Aproximación a Atenas

Antes de adentrarnos de lleno en el viaje, vamos a situarnos y conocer un poco Atenas y su historia. Aunque para hablar del pasado de la capital de Grecia necesitaría entradas y entradas y remontarnos a hace más de tres mil años. Por lo que vamos a quedarnos con un resumen.

Se habla de que Atenas comenzó a estar habitada sobre el siglo X a. C. en torno al monte que hoy acoge las ruinas de la Acrópolis. Con el paso de los siglos creció en importancia como una de las ciudades-estado principales de la Grecia Clásica gracias a la repercusión que comenzó a cobrar el Pireo. Se llegó a convertir en  el centro cultural e intelectual del mundo, con grandes artistas, escritores, matemáticos y filósofos. Y por supuesto, jugó un papel fundamental en el desarrollo de la democracia.

Ágora Romana

Entró en decadencia con la llegada del Imperio Bizantino y el Romano llegando la ciudad a ser ocupada varias veces por diferentes pueblos, como catalanes y sicilianos pasando a estar bajo la Corona de Aragón.

Iglesia Bizantina de los Santos Apóstoles junto al Acueducto de Adriano

En 1456 fue conquistada por el Imperio Otomano, y aunque al principio la población cayó, después, gracias a la estabilidad, muchos atenienses regresaron.

mezquita otomana de Tzistarakis

En 1687 pasó a manos venecianas y un año más tarde a turcas.

En el siglo XIX con la Guerra de la Independencia Griega (1821-1829) Atenas volvió a ser parte del nuevo Estado convirtiéndose en 1835 oficialmente en su capital. A partir de aquí se desarrolló urbanísticamente y ganó influencia política. Gracias a ello, comenzó a crecer en población y peso económico.

Además, en el siglo XX, Atenas aumentó en número de habitantes debido a dos corrientes migratorias. En primer lugar, una en 1922 desde el exterior. Tras la derrota frente a Turquía al intentar recuperar antiguos territorios, los griegos residentes en aquel país se vieron obligados a regresar. Y, más tarde, una desde el interior tras la II Guerra Mundial, con un flujo desde las zonas rurales e islas.

Actualmente es la ciudad más grande del país y el centro principal de la vida administrativa, política, económica y comercial. El municipio de Atenas tiene 38 km², pero si le añadimos el área metropolitana llega a los 427. Desde lo alto de la acrópolis apenas se llega a alcanzar el final mirando al horizonte. Hay casas y casas… Es una de las ciudades más grandes de Europa, tanto en población como en extensión. Lo que la convierte también en una de las más contaminadas.

Vistas desde el Odeón de Herodes Ático

Además es un destino turístico de gran importancia, tanto para los amantes de las playas, como para aquel viajero que busca acercarse a la historia perdiéndose entre restos arqueológicos.

Acrópolis

Acrópolis

Cerámico

Restos arqueológicos

No hay lugar mejor para sumergirse en la cultura griega que Atenas. También como reflejo de la realidad actual. La crisis de los últimos años se nota en sus calles y algunos edificios no se encuentran en su mejor estado de conservación. Las fachadas se han llenado de arte callejero que se mantiene con el paso del tiempo ya que no hay dinero para limpiar las pintadas.

Atenas

Atenas

Atenas es una ciudad muy abrupta en la que abundan las colinas. Las más importantes son Acrópolis, Filopappos, Tourkovounia y Licabeto. A los pies de este último se extiende Kolonaki, un barrio de alto poder adquisitivo en el que predominan los comercios y restaurantes de lujo.

Antigua Ágora Romana

vistas desde el Odeón de Herodes Ático

Monte Licabeto

El centro gira en torno a los barrios de Plaka y Monastiraki, los más pintorescos y turísticos con sus estrechas calles salpicadas de comercios y locales de diversa índole. También próximos a la Acrópolis se encuentran Psirí, Thissio y Gazi conocidos por sus locales de ocio y su animada vida nocturna.

Atenas

Monastiraki

Atenas

Vamos a perdernos por sus calles y sus ruinas.

Ágora Romana

Atenas

Mosaico

Templo de Zeus Olímpico

Anuncios

9 comentarios en “Aproximación a Atenas

  1. Pingback: Vuelo y llegada a Atenas | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Escapada a Atenas y Sofía | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Atenas en 24 horas I: Acrópolis | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Atenas | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Atenas en 24 horas VII: Monte Licabeto | Una cosa te voy a decir
  6. Pingback: Aproximación a Sofía | Una cosa te voy a decir
  7. Pingback: De paseo por Plovdiv | Una cosa te voy a decir
  8. Pingback: Conclusiones de la escapada a Atenas y Sofía | Una cosa te voy a decir
  9. Pingback: Viajar V (2016) | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s