Escape Room: Asylum, Hermético

Después de la decepción con Casino, decidimos dar un giro y buscar una sala de escape con un mayor grado de dificultad. Elegimos Asylum, de Hermético, que cuenta con tan solo un 7% de éxito y es una de las salas más complicadas de Madrid.

Está recomendado para 8 personas, así que aprovechamos mezclar integrantes de ambas familias y así ser el máximo número de participantes posible. Conseguimos formar por primera vez un grupo de 7.

Como el nombre del escape ya da a entender, está basado en un manicomio. Y para conocer un poco de nuestra misión, me remito a la presentación de su propia web:

Bipolares, Depresivos, Dependientes, Antisociales, Narcisistas, Histriónicos, Trastornos Límite, Fobias, Pánico, Esquizofrenia, Psicóticos, Psicópatas, Paranoicos… Más de mil derivados de trastornos psicológicos convivían en este pequeño manicomio.

Algunos de los más prestigiosos psiquiatras y psicólogos del planeta lo presagiaron durante mucho tiempo:

“Es un lugar muy peligroso, no tiene las medidas de seguridad necesarias. Si algún día pasara algo… ¡Sálvese quien pueda!”

Y ocurrió. Como si de una maldición profetizada se tratase; una noche, un grito, dos, tres y luego cientos de gargantas en común comenzaron una terrible sublevación.

Los pocos trabajadores del centro que lograron escapar consiguieron, tras su huida, dejar todas las puertas y ventanas herméticamente cerradas.

Nunca jamás se ha vuelto a abrir la puerta. Nunca ha vuelto a entrar ni salir nadie. Desde entonces, solo se dispone la grabación de una cámara de seguridad. Las imágenes son tremendamente devastadoras.

Tú y tu equipo sois los primeros valientes que van a reabrir la puerta y entrar para recuperar la documentación de los experimentos que se llevaban a cabo en el manicomio. Ante todo, y pase lo que pase, muchas gracias valientes, sois una esperanza para mucha gente. Vuestro cometido es un reto heroico.

No sabemos qué os podéis encontrar… Ni siquiera sabemos si hay supervivientes, lo que si debéis ser es; muy precavidos, si queda alguno vivo, no tengáis ninguna duda de que es fuerte entre los fuertes, violento entre los violentos, monstruo entre los monstruos…

Tenéis 60 minutos. Es el tiempo que duran la batería de vuestros micrófonos ocultos y las cámaras que hemos instalado en vuestros trajes. Después de ese tiempo no podemos garantizar vuestra seguridad… Aunque siendo absolutamente sinceros, vuestra seguridad, desde el segundo cero que crucéis el umbral de la puerta, es solo una utopía.

Además, en su página indican que se trata de un juego de escape de terror por su ambientación, atrezzo e historia. Eso sí, salvo que se pida, no hay actores que entren a asustar, sino que se trata más de miedo psicológico.

Llegamos bastante entusiasmados con la idea de probar un juego tan complicado y de saber si conseguiría romper nuestra racha. Nos recibió Cristina, nuestra Game Master, quien, al descubrir que no éramos novatos, omitió las explicaciones genéricas y se centró en explicarnos algunos tipos de candados que íbamos a encontrarnos, así como en señalarnos los objetos que no formaban parte del desarrollo, sino de la habitación. También nos consultó el tema de las pistas, para ver cómo preferíamos que actuara, si que directamente nos las diera, o que fuéramos nosotros quienes las pidiéramos. Elegimos la segunda opción, puesto que nos da más libertad y podemos centrarnos en los detalles. Aún así, como siempre, le comentamos que en algún momento veía que nos habíamos quedado atascados y que nos íbamos quedando atrás, que nos ofreciera la ayuda. Pero nunca darla directamente.

Tras estas apreciaciones, nos hizo una breve introducción sobre nuestra misión y nos llevó frente a la puerta de la sala para que asistiéramos a la proyección de un vídeo en el que el comisario nos explicaba más detalladamente la misión. Cuando el vídeo concluyó, nos adentramos en la sala.

De primeras me recordó a The Museum Box, ya que es bastante minimalista, pero pronto nos pusimos a examinarla y detectar varios elementos significativos. No sé si por la motivación o porque éramos 7, pero lo cierto es que esta vez entramos de lleno en la dinámica desde el minuto 1 y en apenas 5 minutos habíamos cambiado de estancia. Luego nos comentó nuestra Game Master que normalmente la primera etapa suele llevar un cuarto de hora, así que parece que entramos enchufados.

En la segunda sala encontramos bastantes más objetos que en la primera, pero no por ello es fácil, sino que hay un buen nivel de variedad y creatividad en los retos así como un buen nivel de dificultad en la resolución. Hay varios candados, pero no abusa especialmente de ellos. Y aún así, para abrirlos antes hay que resolver enigmas. En Asylum se combinan tanto los juegos físicos y mecánicos con los de lógica y matemáticas. Hubo un par de pruebas en las que nos atascamos porque estábamos pensando de una forma un tanto enrevesada. Normalmente en las salas de escape funciona la navaja de Okham, pero al ir mentalizados de que iba a ser complejo, yo creo que nosotros mismos lo enredamos más.

En uno de los casos teníamos delante el elemento que nos daba la respuesta, pero pensábamos que este objeto aún no lo podíamos usar. Y es que nos basamos en la experiencia de otros escapes. Sin embargo aquí los tiros iban por otro lado y Cristina tuvo que echarnos una mano porque nos estábamos atascando los 7 en torno a un enigma. Aunque la primera vez que le pedimos pista nos dijo que íbamos bien de tiempo (nos quedaban 11 minutos) y que le diéramos otra vuelta. Pero nada, no veíamos lo evidente y nos tuvo que guiar un poco cuando quedaban unos 6 minutos.

Pero si algo es de vital importancia es la observación. Hubo un par de detalles que se nos pasaron así de primeras. Por suerte, al ser tantos, enseguida llegaba alguien que se daba cuenta. Y en el caso que no, la Game Master nos dio otra pista.

Finalmente conseguimos el reto y salimos en el minuto 56, formando parte de ese reducido 7% de grupos que lo logran.

Aunque está recomendado de 2 a 8 jugadores, sin duda creo que el número óptimo de participantes está más cerca del 8 que del 2. No es una sala con excesivas pruebas, pero sí que requieren atención y darle un poco a los sesos, así que cuanto más cabezas pensantes, mejor. Además, hay espacio suficiente para moverse. También es verdad que en determinados momentos se vuelve lineal y sin resolver una prueba no se puede pasar a otra, por lo que hace que todos los miembros del equipo estén a una. Cuando se trata de algo mecánico aquello parece como una obra: uno trabajando y el resto mirando. Sin embargo, cuando nos encontramos ante un enigma lógico o matemático, viene bien tener varios puntos de vista porque no todo el mundo realiza el mismo análisis.

En contraste con nuestro anterior escape, Casino, aquí prácticamente todo se podía tocar y usar, salvo un par de detalles. Eso sí, aunque la ambientación como manicomio era buena con apoyo además de la luz y la música, quizá le faltaba algún detalle más. Sobre todo si se pretende que sea una sala de terror. Yo desde luego no sentí ni claustrofobia ni miedo, de hecho, me olvidé de la música.

En general es una buena sala para grupos numerosos cuyos integrantes tengan ya cierta experiencia y prefieran ir más allá de los candados. Es todo un reto para poner a prueba la observación, los cálculos y la lógica.

Además, Hermético parece tomárselo en serio, pues ya desde que entramos en el local nos sorprendió la decoración de sus zonas comunes: Photocall, pasillos, taquillas… Quizá en la línea de The Rombo Code. Pero no sólo cuidan lo estético, también las redes sociales, ya que realizan un resumen personalizado de cada grupo cuando publican la foto en Facebook como también hacen los chicos de Alcatrax.

Tras salir victoriosos, solo nos quedaba pensar en el próximo. ¿Qué temática elegiríamos?

2 comentarios en “Escape Room: Asylum, Hermético

  1. Pingback: Escape Room: El Enigma de la Quinta del Sordo, MAD Escape Room | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Escape Room: La Entrevista, Cubick Room Escape | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.