Recorriendo Varsovia II – Vía Real

Después de abandonar el hotel, y para no perder mucho tiempo, compramos unos sándwiches que nos fuimos comiendo de camino hacia el casco histórico.

Nuestra primera parada fue la Iglesia de San Alejandro (Kościół św. Aleksandra), un templo de estilo clasicista que intenta copiar el Panteón de Roma.

Fue construida entre los años 1818 y 1825 en honor a la visita del zar Alejandro I de Rusia. En principio se le iba a dedicar un arco del triunfo, pero fue el mismo zar quien prefirió una iglesia. A finales del siglo XIX se quedó pequeña y fue ampliada y ganó dos torres.

En 1944, durante el Alzamiento de Varsovia, quedó seriamente dañada. Sería reconstruida en la década de los 50 volviendo a su diseño original, sin las torres. En su lugar se levantó una terraza con escaleras que da la entrada a la iglesia.

Se encuentra en la Plaza Trzech Krzyży, donde en el siglo XVII convergían las más importantes rutas de la ciudad. Allí comienza la calle Nowy Świat.

Fue la principal calle comercial desde el siglo XIX hasta la II Guerra Mundial, así que no es de extrañar que en ella se encuentren muchas tiendas exclusivas, galerías, clubes, restaurantes y cafeterías.

Además, destacan impresionantes edificios en cada una de sus aceras. Podemos ver tanto iglesias como palacetes o la universidad. Obviamente quedó destruida en 1944, pero los trabajos de reconstrucción han hecho que recupere el esplendor de siglos pasados.

Esta calle, que viene desde el Palacio de Wilanów y luego se convierte en Krakowiskie Przedmiedscie, nos conduce hacia el centro histórico, hasta la Plaza Zamkowy. El trayecto completo recibe el nombre de Ruta Real, pues era el camino que hacían los reyes desde su residencia habitual hasta sus palacios de verano.

Poco después del cruce con la calle Świętokrzyska llegamos al Palacio de Staszic (Pałac Staszica).

Fue erigido entre 1820 y 1823 en el lugar en que había un monasterio. Recibe el nombre del sacerdote y científico Stanisław Staszic, quien promovió su construcción. Hoy en día alberga la Academia Polaca de Ciencias y de la Sociedad Científica de Varsovia.

Frente al edificio se encuentra el monumento a Nicolás Copérnico, y en el suelo, alrededor de él, hay una representación del sistema solar. El molde de esta estatua se reutilizó para otras dos idénticas que se encuentran al otro lado del charco, en Montreal y en Chicago.

Un poco más adelante llegamos a la Iglesia de la Santa Cruz (Kościół Świętego Krzyża).

De estilo barroco, data de finales del siglo XVII. Destaca por ser el lugar en que descansan los corazones de Władysław Reymont y Fryderyk Chopin. El compositor, que había emigrado a Francia durante la sublevación contra Rusia, no pudo regresar porque el zar le prohibió volver a pisar Polonia. Así que, en sus últimas voluntades pidió que al menos su corazón volviera a su país. El cuerpo sin embargo se enterró en París.

En el interior de la iglesia también se hallan las lápidas de otros polacos de renombre, como Józef Ignacy Kraszewski, Bolesław Prus, Juliusz Słowacki y Władysław Sikorski.

Ante la fachada destaca un enorme Jesucristo que porta una cruz. Desde las escaleras, junto al Cristo, se ve muy bien el Palacio de Staszic que habíamos dejado atrás.

Continuando la calle, en la acera opuesta, se halla otro palacio, el Uruskich (Pałac Uruskich), un palacio barroco que hoy en día alberga la Facultad de Geografía y Estudios Regionales.

Y junto a él está el Palacio Tyszkiewiczów (Pałac Tyszkiewiczów).

Comenzó a construirse en 1785 y finalizó en 1792. De estilo neoclásico, se convirtió en uno de los más bellos de la ciudad con elaborados trabajos en madera y estucos en estilo pompeyano. Quedó severamente dañado durante el Levantamiento de Varsovia, ya que los alemanes lo bombardearon deliberadamente. Fue reconstruido entre 1949 y 1956.

Tras ambos palacios se encuentra la Universidad, fundada en 1816 y compuesta por varios edificios históricos. Se trata de uno de los centros educativos más grandes e importantes del país.

En la plaza que se abre a continuación encontramos la Iglesia de San José el desposado de la Santísima Virgen María (Kościół św. Józefa Oblubieńca NMP).

De estilo barroco tardío, data del siglo XVIII. Fue una de las pocas que se salvaron en la II Guerra Mundial, así que puede verse su construcción original. Aunque es sobria, destaca su fachada con numerosas esculturas.

La iglesia y el edificio del monasterio pertenecen a la Orden de la Visitación, que quisieron ubicarse cerca de la residencia real.

En esta iglesia solía tocar el piano Chopin cuando era joven, allí hacían las prácticas los alumnos del Liceo. Ya a una corta edad era el pianista más solicitado de la ciudad. No muy lejos de la iglesia se encuentra uno de los numerosos bancos que hay por la ciudad que permiten escuchar música del compositor. Fueron colocados en el 200 aniversario de su nacimiento para reivindicar la identidad de uno de los polacos más famosos. Están colocados estratégicamente en lugares significativos de la vida de Chopin. Están equipados con un botón que permite reproducir un fragmento de una de sus obras. Asimismo, cuentan con una inscripción que explica la elección del lugar.

Justo enfrente, tomando la calle Królewska, se extiende el Jardín Sajón (Ogród Saski), un parque creado entre 1713 y 1733 como jardín real del Palacio Sajón. En el año 1720 se abrió al público, lo que lo convierte en uno de los parques más antiguos del país. En él se halla la Tumba del soldado desconocido (Grób Nieznanego Żołnierza). Como suele ser habitual, se trata de un monumento que honra a los héroes anónimos que cayeron combatiendo por la patria. Junto a la Tumba, custodiada por una guardia de honor, arde una llama eterna.

De nuevo, volviendo a la ruta real, nada más pasar el parque Jana Twardowskiego se erige el Hotel Bristol.

Inaugurado en 1901 fue uno de los hoteles más lujosos de Europa y en él se celebraban elegantes bailes y recepciones. Fue en este hotel donde la Sociedad Científica de Varsovia organizó en 1913 un banquete en honor a la dos veces premio Nobel Maria Skłodowska-Curie.

Frente a él encontramos otro imponente hotel, el Europejski.

Este fue el primer hotel elegante de Varsovia, inaugurado en 1857. En aquella época estaba decorado con muebles estilo Luis XV, Luis XVI e imperial. En la planta baja había tiendas de renombre, un selecto restaurante y la confitería Loursa.

Volviendo a cruzar, junto al Hotel Bristol se encuentra el Palacio Presidencial (Pałac Prezydencki).

Construido a mediados del siglo XVII en estilo barroco, es el más grande de los palacios de la ciudad. El aspecto actual, de estilo clasicista, se lo debe a una reforma radical del siglo XIX. Se encuentra flanqueado por cuatro leones de piedra colocados en 1821 y un monumento en honor del príncipe Józef Poniatowski en 1965.

Durante la II Guerra Mundial no sufrió daños, sino que fue convertido en hotel de lujo y casino. Tras la guerra fue reconstruido y remodelado de nuevo. A él se trasladó la sede del Consejo de Ministros y acogió reuniones oficiales. En 1955 firmó el Pacto de Varsovia y, más tarde, en 1989 donde se mantuvieron conversaciones previas a la independencia.

Desde 1994 es presidencial y ha sido la residencia de Lech Wałęsa, Aleksander Kwaśniewski, Lech Kaczyński.

Frente a él se alza el Palacio Potockich (Pałac Potockich).

Se erigió en 1669 en el lugar en que ya antes de 1643 había un palacio de madera que resultó incendiado en la invasión sueca. En 1760 pasaría por una intensa reforma que añadiría elementos de estilo barroco y rococó.

En 1824 comenzó a alquilarse y en el siglo XIX se convirtió en un espacio de exposiciones.

Resultó quemado en 1944 y más de un 60% resultó dañado. Fue reconstruido entre 1948 y 1949 convirtiéndose después en la sede del Ministerio de Cultura y Artes, que hoy es el Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional.

Mirando de nuevo a la acera contraria, junto al palacio presidencial, se alza la Iglesia de la Asunción de la Virgen María y de su esposo San José (Kościół Wniebowzięcia Najświętszej Marii Panny i św. Józefa Oblubieńca Bogarodzicy). Iglesia de la Asunción para los amigos.

Fue construida para los Carmelitas Descalzos entre 1661 y 1681 en estilo barroco y con una planta en forma de cruz. Aunque la fachada es clasicista debido a la renovación del siglo XVIII.

Junto a ella tenemos la estatua de Adam Mickiewicz, en la plaza del mismo nombre.

No sería la primera vez en nuestro viaje que viéramos una estatua en honor al poeta polaco más sobresaliente del romanticismo.

Continuamos por la Krakowskie Przedmieście. En la acera a nuestra derecha tenemos un parque, y a nuestra izquierda el Palacio Wessel (Pałac Wesslów).

De estilo barroco tardío, fue construido a mediados del siglo XVIII para el general Franciszek Jan Załuski. Recibe el nombre de Teodor Wessel, tesorero de la corona, que lo compró en 1761. No obstante, no sería su último propietario, ya que con el paso de los años y siglos cambió varias veces de dueño. Por ejemplo, de 1780 a 1874 fue oficina de correos.

Quedó destruido durante el Alzamiento de Varsovia en el año 1944 y fue reconstruido después de la guerra.

Al final del parque, a mano derecha, encontramos la Biblioteca Central de Agricultura (Centralna Biblioteka Rolnicza).

Pertenece al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y alberca obras correspondientes a los campos de las ciencias agrícolas, horticultura, zootecnia, pesquería, medicina veterinaria, industria alimentaria, tecnología agrícola, protección ambiental, silvicultura, política agrícola y economía, y ciencias afines.

El edificio, de mediados del siglo XVI, perteneció a un monasterio y a su hospicio anexo. En el siglo XIX fue ocupado por el ejército ruso y el monasterio fue disuelto por las autoridades zaristas. A finales de siglo fue reconstruido y acogió al Museo de Industria y Agricultura, que funcionaba como institución educativa y un centro de investigación científica. En sus laboratorios trabajó Maria Skłodowska-Curie, quien sin embargo no estudió en Polonia, ya que como mujer no tenía permitido acceder a la universidad.

En septiembre de 1939 fue bombardeado y se quemó. Y de nuevo fue incendiado en el Levantamiento de Varsovia. Ambos acontecimientos provocaron la pérdida de más de 10.000 objetos que había expuestos. Fue reconstruido después de la guerra y el museo reanudó su actividad, sien embargo, en 1952 pasó al  Instituto Central de Agricultura y en 1955 se estableció la biblioteca.

Inmediatamente a continuación tenemos la Iglesia de Santa Ana (Kościół Akademicki św. Anny).

Se construyó en la segunda mitad del siglo XV en estilo gótico, pero fue destruida en varias ocasiones. Tras cada ocasión volvió a ser reconstruida, y cada vez se le añadían elementos de diferentes estilos. Hoy tiene una fachada de estilo clasicista y un interior barroco. Aunque nosotros no pudimos ver mucho más que la lona que la cubría. De su interior tampoco, ya que se celebraba una boda.

Junto a la iglesia se alza el campanario (Taras widokowy), que además cuenta con una terraza mirador. Y tras pasarla, llegamos a una gran plaza que supone el inicio de nuestro recorrido por el casco histórico de Varsovia.

5 comentarios en “Recorriendo Varsovia II – Vía Real

  1. Pingback: Recorriendo Cracovia III – Barrio Judío y Guetto | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Recorriendo Cracovia II – Wawel | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Preparativos de nuestro viaje a Letonia, Lituania y Polonia | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Conclusiones de nuestro viaje por Letonia, Lituania y Polonia | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Resumen viajero 2017 | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .