Excursión a Gdynia

Tras dejar las mochilas en el hotel y anotar las indicaciones de la recepcionista de cómo llegar a Gdynia y Sopot, nos dirigimos a la estación para tomar el tren.

Gdańsk, Sopot y Gydnia forman la Ciudad Triple (Trójmiasto). Están conectadas entre sí por la avenida que enlaza Gdańsk con Gdynia. Así pues, decidimos comenzar por lo más alejado: Gdynia, y de vuelta a Gdańsk hacer parada en Sopot. En la estación no nos complicamos con las máquinas de billetes y directamente en taquilla enseñamos la nota en la que la recepcionista nos había escrito los datos del tren.

Nos dio un billete por valor de 6.50 zl para los dos, que picamos en la máquina antes de subir al andén.

En apenas media hora llegamos a Gdynia, al sur del Golfo de Gdańsk. Es una ciudad que hasta 1918 era un pueblecito de pescadores. Sin embargo, tras la independencia, su puerto comenzó a crecer convirtiéndose en el más importante de la costa polaca y hoy en día es una de las 12 ciudades más grandes del país.

Gdynia surgió en el barrio de Oksywie, donde hubo asentamientos entre los años 65-500 a.C. Más tarde, entre los siglos VII – XII se estableció una ciudad fortificada y surgió una aldea en torno a una parroquia. Hoy en el barrio se encuentra la Academia de la Armada, antiguo cuartel, los edificios de la Central de Flota y el puerto militar. También se conservan búnkeres y refugios. Sin embargo, no fuimos tan lejos, nos quedamos en el otro lado del puerto.

Para llegar a él, tomamos una de las grandes avenidas en las que aún se pueden ver edificios que recuerdan a la época soviética. De hecho en muchos de ellos han desaparecido los detalles de las fachadas, pero se han quedado las marcas.

También nos encontramos con una iglesia en cuya plaza se erige un monumento a uno de los polacos más internacionales: Juan Pablo II.

En unos diez minutos estábamos en el puerto. Los astilleros, uno de los mayores del mundo, se pusieron en marcha en apenas 10 años, lo que convirtió a Gdynia en una de las ciudades más grandes del país. La vida en la ciudad gira en torno al mar, aunque también destacan construcciones modernistas, como por ejemplo las Sea Towers, dos rascacielos en los que se ubican tanto oficinas como viviendas. Además, en el piso superior hay un mirador.

Se construyeron entre 2006 y 2009 y son el duodécimo edificio más alto de Polonia y el segundo edificio residencial más alto del país tras la Sky Tower de Breslavia. Una de las torres tiene 38 pisos y otra 29.

La plaza más conocida de la ciudad es la Skwer Kościuszki, donde se encuentran el gran Hotel Gdynia y el Teatro Musical Danuta Baduszkowa.

En ella además hay un par de monumentos, uno dedicado al Marinero Polaco (1939-1945) y otro a las Fuerzas Armadas Polacas en el Oeste y al Ejército del Interior. También hay varios monumentos a ambos lados del paseo.

En los años 30 se construyó el Muelle Sur, un lugar que hoy se ha convertido en zona de ocio llena de locales de comida y recuerdos. En él se encuentran el buque de guerra Blyskawica y el velero Dar Pomorza. El ORP Błyskawica es un buque de guerra construido en el Reino Unido y considerado uno de los destructores más potentes del mundo. Se conservó gracias a que durante los ataques de la Luftwaffe se trasladó hasta Reino Unido.

En septiembre de 1939 luchó contra la Kriegsmarine, y un par de meses después recibió un ataque de los aviones alemanes, del que, sin embargo, salió indemne. Una explosión en la cámara de máquinas en los años 60 le causó daños severos que no salía rentable reparar, por lo que se trasnformó en batería estacionaria antiaérea hasta que en 1975 fue dado de baja y convertido en museo.

El Dar Pomorza por su parte es museo desde 1983. Se puede visitar la entrecubierta (donde vivían los aprendices), la sala de máquinas, el almacén de mástiles, el comedor de oficiales, el salón del comandante, la cabina de navegación, la cocina y las cubiertas superiores.

También en el muelle, en el lado opuesto, se localizan el Acuario y la Academia Naval.

Joseph Conrad Korzeniowski domina el final del muelle, donde también hay unas placas dedicadas a los pasajeros que llegan en barco a la ciudad.

Más adelante, se encuentra la Marina, el mayor puerto del país y también el más moderno.

Era tan pronto, que apenas había gente por la calle, aunque ya comenzaban a salir los más madrugadores cargados con toallas camino de la playa. Nosotros emprendimos el regreso a la estación para continuar la excursión a Sopot.

6 comentarios en “Excursión a Gdynia

  1. Pingback: Preparativos de nuestro viaje a Letonia, Lituania y Polonia | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Dejamos Lituania y nos dirigimos a Polonia | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Datos sobre Polonia | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Excursión a Sopot | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Conclusiones de nuestro viaje por Letonia, Lituania y Polonia | Una cosa te voy a decir
  6. Pingback: Resumen viajero 2017 | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .