Obras en casa XIX: Dándole un lavado de cara al pasillo VIII

Hace unos meses comentaba que este invierno continuamos con la decoración de nuestro pasillo alegrando por fin la pared que había quedado vacía tras las obras. Pero nos quedaba otra: la que tenía la lámina del bosque. En este caso no había mucho debate en cuanto a cómo decorarla, la idea era crear continuidad con su opuesta, la de los cuadros de los viajes.

El único problema que nos ha dado es que sigue aún en construcción, por así decirlo. Cuando terminé la primera tanda de cuadros, quedaba claro que con un par de filas era suficiente. No queríamos saturar la pared y con el vinilo parecía ya estar bastante completa. Además, es una pared de paso, y probablemente acabáramos rozando los marcos de una tercera fila.

Sin embargo, la pared de la lámina hace como un metido, por lo que, aunque tiene el mismo tránsito, no nos pegamos tanto a ella. Así que queríamos llenarla más. Prácticamente el espacio que ocupaba el bosque. Como en 2017 no paramos de viajar y 2018 tampoco ha ido mal (pronto empezamos), teníamos contenido de sobra para más cuadros. Así pues, le dediqué algunos ratos a las manualidades y hemos comenzado a llenarla.

Y digo comenzado, porque aún nos quedan destinos por visitar y por tanto habrá más marcos. Habrá que ver si no nos quedamos sin paredes.

Esto va teniendo ya otro color.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.