donde más se notaba el buen ojo que habían puesto fue en el baño. Toda una gozada poder ducharse en la cabina de chorros después de la paliza a andar que nos habíamos pegado.

Pero la ducha aún tendría que esperar, puesto que aún no eran las 7 de la tarde y había un sol espectacular. Por lo que dejamos nuestras cosas, nos aseamos un poco y volvimos a la carretera.

8 comentarios en “Road Trip por Escocia. Día 9 II Parte: Isla de Skye: Old Man of Storr

  1. Pingback: Road Trip por Escocia. Día 9 III Parte: Isla de Skye: Cascada de Kilt Rock | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Por fin llegó el turno de Escocia | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Configurar itinerario por Escocia | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Conclusiones del Itinerario por Escocia | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Alojarse en Escocia | Una cosa te voy a decir
  6. Pingback: Comer en Escocia | Una cosa te voy a decir
  7. Pingback: Resumen de gastos del Road Trip por Escocia | Una cosa te voy a decir
  8. Pingback: Viajar V (2016) | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.