Alojarse en Escocia

Para vivir la auténtica experiencia escocesa hay que alojarse en un típico Bed & Breakfast. Ya comenté cuando hablé de los preparativos que era un tipo de alojamiento que no habíamos experimentado hasta la fecha y que en un principio no habíamos valorado. Sin embargo, tras navegar un poco por internet y valorar diversas opciones, resultaba lo más apropiado para nuestro bolsillo y para nuestro tipo de viaje.

Los B&B están hasta en los lugares más remotos, algo que no ocurre con los hoteles, que además de ser escasos, suelen ser más antiguos y caros. El problema de estas casas particulares es que ofrecen pocas habitaciones, con lo que hay que reservar con tiempo antes de que vuelen. Pero, la relación calidad/precio suele ser excelente. Y los más alejados y rurales son los que tienen más encanto. Para reservar, tan simple como cruzar un par de correos electrónicos con los propietarios. Rara vez nos pidieron señal o tarjeta de crédito.

Para buscar calidad, es recomendable buscar el sello:

Certificado

Como su propio nombre indica, ofrecen cama y desayuno. Pero además, generalmente tienes a disposición una tetera y unos dulces.

Detalle de bienvenida

La atención es mucho más personalizada y ya en la llegada, aparte de enseñarte la casa, el anfitrión te recomendará puntos de interés de la ciudad, pueblo o alrededores, así como restaurantes de la zona donde poder cenar. Son auténticos guías locales. Sarah en Durness nos dejó hasta un mapa y nos indicó lugares recónditos que solo los lugareños conocen.

En esta charla de bienvenida te explicarán también la oferta de desayuno.

Menú desayuno

En algunos encontramos opción vegetariana, en otros tenían pescado local en vez de el típico salmón como Jenny en Mallaig, donde es común el arenque. Pero en cualquier caso, el desayuno te lo preparan al momento. Todo casero. Con pactar la hora el día anterior y especificar qué vas a tomar, para cuando vayas al comedor ya tendrás el café o té recién preparado.

Mesa desayuno

Ya dependerá de cada uno si se atreve con un Full Scottish Breakfast o la versión reducida.

Desayuno

Desayuno

desayuno

El desayuno, que suele ser en un pequeño comedor, sirve para entablar conversación con otros huéspedes o con el mismo anfitrión entre idas y venidas a la cocina, lo que permite practicar el nivel de inglés y profundizar en la cultura escocesa, las rutas que hacen otros viajeros, recomendaciones y consejos.

Por cierto, el horario del desayuno suele ser de 7 a 9. Sí, hay que madrugar, pero es que en Escocia amanece muy pronto, sobre todo en verano. A las 7 ya es día abierto (si es que luce el sol) y si eres como yo, que acostumbra a dormir en un búnker, esas cortinas sin persianas no servirán de mucho a partir de las 6 de la mañana. Además, si quieres aprovechar el día, lo más normal es que quieras estar en la carretera. No es de extrañar pues, que el horario de salida suela ser las 10 (11 de la mañana como muy tarde).

Estos fueron nuestros alojamientos:

  • Edimburgo: Richmond Place Apartments. Estaban en un paseo al centro y muy bien equipados. Se ve que eran nuevos. El tener un espacio cocina-comedor, nos permitía desayunar tranquilamente, o volvernos a cenar tras un día pateando la ciudad. No cocinamos, y quizá ahí estaría el fallo, porque a no ser que la campana extractora funcione muy bien, los olores subirán al dormitorio. Pero bueno, para un par de días fue una buena elección. El edificio es una residencia universitaria y se accede a las puertas con una especie de tarjeta/imán. Pagamos £182.64 por las dos noches.

Richmond Place

Richmond Place

  • Aberdeen: Skene House Whitehall. Este hotel estaba también a un paseo del centro, aunque Aberdeen no es una gran ciudad, por lo que ninguna pega al respecto. También teníamos una zona cocina-comedor, que daba para lo justo. Perfecto para nuestra estancia, aunque como teníamos el desayuno incluido, apenas la usamos, tan solo la nevera y algún vaso y cubiertos para la cena. Las velux sobre la cama pueden ser un problema si quieres dormir hasta tarde o si necesitas silencio para dormir, ya que la lluvia repiqueteaba en los cristales. Nos costó £77.22.

Skene House

  • Inverness: The Gatehouse.  Este B&B se encuentra bastante alejado del centro. Pero es que me resultó complicado encontrar algo más céntrico. Y como además no teníamos intención de ver la ciudad, sino simplemente como parada nocturna, nos era suficiente. Pensábamos que íbamos a tener el baño ensuite, y aunque había uno únicamente a nuestra disposición, había que salir de la habitación. Pagamos £75.

Dormitorio

  • Thurso: The Holborn Hotel. Este hotel es algo antiguo y se encuentra sobre un bar. Aunque no lo encontramos especialmente ruidoso. La habitación era lo justo con lo que se ve. La butaca incluso nos estorbaba con la maleta y las mochilas dentro. Este salió por £84.50 con alojamiento y desayuno.

The Holborn Hotel

  • Durness: Churchend Cottage. Este Bed & Breakfast se encuentra en las afueras del pueblo. Por decir algo, ya que es un pueblo un tanto esparcido. Pero hay un paseo a la zona donde hay más movimiento. Sin embargo, tanto su anfitriona como el lugar son encantadores. Es un alojamiento que recuerda a una cabaña, pero está a la última. Es todo bastante moderno, desde la ducha eléctrica, hasta la televisión por satélite, pasando por los enchufes usb. Nos costó £70 la noche.

Churchend Cottage B&B

  • Ullapool: Fonaiven. En este pequeño pueblo pesquero nos alojamos en un B&B a un corto paseo de la playa tras atravesar una ruta por el bosque. Esta vez sí que teníamos el baño en la habitación, y bastante moderno también. De nuevo con ducha eléctrica, muy común por lo que vimos en nuestro viaje. Tienen un botón de encendido, regulas la temperatura y listo. Supongo que es más cómodo que tener un termo para toda la casa cuando alquilas varias habitaciones. Esta fue una de las más baratas, tan solo £65.

Dormitorio

  • Inverness: Silverstrands Guest House. Algo más próximo del centro que nuestra anterior parada en la ciudad, este B&B regentado por Kenny también tenía sus detalles y nos resultó muy cómodo. Sin embargo, tampoco tenía baño incluido en la habitación. Eso sí, de nuevo, aunque había que salir al pasillo, el baño solo lo usábamos nosotros, ya que la gente de la planta de arriba sí que lo tenía dentro. Muy cuidado el desayuno, la presentación y la atención de Kenny. Calidad por £77.50.

Dormitorio

  • Portree: Lochview. Como su nombre indica, este B&B tenía unas impresionantes vistas al lago. Eso sí, para ir a los pueblos próximos había que coger el coche. No encontré nada interesante en Portree y decidí alejarme en mi búsqueda. El resultado fue una buena elección. Tanto la habitación como el baño eran amplios y modernos. Teníamos hasta una ducha de grifos. Elaine cuidaba cada detalle, como los yogures con su original presentación. Nos costó £80.

Dormitorio

  • Mallaig: Ashdale Bed and Breakfast. En el pequeño pueblo de Mallaig nos alojamos en casa de Jenny, una anciana encantadora que nos ofreció una habitación triple con vistas al mar. El baño, aunque pequeño, estaba dentro de la habitación y era también bastante moderno. De nuevo con la ducha eléctrica. Dado que el otro huésped alojado no desayunó, Jenny solo cocinó para nosotros y quizá fue el B&B en el que menos variedad tuvimos. De precio, en la media: £70.

Dormitorio

  • Oban: Lochnell Arms. En realidad no se encontraba en Oban, sino en Connell, me fue imposible encontrar nada en Oban y solo encontré habitación en este hotel. Al igual que nos ocurrió en Thurso, es algo antiguo, y también tenía un bar debajo. El hotel es algo viejo, y así lo muestran la habitación y el baño. Lo justo para una parada, poco más. También es verdad, que fue de los más baratos: £65.

Lochnell Arms

  • Stirling: Rawenswood Guest House. La casa de Stuart está en la carretera que lleva a Stirling y está muy bien preparada. La habitación era algo justa, pero el baño era amplio y moderno. Sí, también con la ducha eléctrica. La clave de la wifi era diferente para cada habitación e iba bastante rápida la conexión. El desayuno ofertaba también una opción vegetariana y sus proveedores eran agricultores y ganaderos locales. Nos costó £85.

Dormitorio

  • Edimburgo: Easyhotel Princes Street. Para el último día era complicado encontrar alojamiento, puesto que al día siguiente comenzaba el Fringe, así que la ocupación estaba bastante completa en la ciudad. Como ya era nuestro último día y no íbamos a necesitar mucho más que dormir y ducha, nos decantamos por esta cadena que es básica. Muy básica. Pero también barata: £60.95.

Easyhotel

En total gastamos £992.81, unos 1200-1300€. Es algo más de lo que solemos invertir habitualmente, ya que nuestro presupuesto por noche suele ser 50-60€, pero en este caso, en Escocia, hay que subir un poco porque lo normal son las £70 por noche. También es verdad que estamos incluyendo el desayuno – un señor desayuno – y la atención personalizada. Alternamos hoteles y B&B, y sin duda, me quedaría con la experiencia de alojarse en casas particulares, ya que se vive el viaje de una forma más auténtica.

Anuncios

Un comentario en “Alojarse en Escocia

  1. Pingback: Resumen de gastos del Road Trip por Escocia | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s