Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 2 IV: Recorriendo Chicago. Loop

Con el estómago lleno no quedaba otra que volverse a poner en movimiento. Nuestra primera parada de esta ruta vespertina fue el Reliance Building, en la calle Washington.

Fue construido a finales del siglo XIX en varias fases. William Ellery Hale, fundador de una empresa de ascensores hidráulicos necesarios en la construcción de rascacielos, compró la parcela en 1880, sin embargo, no podía levantar un edificio porque ya existía el First National Bank Building y los inquilinos no querían finalizar sus contratos de alquiler.

El ingenio le llevó a levantar las plantas segunda, tercera y cuarta planta sobre tornillos elevadores, y después demolió la primera. Diez años más tarde, en una segunda etapa, se construyó el sótano y la planta baja. El arquitecto murió, por lo que tras buscar sustituto, se acabó finalizando el edificio en una tercera y última fase.

Se convirtió en el primer rascacielos con grandes ventanales de cristal, un estilo que se extendería durante el siglo XX haciendo que estas altas torres fueran menos pesadas al sustituir la piedra por acero y vidrio. Además fue uno de los pioneros en proporcionar electricidad y línea telefónica en todas sus oficinas.

Con la Gran Depresión comenzó a quedarse vacío y empezó a deteriorarse. Cuando la economía se recuperó, el edificio seguía sin poder dar salida a sus espacios y locales comerciales, ya que resultaban demasiado pequeños para las necesidades de finales del siglo XX.

Finalmente la ciudad de Chicago acabó comprando el edificio y se rehabilitó. Hoy alberga un hotel de lujo y está catalogado como lugar histórico desde 1970.

Bajando la calle State, en el cruce con Monroe entramos en una zona donde abundan las joyerías (el distrito Jewelers Row queda delimitado entre Monroe y Washington a lo largo de la calle Wabash) y sus imponentes y ornamentados edificios.

Continuamos por la calle Monroe y nos desviamos en la calle State, donde se ubica la DePaul University, la universidad católica más grande de Estados Unidos. Recibe este nombre porque fue fundada por la orden de San Vicente de Paúl.

Girando en Van Buren y después en  West Jackson Boulevard llegamos hasta el Monadnock Building, el que fuera en el momento de su construcción el edificio de oficinas más grande del mundo. Aunque parece una estructura única, era legalmente dos edificios, el Monadnock y el Kearsarge (como los montes de New Hampshire). Se puede apreciar la división en el diseño de la fachada y en la cornisa que tiene una parte mientras que la otra no.

Cuando se construyó en 1891 muchos críticos opinaban que era un edificio carente de estilo, otros sin embargo pensaron que su sencillez estaba relacionada con su función y que era propio de la vida empresarial moderna. Yo me inclino más del lado de los primeros, la verdad.

Fue construido por la firma de George A. Fuller, quien ya había trabajado con Burnham en el Flatiron de Nueva York. Pocos veían el sentido de levantarlo en una zona tan remota, en el distrito de las imprentas. Sin embargo, acabó siendo un acierto, ya que a medida que el distrito financiero se fue expandiendo la propiedad se revalorizó como consecuencia de la especulación.

Fue remodelado por primera vez en 1938, y una segunda en 1992, después de que en 1979 hubiera cambiado de dueños.

En la siguiente manzana llegamos a la Federal Plaza, donde se erige el Kluczynski Federal Building, sostenido en una estructura de acero cubierta de vidrio enmarcada con aluminio.

Se construyó en 1974 en el lugar en que anteriormente se ubicaba el Edificio Federal de Chicago, de hecho en el vestíbulo se mantienen algunas placas que se retiraron antes de demolerlo. Lleva el nombre de John C. Kluczynski, congresista de Illionis entre 1951 y 1975.

Pero lo más atractivo de la plaza es la escultura Flamingo, de Alexander Calder.

 

Fabricada en acero, mide 16 metros. Fue colocada en la plaza en 1974 y ha sido restaurada en 1998.

El edificio rojizo que se ve detrás es el Marquette Building, que recibe el nombre de Jacques Marquette, el primer colono europeo en Chicago. De hecho, en la entrada se pueden encontrar un conjunto de mpaneles de bajorrelieve que rinden homenaje a la expedición de 1674-1675 de Marquette.

Terminado en 1895, fue uno de los primeros rascacielos con estructura de acero de su época, y está considerado como uno de los mejores ejemplos de la Escuela de Arquitectura de Chicago. Está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos y es Monumento Histórico.

Fue uno de los primeros rascacielos enmarcados en acero y desde que en los años 30 albergara más de 30 compañías ferroviarias no ha dejado de ser un edificio de oficinas.

Fue renovado en la década de los 50, momento en que se reconstruyó la cornisa de terracota y se reemplazaron las ventanas del piso 17 para que se asemejaran a las originales. El resto de ventanas también fueron repasadas. Asimismo se limpió y restauró la mampostería.

Siguiendo la calle Adams llegamos al Field Building, también conocido como Edificio del Banco Nacional de LaSalle y Edificio del Banco de América.

Fueinaugurado en 1934, lo que le hizo ganarse el título de último gran edificio de oficinas erigido en Chicago antes de la Gran Depresión. Ocupó el espacio en que anteriormente se ubicaban varias construcciones, entre ellas el  Home Insurance Building, el que fuera el primer rascacielos del mundo.

Incorporó desde su inicio las últimas innovaciones de los años 30. Así, estaba equipado con ascensores e alta velocidad y aire acondicionado. Eso sí, lo que no tenía era piso 13.

Mide 163 metros y cuenta con una base de cuatro plantas sobre la que se asienta centrada una torre rectangular de 45 pisos que queda reforzada por una torre en cada esquina de 22 plantas cada una.

En la acera opuesta, en la esquina con LaSalle, se alza el Rookery Building. Es curioso cómo se ganó su nombre. Y es que se levanta en la parcela en la que se encontraba el ayuntamiento provisional tras el Gran Incendio, edificio que acabó teniendo una plaga de palomas y cuervos, por lo que empezó a ser conocido como the Rookery (la pajarera). Así, cuando este se derribó y comenzó a construirse el nuevo, acabó asumiendo el apodo pese a tener más propuestas.

Completado en 1888 siguiendo el diseño de Root y Burham, es considerado el rascacielos más antiguo de Chicago. Cuenta con doce plantas que lo elevan hasta los 55 metros.

En la época en que fue construido había una pugna entre los arquitectos por ver quién era capaz de innovar más y conseguir el mejor rascacielos del mundo. Así, el Roockery cuenta con un estilo que mezcla formas de construcción tradicionales con otras más modernas. Por ejemplo, a pesar de tener una fachada de mármol rojo, terracota y ladrillo al estilo más clásico; incorpora una estructura de acero ignífuga así como ascensores y fachadas de vidrio. Pero la mayor innovación es la técnica de los cimientos flotantes. Este procedimiento consistía en crear una base de hormigón armado que servía como plataforma que aguantara el peso del edificio en un terreno pantanoso como es el de Chicago.

Es de los pocos edificios que se conserva de estos arquitectos, y ha sobrevivido gracias a tres importantes renovaciones. La primera de ellas tuvo lugar entre 1905 y 1907, cuando se le encargó a Frank Lloyd Wright remodelar el interior. Este sustituyó acabados de hierro forjado por superficies de mármol blanco de Carrara con decoraciones de estilo persa. Sus cambios en el vestíbulo aportaron una mayor luminosidad.

La segunda renovación se llevó a cabo en 1931 por William Drummond, quien había sido ayudante de Wright. Este modernizó elementos interiores como los ascensores, pero también añadió detalles Art Decó, que es lo que se llevaba por aquel entonces.

Finalmente en 1992 se volvió a actualizar. Aunque en este caso se aprovechó para recuperar diseños originales más que en modernizarlo.

Está reconocido como Monumento Histórico y está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde los años 70. Se puede realizar una visita guiada de 30 minutos.

Ya en la calle LaSalle encontramos diversos edificios institucionales como el Banco de la Reserva Federal o la Cámara de Comercio. El Federal Reserve Bank es uno de los doce bancos regionales que, junto con la Junta de Gobernadores en Washington DC, conforman el Banco Central de Estados Unidos.

En su planta alta parece un edificio de oficinas más, con sus múltiples ventanas, pero en la parte inferior destaca un pórtico de estilo neoclásico.

El Chicago Board of Trade, ya en el Jackson Boulevard, enmarca el conjunto.

Es un edificio de 1930 de estilo Art Déco en el que se ubica el mercado de futuros y opciones más antiguo del mundo. Inicialmente era el lugar en que se negociaba el comercio de productos agrícolas tales como el trigo, el maíz y la soja. Luego incorporó contratos de futuros sobre el oro, la plata, los bonos del Tesoro y la Energía.

Por esos inicios el edificio está coronado por una figura de Ceres, diosa de la agricultura.

Frente a su portada hay dos estatuas de granito que simbolizan a Agricultura y a Industria.

Aunque desaparecieron cuando el edificio fue demolido en 1929 para construir la nueva estructura Art Decó, en 2005 misteriosamente aparecieron y volvieron a ser instaladas.

Nos acercábamos al final de nuestra ruta, tan solo nos quedaban un par de puntos que estaban algo alejados. Tomamos el margen del río hasta el Civic Opera Building, un edificio de oficinas de 45 pisos y dos alas de 22 pisos inaugurado en 1929 en el que encuentra la Ópera de Chicago.

El teatro es el segundo mayor auditorio de ópera de Estados Unidos, pues tiene una capacidad de 3563 personas.

El edificio tiene la forma de una enorme silla y recibe a veces el sobrenombre de Trono de Insull (que es como se llamaba su creador). A mí me recordó en cierta medida a los grandes bloques soviéticos.

Cruzamos el puente para dirigirnos a nuestra última parada, la Union Station, la única terminal ferroviaria interurbana que queda en Chicago y la principal terminal de la ciudad para los trenes suburbanos. Es la tercera más transitada del país detrás de Grand Central y Penn Station en Nueva York.

Fue construida entre 1913 y 1925 para reemplazar la anterior de 1881. Se tardó tanto como consecuencia de la I Guerra Mundial, la escasez de mano de obra y diversas huelgas.

Con la llegada de la Gran Depresión la estación perdió tráfico, sin embargo, lo recuperó con la II Guerra Mundial, gracias sobre todo a que la muchos de sus pasajeros eran soldados. No obstante, volvió a decaer tras la contienda, pues la construcción de autopistas y la compra de automóviles hizo que la gente sustituyera el tren por el coche privado.

La estación, que ocupa toda una manzana, es de estilo Art Decó con fachadas de piedra caliza de Bedford. En el centro destaca el Gran Salón, un atrio de 34 metros de altura coronado por una gran claraboya con bóveda de cañón que al parecer ha traído más que un quebradero de cabeza por las filtraciones de agua.

Alrededor de este gran espacio quedan dispuestos locales de restaurantes y servicios. Además, un pasillo conduce a una explanada, desde donde el viajero puede dirigirse hacia los 10 andenes que van al norte, o hasta los 14 que van al sur.

Su interior es majestuoso, sin embargo, como se puede ver en las imágenes, nos la encontramos en obras, cubierta de plásticos, andamios y paneles, por lo que pierde parte de su encanto.

Y con la visita a la estación, tan solo nos quedaba volver a cruzar el puente para terminar el día en la Torre Willis. Antes paramos en un CVS para comprar galletas y zumos para desayunar al día siguiente, así como unas ensaladas y hummus para completar la cena, ya que teníamos sobras del chino del día anterior.

2 comentarios en “Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 2 IV: Recorriendo Chicago. Loop

  1. Pingback: Preparativos para un Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá: Itinerario y Vuelos | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Conclusiones del Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.