Serie Terminada: Halt and Catch Fire

Hace poco acabamos Halt and Catch Fire, una serie que ha pasado muy desapercibida para lo buena que es. Comenzó en 2014 y sus creadores tenían planteadas siete temporadas, sin embargo, terminó hace unos meses tras cuatro. Y saben a poco. Ojo que vamos con spoilers.

Halt and Catch Fire nació como una serie que se centraba en los primeros años de la informática allá por los años ochenta. Una serie de época, nostálgica. Con unos protagonistas visionarios que miran al futuro. Como ya conté cuando vi el piloto, comienza cuando Joe MacMillan, un ejecutivo agresivo, “ficha” a Gordon Clark, experto en hardware y a Cameron Howe, una brillante programadora, para crear un nuevo ordenador que compita con el de IBM. A ellos se les unirá Donna Clark, la mujer de Gordon, también ingeniera.

Así, la temporada se centra en Joe, ese antihéroe atormentado que manipula a todos y vende cualquier idea, y el trabajo a contrarreloj del resto de los integrantes del equipo para lanzar ese nuevo producto de Cardiff Electric. Nos adentra en ese mundo frenético y competitivo de los negocios en el que hay que ser el mejor y el más rápido.

Sin embargo, la serie se ha ido reinventando en cada temporada. En realidad, la serie y sus protagonistas, porque tras el fracaso no queda otra. Levantarse y volver a empezar. Tras la muerte de Cardiff Electric, Cameron monta Mutiny en una casa con un montón de informáticos que cumplen con el perfil de frikis. A ellos se les unirá Donna, y juntas nos adentran en el mundo de las primeras startups mientras Joe y Gordon intentan encontrarse a sí mismos y encauzar sus vidas por separado. MacMillan con un nuevo trabajo que le consigue su suegro y Clark volviendo a su garaje.

Si en la primera temporada el que sirve de nexo de unión y marca el ritmo es Joe; a partir de la segunda se produce un giro de timón y se pone el foco en Cameron y Donna. Juntas están consiguiendo éxito como emprendedoras, sin embargo, cuando salen al mundo empresarial no lo tienen tan sencillo.  Se encuentran en un mundo de hombres y no les es fácil conseguir inversores ni que les tomen en serio. Este cambio en el guion sirve para ampliar las tramas con un punto de vista que no habría podido ser posible con protagonistas masculinos.

El mundo de todos y cada uno de ellos salta por los aires en algún momento. El matrimonio de los Clark hace aguas, además Gordon descubre que tiene una enfermedad degenerativa; Joe no termina de encajar en su nueva vida; Cameron toma decisiones por su cuenta en relación a Mutiny…

Y vuelta a empezar. La tercera temporada en California, donde se han mudado todos para estar cerca de donde se están desarrollando los proyectos importantes en el mundo tecnológico. Un nuevo comienzo. Cameron y Donna siguen con Mutiny, a la que se ha incorporado Gordon. Joe se ha divorciado y parece haber vuelto a ser el ejecutivo de la primera temporada pero esta vez vendiendo antivirus.

La cuarta y última temporada arranca en los 90 con Cameron viviendo en Tokio diseñando videojuegos tras su salida de Mutiny. Ahora son los Clark quienes se han divorciado. Joe intenta juntar de nuevo a todos aprovechando una visita a los Estados Unidos de Cam para sacar adelante un nuevo proyecto sobre indexar páginas web en un buscador. Sin embargo, aunque consigue que se le una Gordon, Cameron solo decide colaborar si Donna no se encuentra en el equipo. Así que esta se buscará su propio hueco en el sector, convirtiéndose en su competencia. Ganan también minutos las dos hijas de los Clark, ya adolescentes.

Aunque la serie va sobre el inicio del mundo tecnológico y yo tenía mis reparos sobre toda la terminología que iba a usar, lo cierto es que en realidad eso es secundario. Halt and Catch Fire trata sobre la persecución de los sueños, sobre unos personajes empeñados en triunfar en lo que les apasiona y que, por el camino, se van encontrando fracasos. Están siempre en la vanguardia, y siempre están a punto de conseguirlo, de triunfar, de marcar un hito en la historia. Pero siempre se quedan ahí, a punto. Y me gusta que esta caída no ocurra en el último capítulo de cada temporada. La serie está tan bien estructurada que acaba cada etapa con un renacer. Es en el penúltimo episodio donde todo se viene abajo, y el último es un canto a la esperanza, a nuevas ideas.

También por eso está muy bien cerrada. El final se adelanta al capítulo 7 y los tres restantes sirven para poner en orden las vidas de Joe, Cameron y Donna (y sus hijas). Mientras que toda la serie mira hacia el futuro, el último capítulo, además de dejarnos entrever qué será de sus vidas, también mira hacia el pasado, haciendo un recorrido por la evolución de los protagonistas. Creo que no veía un capítulo final tan bueno como el de A dos metros bajo tierra.

Halt and Catch Fire es una gran historia sobre unos personajes que no encajan en su mundo, que toman malas decisiones, que son egoístas y no aceptan la opinión de los demás. Pero a pesar de todo ello, no se rinden. Sus aciertos y sus errores están en sus manos. Lo curioso es que su afán es conectar al mundo, cuando ellos mismos son incapaces de relacionarse entre sí. Aún así, todos evolucionan.

Joe pasa de ejecutivo agresivo a ser un tipo en calma fuera del mundo de los negocios. En la cuarta temporada se ve a un tipo más centrado y que sabe captar muy bien el espíritu y carácter de Haley Clark. Ha dejado de lado sus manipulaciones y caprichos. Gordon también deja atrás su pasado como alcohólico amargado que no conseguía crear nada. Recupera la confianza en sí mismo y renace de sus cenizas (aunque acabe muerto).

Pero sobre todo evolucionan ellas. Porque la serie sin la evolución de Donna y de Cameron habría sido otra cosa: una serie mediocre. Cameron es la creativa, inteligente e impulsiva. Vive por y para sus creaciones, y le cuesta introducir cambios, dejar entrar a los demás, o desprenderse de ellas. Tampoco se le dan bien las relaciones, parece que con el único que se entiende es con John Bosworth, quizá una especie de padre para ella. Con las temporadas aprende a ayudar y dejarse ayudar, a escuchar y dejar su espacio a los demás. Y para las hijas de los Clark se convierte en todo un modelo a seguir: una mujer independiente, inteligente y empoderada.

Donna por su parte tiene un cambio más agresivo. Ella, que empieza como una segundona a la sombra de su marido, va alcanzando posiciones de poder hasta convertirse en la directora de una empresa. En su camino se ha enfrentado a un mundo empresarial heteropatriarcal en el que para triunfar como mujer has de trabajar el doble y comportarte agresivamente, ser seria, distante. Los hombres acaparan los puestos de relevancia no necesariamente por sus méritos, sino por el hecho de ser hombres. Hay una frase suya que resume toda la serie: “Una cosa que he aprendido es que no importa lo que hagas, alguien estará a la vuelta de la esquina haciendo una versión mejor. Y si esa persona es un hombre, puede que no sea mejor, sino que logre más atención”.

Y digo que resume la serie porque esta frase pone en evidencia el problema que tienen los protagonistas en cada temporada cuando siempre hay alguien que se les adelanta. Pero además retrata las desigualdades laborales entre hombres y mujeres. Dos de los pilares de Halt and Catch Fire.

El camino de Donna no es nada fácil, ni en lo personal ni en lo profesional. Y en las últimas temporadas se entremezclan ambos ámbitos, ya que en determinado momento no es solo competencia directa de su exmarido, sino que lo es de su hija. Porque otro aspecto que pone en evidencia la serie es cómo en el modelo económico capitalista todo está permitido si es para conseguir enriquecerse.

Halt and Catch Fire también se adentra en la libertad sexual. Y lo hace muy bien, sin entrar en el morbo y sin que eso sea lo que defina a los personajes; sino tratándolo con cierta naturalidad. Lo vemos desde el principio con la bisexualidad de Joe (que también sirve para exponer el problema del SIDA más adelante), la promiscuidad femenina encarnada por Cam o la homosexualidad de Haley. En ningún momento se caricaturiza, se hace mofa o se trata con desprecio y connotaciones negativas. Todo lo contrario.

Asimismo, la serie no nos vende los estereotipos de madre trabajadora abnegada, o mala madre que antepone su trabajo a sus hijos. Donna es madre, pero comparte las responsabilidades con Gordon. De hecho, él es que se queda con la custodia de las hijas cuando se separan. Y en ningún momento es culpabilizada por ello. Es asumido con toda naturalidad. Al igual que cuando Cam rompe con Joe porque él quiere tener hijos y ella no. Simplemente es una elección en su vida, como otra más. Ha tomado una decisión y tiene derecho a no sentirse culpable por ello. Del mismo modo que se compra una caravana porque necesita su propio espacio independientemente de tener una relación estable con Joe. No se hace un drama de ello.

No sé si lo pretendían los creadores, pero Halt and Catch Fire resulta ser una serie feminista. Más incluso que muchas que hoy en día aseguran serlo y pasar el test de Bechel. Aboga por las relaciones igualitarias y no tóxicas y sobre todo apuesta por la sororidad. Donna y Cam, a pesar de sus diferencias, tienen una sana relación. Sus discusiones, enfados y distanciamiento se producen por tener diferentes puntos de vista profesionales, pero no se atacan en lo personal. En el fondo se respetan la una a la otra.

Comencé Halt and Catch Fire esperando una serie friki, y me ha sorprendido gratamente. Por sus personajes, por sus temas, por su análisis, por su tono crítico… pero también por la recreación de aquellos años 80 y 90, por la selección musical y referencias culturales. Y además está muy bien hecha, bien estructurada, con temporadas autoconclusivas, una fotografía muy cuidada y unos planos muy estudiados (sobre todo cada vez que servían para avanzar en la historia y contarnos sutilmente cómo habían pasado los años).

Una pena que se haya quedado en solo cuatro temporadas, porque podría haber tenido más recorrido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .