Nueva serie a la lista “para ver”: Patriot

Patriot es una serie de espías. Pero no hablamos de espías tipo James Bond donde el protagonista lleva a cabo sus misiones sin fallos, sin despeinarse, sin estrés ni tensión. Por el contrario, esta serie de Amazon, se aleja del mundo de glamour, de las fiestas en yates de altos mandatarios y nos presenta el espía antihéroe.

John Tavner, agente de inteligencia y veterano de la guerra de Irak, está fuera del mundo de los espías mientras intenta superar su estrés postraumático. Para ello se ha ido a vivir a Ámsterdam, donde pasa sus días fumado y componiendo canciones folk que revelan demasiado sobre su pasado. Pero hay una nueva misión, y su padre, Tom Tavner, que además es el Director de Inteligencia del Departamento de Estado de los Estados Unidos, considera que John es la persona idónea para encargarse de ella.

El encargo es boicotear la carrera armamentística nuclear de Irán y, para ello, John debe infiltrarse en una empresa de tuberías industriales de Milwaukee que sirve como perfecta tapadera ya que tienen negocios con el país de Oriente Medio. Y aquí ya la serie rompe todos los esquemas. No tenemos un salto temporal donde el protagonista está ya en posición listo para derrotar a los malos y salir victorioso de la misión; sino que vemos cómo ha de hacerse pasar por ingeniero y conseguir superar la entrevista de trabajo para ocupar el puesto.

Todo este proceso de selección es una sucesión de excentricidades y momentos absurdos que nos dan una buena idea de lo que es Patriot. Es una serie que parece bebe del estilo de Fargo con un ritmo pausado y alternando los momentos de acción y violencia con otros de comedia negra. Además, hay que prestar mucha atención a la pantalla, pues su desarrollo no es lineal, sino que cuenta con una estructura plagada de saltos temporales que pueden descolocar si parpadeas.

John es un tipo triste, cabizbajo y parco en palabras, sin embargo, cuando las cosas se complican, no duda en tomar las medidas necesarias para cumplir su objetivo sin poner en peligro su identidad. Caiga quien caiga y con decisiones extremas e improvisadas. Así que sigue habiendo temática de espionaje, pero sin duda con una vuelca de tuerca, alejándose de Alias, Homeland, The Americans o 24Le da otra perspectiva al mundo de las agencias de inteligencia mostrando unos jefes incompetentes que a veces cometen errores que dejan al espía en una situación vulnerable y sin cobertura mientras se juegan la vida infiltrados.

Patriot es un thriller de acción en el que no falta violencia, tensión, tapaderas, chanchullos y enredos. Pero deja los clichés de lado y añade un acertado toque de humor negro. Sin duda, una serie original que supone una grata sorpresa en la parrilla televisiva.

La primera temporada cuenta con 10 capítulos y no cierra trama, sino que continúa en los 9 episodios de la segunda tanda.