Nueva serie a la lista “para ver”: Legends

Legend es la palabra que usan en la División de Operaciones Encubiertas del FBI para referirse a una personalidad falsa creada para infiltrar a un agente. Para que sea más creíble, se dota a la personalidad de un pasado, huellas y registros administrativos.

En la serie Legends, Martin Odum es uno de estos agentes encubiertos que asumen esas personalidades falsas. Sin embargo, da un paso más a la hora de meterse en su nueva identidad. Él se lo cree y adopta tics, acentos y vestimenta. Se mete tanto en su papel que a veces parece no distinguir su yo real de su yo falso. Y no es extraño, ya que se pasa casi más tiempo siendo otro que él mismo.

Cada caso le exige cambiar de identidad, así que parece estar un poco tocado por tanto cambio. Pero además, para añadir más leña al fuego, un día un vagabundo comienza a seguirle y le dice que no es quien cree que es, que vive en una mentira. Así, comenzará a cuestionarse su cordura, el entorno que lo rodea y si hay una conspiración de la que no se ha dado cuenta.

Y esto es quizás lo que llama la atención de la serie: la conspiración. Sin ella, sería un procedimental más de casos del FBI. Pero las teorías conspiranoicas funcionan, sobre todo cuando el gobierno o una agencia están implicadas.

Basada en el libro Legends: A novel of Dissimulation de Robert Littell, ha sido adaptada por el productor y guionista de Homeland. Está interpretada por Sean Bean (conocido por Ned Stark en Juego de Tronos y Boromir en El Señor de los Anillos), Ali Larter (Héroes), Tina Majorino (Castle) y Amber Valletta (Revenge) entre otros.

Cuenta con dos temporadas de 10 capítulos cada una, y, aunque no es un serión, parece entretenida.