Nuevas series a la lista “para ver”: The Gifted y Marvel’s Runaways

Desde que se estrenó X-Men en 2008, las películas y series de superhéroes no han parado de estrenarse. Algunas con mejor suerte que otras, todo hay que decirlo. Hoy traigo una de cal y otra de arena.

The Gifted narra un mundo en el que la organización Sentinel Services persigue a aquellos que poseen el Gen X por considerarlos una gran amenaza para la humanidad. Puede que hayan cometido crímenes, puede que no, ya que también son detenidos como prevención, a lo Minority Report. Y así arranca el capítulo, con unos mutantes intentando escapar y con esta policía interrogándolos. Uno de estos hombres de negro del gobierno es el fiscal del distrito Reed Strucker.

Strucker tiene una familia típica americana residente en las afueras: mujer y dos hijos adolescentes. Todo muy normal. Pero de repente su tranquila vida da un giro de 180º cuando su hijo Andy descubre tener poderes en un momento de estrés tras el continuado acoso de sus compañeros. Lauren, la hija mayor, también es mutante, pero ella ya hace tiempo que lo descubrió. Para evitar problemas ha aprendido a dominarlos y a llevarlo en secreto, e intentará ayudar a su hermano. Sin embargo, no hay tiempo, ya que en el momento en que el estado se entera no les queda otra solución que huir en busca de un lugar seguro.

El fiscal, que sabe muy bien cómo va el asunto, no dudará en cambiar de bando y en hacer todo lo que esté en su mano para proteger a sus hijos. Incluso recurrir a una organización de mutantes que vive en la clandestinidad, Mutan Underground.

Reed se pone en contacto con Eclipse, uno de estos mutantes que huían a principio del capítulo, y le ofrece un quid pro quo. A partir de aquí se abre una colaboración y Strucker conoce la realidad que viven aquellos a los que se dedica(ba) a perseguir.

Aunque la serie tiene un toque adolescente, también cuenta con una buena historia detrás. Los personajes resultan interesantes y es visualmente atractiva gracias a los efectos especiales de los poderes. También es verdad que en un único capítulo no da demasiado tiempo para entrar en profundidad, pero deja un poso de curiosidad. Quizá los seguidores de todo el mundo Marvel estén más situados en cuanto a quién es quién, pero los no iniciados necesitamos algo más de tiempo.

En cierta medida me recordó al comienzo de Héroes, cuando cada uno de los personajes descubre sus poderes, el alcance y cómo manejarlos. Esperemos que no acabe como aquella, que la primera temporada empezó muy bien, pero después con las siguientes la serie terminó decayendo.

El piloto de The Gifted engancha y deja con ganas de ver cómo evoluciona la historia, qué poderes tiene cada personaje. Es tan rápido y presenta a tantos mutantes, que es difícil poder concentrar todo en apenas 40 minutos. Habrá que seguir visionándola para ver si consigue mantener este juego del gato y el ratón con cierta tensión.

La primera temporada consta de 10 episodios y ya ha sido renovada por una segunda.

Y había dicho que iba a traer la cal y la arena. Nunca sé cuál es la mala, pero la que sea, esa es Marvel’s Runaways.

Si The Gifted me mantuvo atenta, Marvel’s Runaways no terminó de engancharme. Para decir que ocurre algo interesante, habría que avanzar a los dos últimos minutos. Pero empecemos por el principio.

La serie comienza presentando a unos adolescentes que parecen no tener nada en común salvo que sus padres son amigos. Y esto lo vamos descubriendo poco a poco, ya que el capítulo piloto nos muestra un poco de la vida de cada familia.

Por un lado están los Wilder. Alex es el chico introvertido que pasa mucho tiempo jugando a las consolas. Lleva dos años sin salir desde que algo le ocurrió a una tal Amy y sus padres están preocupados por él.

Nico Minoru es la hermana de la misteriosa Amy. Desde la desaparición de esta se ha escondido en un aspecto gótico y no se relaciona mucho con la gente.

Chase Stein es el típico deportista popular que parece tener algún problema de maltrato por parte de su padre, ya que se palpa la tensión cuando se descubre que las notas no son tan buenas como esperaban de él.

Karolina Dean es la Mrs. Wonderful. Vive en un mundo de colores superfeliz (aunque quizá no tanto). Sus padres son los líderes de la Iglesia de Gibborim, una especie de secta, y ella es su prototipo.

Gert Yorks es la feminista, e intenta crear un club en el instituto para hablar sobre el tema, pero casi todo el mundo la ignora. Otro cliché: la típica chica rellenita, con gafas que es feminista, pero que está enamorada del típico chico deportista, guapo y popular.

Con ella vive Molly Hernández, cuyos padres murieron y ha sido adoptada por los Yorks. Es la benjamina del grupo.

Los personajes se han repetido hasta la saciedad en numerosas ficciones. Quizá como novedoso es que se habla de temas muy candentes como las sectas, la pérdida de un amigo, el acoso escolar, la violación, el feminismo y la regla y sus dolores.

Unos dolores que Molly confunde con unos poderes sobrehumanos. Parece que todos los protagonistas tendrán algún tipo de habilidad, pero de momento solo vemos a Molly descubriendo que tiene una fuerza impresionante.

La mayoría del tiempo del piloto me sentía viendo un capítulo de una serie adolescente de niños ricos tipo OC, Gossip Girl o One Three Hill. No convence. No tiene ritmo, ni diálogos interesantes, ni tensión. O quizá es que va dirigido a otro tipo de público en el que no me encuentro.

Durante todo el capítulo se juega con el misterio en torno a Amy, aquello que distanció a los jóvenes, y la intención de Alex por reunirlos de nuevo a todos. Aunque en un principio nadie acude a su casa, al final, todos acaban allí reunidos. Y es justo en el final de este primer episodio cuando llega el gancho. Los jóvenes descubren que esas reuniones misteriosas que hacen sus padres no son fiestas de adultos normales, sino que tienen una organización criminal secreta y que realizan rituales en un sótano oculto.

Poco más da de sí el metraje de este capítulo. Pero todo apunta a que en los 9 capítulos restantes la pandilla decidirá reunirse para así derrotar a estos villanos que además son sus padres. No sé si mejorará, pero no sienta las bases para enganchar lo suficiente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .