El Idioma en Escocia

¿Qué idioma se habla en Escocia? Así a priori muchos responderíamos que inglés, ¿no? Jain, que diría un alemán. Un , pero no. Hablan inglés, pero su particular entonación, acento y localismos lo convierten en una lengua complicada de entender y que nada tiene que ver con lo que aprendimos en el colegio. Sí que es verdad que su carácter amable hace que se esfuercen en que les comprendas modulando su pronunciación, pero en ciertas zonas es realmente complejo, sobre todo cuando te cambian palabras que creías conocer. Ahí te das cuenta de que You know nothing, Jon Snow.

Es como soltar a un guiri en Andalucía o en un pueblo perdido de Galicia. Quizá tenga más que ver con Galicia por aquello de poblaciones algo aisladas y la convivencia de otro idioma local. Además del inglés, conviven dos lenguas propias escocesas: el Scottish Gaelic y el Scots.

La primera de ellas, el gaélico escocés, es una lengua indoeuropea que proviene de la rama celta. Se habla desde el siglo V con la llegada de irlandeses, de ahí que guarde relación con el gaélico irlandés. Con el tiempo ya no tiene la misma presencia debido a las invasiones vikingas, la represión cultural de los ingleses y la emigración de muchos escoceses a América a partir del siglo XVIII. Hoy en día lo habla un 1% de la población, sobre todo en las Tierras Altas y las islas. No obstante, se está mostrando interés por recuperarla y en el 2005 el Parlamento la elevó a lengua oficial junto con el inglés. También había un gaélico escocés de las Tierras Bajas, pero ya ha desaparecido, supongo que por tener más influencia de Gales e Inglaterra.

Por otro lado, el Scots es una lengua germánica. Predomina sobre todo en las Tierras Bajas de Escocia. Gozaba de su importancia y había una amplia producción escrita, sin embargo, desde la unión con Inglaterra en 1707 fue perdiendo prestigio y quedó relegado al ámbito familiar. No obstante, se habla más que el gaélico escocés, quizás porque se sigue manteniendo en un entorno más coloquial y se usa en el día a día; o tal vez por el hecho de que es más parecido al inglés, es más fácil de entender su gramática y comportamiento.

Ambos, el inglés y el Scots forman parte de la rama occidental junto con el alemán y el neerlandés. Incluso yo diría que suena más similar a estos dos que al inglés. Tiene mucha semejanza por las influencias nórdicas gracias a los vikingos, y del neerlandés a través del comercio. Un claro ejemplo de esta similitud es Kirk, en inglés es Church, pero en alemán es Kirche y en neerlandés kerk. O nicht, night, Nacht, nacht. Tiende quizá a los sonidos más guturales como los nórdicos. Aunque obviamente, por su convivencia, el Scots ha ido adquiriendo mucho influjo del inglés, sobre todo en lo que a vocabulario se refiere. Del gaélico escocés también ha recibido préstamos, pero sobre todo referencias geográficas.

Al contrario que el gaélico escocés, el Scots no está reconocida como lengua oficial, sino regional. Sin embargo, no hay uniformidad, ya que según la zona nos podemos encontrar un dialecto u otro.

Me ha resultado apasionante oír hablar a los escoceses, a mí esto de los acentos, herencias e influencias lingüísticas me maravilla. Y además los lugareños se muestran encantados de enseñarte palabras nuevas y ayudarte con la pronunciación como me ocurrió con Murdo en Ullapool.

Aquí el pequeño glosario que he aprendido a lo largo del viaje:

Por un lado tenemos algunas expresiones coloquiales muy cotidianas:

  • Aye: Viene a ser un yes de toda la vida.
  • Nae: No.
  • Ye: Equivale al you inglés británico y al ya americano. Por ejemplo, See ye later.
  • Lad – Lass (Laddie – Lassie): No, no tiene nada que ver con el perro. Es chico/chica.

  • Bonnie: Proviene del bon francés (bonito) y se usa sobre todo para adjetivar a la mujer.
  • Pure: Se usa para recalcar algo, para enfatizar. That’s pure brilliant.
  • Guid: Es un good. Se utiliza en expresiones Buenos días o Buenas noches, pero también para describir algo bueno.
  • Auld: Old, viejo.
  • Wee: Este adjetivo se usa muchísimo. Significa pequeño pero también se usa como diminutivo desde un punto de vista coloquial, igual que usamos los sufijos -ito,- ino e -illo en castellano (dependiendo de las zonas). Nuestra anfitriona en Durness lo usaba mucho.

En cuanto comida y bebida me quedé con el famoso Sláinte: ¡Salud! Aunque no proviene del Scots, sino del gaélico. Se usa para brindar.

Pero sobre todo aprendes muchas palabras con la geografía, flora y fauna:

  • Coo: Es una vaca, de esas típicas escocesas con flequillo.
  • Loch: Es un lago, el más famoso, el Ness.
  • Glen: Se trata de un valle, como Glencoe
  • Brae: Es un monte o ladera.
  • Firth: es un estuario, como el Firth of Forth
  • Ben: Proviene del gaélico y es una montaña. El más conocido es el Ben Nevis, punto más alto de las Islas Británicas localizado muy cerca del pueblo de Fort William.
  • Haar: Esta me encanta. En alemán sería pelo. Aquí hablamos de un concepto más que de un vocablo. Describe la niebla marina procedente del Mar de Norte y que cubre las poblaciones costeras del Este llegando hasta Edimburgo. Es algo propio de la zona, como la panza de burro de Tenerife.

Hay una palabra con una connotación despectiva que no he oído mucho, pero que descubrí en Outlander. Se trata de Sassenach. Proviene del gaélico y significa no escocés. Es usado sobre todo para los ingleses.

Buscando un poco en Youtube sobre los acentos en Escocia, encontré un par de ellos sobre el Glaswegian. Y es que si en Escocia en general notamos acento y vocabulario que se sale del que hemos aprendido en nuestras clases de inglés, cuando llegas a Glasgow y oyes a sus habitantes por la calle hablar por el móvil y decir un [ai vil fone yu], se te queda cara de W.

Pero bueno, como norma general, al vernos extranjeros, la mayoría de las veces no tuvimos problema. Estoy segura de que suavizaron sus acentos allá donde fuimos. Incluso a nuestro anfitrión de Inverness conseguimos entenderlo. Lo peor de todo fueron los dos empleados del concesionario del coche, todo me lo tenían que repetir dos veces. Pero como digo, por lo general, saben que tienen un acento marcado y no tienen problema en bromear sobre ello.

Y si no hay entendimiento verbal, siempre está el lenguaje gestual. Fuera miedos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.