Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 6: Recorriendo Toronto: Kensington Market, Chinatown, H T O Park y Rogers Centre

El día volvía a amenazar con lluvia, pero de primeras, cuando salimos del apartamento, estaba solamente nublado. Nuestro primer punto del día era Kensington Market, la zona más alternativa de Toronto, que ya es decir.

El barrio nació en el siglo XIX cuando, tras la guerra de 1812, el militar George Taylor Denison compró unas tierras para que sirvieran de base para los voluntarios militares. Allí se mudaron trabajadores británicos. Un siglo más tarde, fueron los judíos quienes empezaron a instalarse allí convirtiendo casas victorianas en negocios familiares y construyendo sinagogas.

Una de las sinagogas que quedan en el barrio es la Sinagoga Kiever, restaurada en la década de los 80.

En 1912 se fundó la Primera Congregación Rusa Rodfei Sholem Anshei Kiev, una pequeña congregación de judíos ortodoxos integrada por inmigrantes ucranianos. En los inicios no tenían muchos fondos y se reunían al este de la University Avenue. En  1917 pudieron comprar una casa que se convirtió en el centro social, religioso y educacional. Diez años más tarde levantaron esta sinagóga de estilos románico y bizantino rematada por dos cúpulas coronadas con la estrella de David.

Según la tradición mira a Jerusalén y cuenta con puertas separadas para hombres y mujeres.

En el antiguo barrio conocido como Jewish Market aún se conservan muchas casas de estilo victoriano, la mayoría pintadas con colores llamativos y convertidas en locales.

A medida que la situación económica de los judíos iba mejorando, estos iban abandonando el barrio mudándose a otras zonas más adineradas. A ellos les siguieron ciudadanos portugueses, de Europa del Este, del Caribe y de Asia, convirtiéndose en un distrito mucho más cosmopolita. Con el tiempo se establecieron también latinos, poco antes de que fueran llegando artistas y creativos dándole a Kensington Market el carácter de hoy en día. Desde 2006 es Patrimonio Histórico Nacional.

Se encuentra medio escondido en el entorno de Spadina Avenue y College Street y aunque apenas son cinco o seis manzanas (delimitado por Spadina, College, Dundas y Bathrust), merece la pena darse un paseo y descubrir fachadas coloridas de locales de todo tipo.

Podemos encontrar tiendas vintage, de ropa militar, de tribus urbanas, de accesorios, de calzado, de decoración, de artesanía, de bicicletas…

Pero también tiendas de alimentos (pan, carne, pescado, quesos, legumbres y cereales), de especias de todas partes del mundo, de frutos secos…

Además, Kensington Market es uno de los puntos de referencia de la ciudad en cuanto a gastronomía se refiere. Por su proximidad a Chinatown es posible encontrar una buena variedad de restaurantes asiáticos, aunque hay una gran variedad de estilos.

Todo ello amenizado por un persistente olor a marihuana, ya que en la zona hay varias tiendas que la venden (recordemos que en Canadá es legal).

El mercado organiza varios festivales y eventos a lo largo del año. Por ejemplo, en diciembre tiene lugar uno en el que desfilan unas marionetas gigantes (debe ser algo así como los desfiles de Gigantes y Cabezudos). En carnaval además de estas marionetas se puede ver por sus calles bandas de música, bailarines, lanzallamas, zancudos… Durante el verano todos los domingos se convierten en el día del peatón prohibiendo el tránsito de vehículos. Quedan amenizados además con música en vivo, baile, teatro de calle y juegos. No pueden faltar eventos en los que el arte (ya sea teatro, pintura, música, baile…) es el protagonista.

Seguimos por Chinatown, que no tiene nada que ver con el distrito anterior. Este sí que es enorme. Es, de hecho, uno de los barrios chinos más grandes de toda Norteamérica. Esta comunidad comenzó a establecerse en la zona en 1890 proveniente de California (por conflictos raciales) y de la costa este de Estados Unidos (por la depresión económica), aunque no fue en la única que se han ido asentando.

Se extiende sobre todo a lo largo de las calles Dundas Street West y Spadina Avenue y, aunque no cuenta con lugares turísticos como tal, es muy visitado por la variedad de restaurantes. No era hora de comer, así que simplemente paseamos por la calle principal observando el bullicio cotidiano del barrio en las  tiendas de ropa, de electrónica, de alimentos que sería incapaz de decir qué son…

 

Parecía ser la hora de la compra y había movimiento en las cajas de frutas, verduras y hortalizas. Los clientes se daban codazos para llevarse los mejores productos. Y pillamos a una señora llenando de más un paquete de fresas.

Tomando Spadina hasta su final, atravesando el Entertainment District y pasando de largo la Front Street (que antes de que se le ganara terreno al lago era límite de la ciudad), llegamos al H T O Park.

Fue construido en 2007 en el lugar que se usaba como muelle de atraque para los barcos que atracaban en el Inner Harbor. El nombre es un juego de palabras tomando H2O, la fórmula del agua y cambiando el 2 (two en inglés) por el To de Toronto (de pronunciación similar).

Está dividido en dos partes, por un lado el H T O Park West en la mitad este de Maple Leaf Quay y por otro el H T O Park East sobre el viejo Peter Street Slip.

Ambos muelles fueron construidos a principios del siglo XX. Mientras que la parte oeste albergaba una pequeña empresa industrial hasta que quedó vacía en la década de los 90. La parte este por su parte fue la sede de Maple Leaf Mills Silos hasta 1983 hasta que se construyeron varios edificios de viviendas y el resto quedó como aparcamiento.

En un lateral, justo al lado del Parque de Bomberos 334, encontramos un monumento a bomberos fallecidos en sus tareas de rescate. El monumento se llama Last Alarm y representa a un bombero saliendo de las llamas con un bebé en brazos (otra vez).

En la pared que tiene detrás se actualizan los nombres a medida que van falleciendo. Hay un par delante también pues se ha quedado pequeña.

El parque funciona, además de como parque, como playa y campo de golf. La playa, muy cuca ella, cuenta con coloridas sillas, hamacas y sombrillas amarillas.

Además de las letras instagrameables #TOwaterfront.

Frente al parque se ve la CN Tower y el contiguo Rogers Centre, el estadio de los Blue Jays de béisbol y del Toronto FC de soccer. Los Toronto Raptors jugaron sus partidos de baloncesto desde 1995 hasta 1999 y los Argonauts al fútbol americano desde 1989 hasta 2015.

Inaugurado en 1989, no solo sirve como estadio deportivo, sino que alberga también conciertos, convenciones, muestras, festivales y otro tipo de eventos gracias a que puede acoger unos 60.000 espectadores sentados.

Es el estadio cubierto con la cúpula más grande del mundo y fue el primero en poseer un techo retráctil. La cubierta se suele abrir en la época estival.

Uno de sus laterales comunica con algunas habitaciones del Skydome Hotel, así que los huéspedes más VIP tienen vistas al campo y pueden disfrutar de los eventos del estadio.

Junto a él, y a los pies de la CN Tower, está el acuario.

En el plan original habríamos subido a la torre este día, pero como amenazaba lluvia, subimos el primer día. Así pues, no nos entretuvimos mucho en la zona y cruzamos enfrente, donde se encuentra la cervecería Steam Whistle Brewing.

Dejamos la visita para el próximo post.

5 comentarios en “Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 6: Recorriendo Toronto: Kensington Market, Chinatown, H T O Park y Rogers Centre

  1. Pingback: Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 5 II: Recorriendo Toronto: Yonge-Dundas Square, St. Lawrence Market y The Distillery District | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 4 II: Recorriendo Toronto: Graffiti Alley | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Preparativos para un Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá: Itinerario y Vuelos | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá. Día 6 II: Recorriendo Toronto: Steam Whistle Brewing y Museo del Ferrocarril | Una cosa te voy a decir
  5. Pingback: Conclusiones del Road Trip por la Costa Este de Estados Unidos y Canadá | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .