Balcanes V. Recorriendo Zagreb II: De la Ciudad Baja a la Ciudad Alta

Dejando atrás la herradura, continuamos por la calle Masarykova, donde enseguida nos topamos con la Casa Museo de Viktor Kovačić, el apartamento en que residió el famoso arquitecto croata. Fue su mujer quien decidió dejarlo intacto a la muerte de este para acercar a generaciones futuras al trabajo de su marido y al estilo de vida de aquella época. Pertenece al Museo de la ciudad desde 1980 y fue abierta al público en 1994.

El edificio fue diseñado en 1906 para Antun Orsic y Regina Divkovic y Kovačić, en lugar de recibir compensación económica por su trabajo, a cambio pudo construirse un apartamento en la buhardilla.

Seguimos hacia el centro, donde en la calle Varšavska, aunque buscábamos otra escultura, nos encontramos con una estatua en honor al poeta Tin Ujević, representado como un transeúnte más, con su abrigo y sombrero.

En la plaza anexa, la Petar Preradovic, se erige la Catedral Ortodoxa de Zagreb (también conocida como Catedral de la Transfiguración del Señor), construida entre 1865 y 1866 según los diseños del arquitecto Franjo Klein.

Donde se erige hoy la Catedral ya había una iglesia católica dedicada a Santa Margarita allá por el siglo XIV. Sin embargo, al ser de madera, no sobrevivió a un incendio.

En su fachada, bastante austera, destacan dos imágenes que recuerdan que es de estilo ortodoxo.

La plaza en la que se encuentra recibe el nombre de un general y poeta croata, aunque también es conocida como la plaza de las flores pues es en ella donde se montan numerosos puestos. Nosotros no encontramos ningún mercado de flores, sino que con la lluvia la gente se resguardaba bajo los toldos de las terrazas de los restaurantes.

Giramos a la izquierda por la calle Ilica, una de las calles más largas de la ciudad con unos seis kilómetros de longitud. Es la calle más comercial de Zagreb, y en ella se encuentran las más populares firmas de ropa, también algunas de las más exclusivas.

No obstante, a nosotros no nos interesaban mucho las compras, sino llegar hasta el cruce con la calle Mesnička, donde se encuentra la estatua de Andrija Kačić, un monje franciscano croata que además fue poeta.

Esta calle nos conduce hasta el inicio de los túneles. Y es que bajo Zagreb hay una red de túneles secretos que se cree que incluso llegan hasta las montañas de Medvednica a unos 40 km de la ciudad o que conectan con el palacio del Parlamento en la Plaza de San Marcos. El único tramo que no es secreto es túnel de Grić.

Fue construido en 1943, durante la II Guerra Mundial, con la finalidad de ser usado como refugio antiaéreo. Tras la guerra sufrió daños ocasionados por filtraciones de agua, así que en 1947 fue asegurado. Dos años más tarde comenzó a ser empleado como almacén por una empresa dedicada a la alimentación. Sin embargo, con el tiempo acabó sirviendo como refugio para gente sin hogar y drogadictos.

En 1993 sirvió para la celebración de la Under City Rave, una de las primeras raves en Croacia, con DJs de Alemania y del Reino Unido. A la vez, durante los años de la Guerra de la Independencia de Croacia volvió a servir como refugio antiaéreo.

Fue remodelado en 2016 y se abrió al público como atracción turística. Aún se conservan algunas señalizaciones originales, aunque la restauración ha sido parcial y no se leen completamente.

Abre de 9 de la mañana a 9 de la noche y su acceso es gratuito. No es para nada lúgubre ni da claustrofobia, eso sí, si quieres ubicarte, más te vale seguir las señales o la orientación, porque el GPS pierde cobertura.

Consta de una sala central desde la que salen pasillos que conectan la calle Mesnička en el oeste y la calle Stjepan Radić al este, además de cuatro pasajes hacia el sur. Nosotros accedimos por Strossmayerovo šetalište y salimos por la calle Ilica 8, a un patio trasero en el que había un curioso bar, el Caffe Bar Vespa.

Además de tener una vespa en lo alto del tejado, nos llamó la atención por sus vaqueros colocados a lo largo de su terraza (también en la vespa) a modo de medio cuerpo.

Imagino que es uno de esos locales hipsters tan de moda…

Salimos a la Radićeva ulica, una calle empedrada con casas coloridas de un par de plantas que me recordó al barrio de Praga en que nos alojamos. Eso sí, estaba algo más tranquila. Imagino que en parte por la lluvia intermitente y en parte porque era media mañana y muchos de los locales en sus bajos eran restaurantes. Destaca la popular Krabata Zagreb, la marca más antigua de venta de corbatas.

No obstante, esta calle nos desviaba de nuestro propósito, por lo que nos metimos por Zakmardijeve stube, un curioso callejón que parecía tener una alfombra en todo su recorrido. Una pena que las firmas de las paredes le quitaran algo de encanto.

Al otro lado encontramos unas escaleras que nos condujeron a una terraza que permite obtener una buena panorámica de la ciudad. Por suerte las nubes parecían haber descargado (o estar por Liubliana) y lo único que impedía las vistas eran los frondosos árboles.

Parece que no es solo un lugar desde donde contemplar Zagreb, sino que también es el elegido para que los enamorados declaren su amor. O al menos eso piensan los amigos de los candados. Al menos esta vez no se trata de un puente…

Bajo esta terraza hay otra en la que encontramos un par de enormes murales, uno de ellos dedicado a Tesla.

Volviendo al piso superior nos encontramos con el lateral de la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría (Sveta Katarina Aleksandrijska),  una austera iglesia construida de 1620 a 1632 por los jesuitas que cuenta con una nave, seis capillas laterales y santuario.

Su fachada da a la plaza Katarinin Trg, flanqueada por una galería de arte, el Palača Dverce y el Museo de las Relaciones Rotas.

El Museo de las Relaciones Rotas es uno de los más curiosos que me he encontrado en mi vida. En 2003 Olinka Vištica (productora de cine) y Dražen Grubisic (escultor) terminaron su relación y crearon una colección de objetos personales a la que fueron añadiendo de sus amigos. Tres años más tarde montaron una exposición en Zagreb.

Tuvo tanto éxito que entre 2006 y 2010 la llevaron a recorrer mundo (Argentina, Bosnia y Herzegovina, Alemania, Macedonia, Filipinas, Serbia, Singapur, Eslovenia, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos), donde fue aumentando de forma espontánea gracias a las donaciones anónimas. Tras esta gira volvieron a casa y alquilaron el palacio barroco de Kulmer de 300 metros cuadrados donde se encuentra hoy en día. Aún así, cuenta con una exposición itinerante que sigue viajando internacionalmente y recogiendo nuevas aportaciones.

Parece que es uno de los museos más visitados de la ciudad (también es verdad que abre todos los días de la semana) y sigue llamando la atención por su peculiaridad. La contrapartida es que esta fama hace que no dejen de recibir nuevos objetos, por lo que cada vez cuentan con menos espacio. Pero han encontrado una interesante solución: crear una sala virtual que se puede ver online.

Aunque reconozco su originalidad, no nos llamaba especialmente la atención ver memorabilia de gente desconocida, por lo que continuamos nuestro camino hasta la Torre de Lotrščak, la que fuera en su día la torre principal del sistema defensivo de la ciudad.

Construida en el siglo XIII, según algunos dibujos antiguos, parece que tenía dos plantas y un tejado a cuatro aguas. Se entraba por el norte y contaba con una escalera exterior que conducía al piso superior. Cuando a finales del siglo XVI la amenaza turca disminuyó, la torre perdió la función defensiva y con el paso de los siglos se llevaron a cabo cambios que modificaron su aspecto.

Recibe el nombre por su campana interior, la campana latrunculorum (campana de los ladrones en latín), que en la Edad Media sonaba cada noche antes de que se cerraran las puertas de la ciudad. En 1857 se añadieron dos plantas más y se modificó la comunicación interior entre los diferentes pisos. Además, se colocó un cañón en la parte superior que desde 1877 marca el mediodía. Nosotros, sin habérnoslo propuesto, llegamos justo a tiempo de vivirlo en persona.

Esperábamos algo así como el del castillo de Edimburgo, sin embargo, nos llevamos un buen susto (de ahí el movimiento de la cámara), pues el volumen de sonido del cañón de Grič es de 130 dB.

Desde la terraza junto a la torre tenemos también otra perspectiva de los tejados de la ciudad.

Con la sorpresa en el cuerpo volvimos sobre nuestros pies de nuevo hasta el Museo de las Relaciones Rotas, donde tomamos la calle Ćirilometodska, donde se encuentra la Concatedral de San Cirilio y San Metodio (Sveti Ćiril i Metod).

Construida en 1886, se ubica en el lugar en que antes se encontraba la Iglesia de San Basilio, a la que acudían los griegos católicos. A cada lado del rosetón tiene las imágenes de los dos santos que le dan nombre.

Está pared con pared con el en el palacio de Raffay, que data del siglo XVIII y en el que se ubica el Museo Croata de Arte Naif.

A estas alturas de la calle ya casi alcanzamos a ver por completo la Iglesia de San Marcos (Crkva Svetog Marka), sin duda, uno de los símbolos de la ciudad.

Se erige en el centro de la Plaza San Marcos y destaca por su colorido tejado en el que se representan los escudos medievales del Reino de Croacia, Eslavonia y Dalmacia a la izquierda y el de la Zagreb a la derecha. No obstante, estas tejas vidriadas son un añadido de la restauración neogótica llevada a cabo entre 1876 y 1882, no estaba en la construcción original en el siglo XIII.

De hecho, de su construcción románica solo quedan las tres naves, puesto que las bóvedas y el santuario se incorporaron en la segunda mitad del siglo XIV, cuando también se añadió el portal gótico de 15 estatuas.

El interior fue reconstruido entre 1936 y 1938 por el escultor Ivan Meštrović y el pintor Jozo Kljaković, quien pintó unos frescos que representan escenas del Antiguo y del Viejo Testamento.

La iglesia se encuentra flanqueada por dos edificios gubernamentales: el Banski dvori y el sabor.

El Banski dvori fue desde 1809 hasta 1918 la residencia oficial de los virreyes croatas, más tarde, durante la II Guerra Mundial y el Estado Independiente de Croacia sirvió como la oficina de Poglavnik Ante Pavelić, por lo que fue conocido como Corte de Poglavnik. Entre 1945 y 1991 fue la residencia oficial de la Presidencia de la República Socialista de Croacia, sin embargo, unos bombardeos el 7 de octubre de 1991 que pretendían atentar contra la vida del presidente croata Franjo Tuđman hicieron que la residencia presidencial se trasladara al palacio presidencial, antes conocido como Villa Zagorje. En 1995 fue reconstruido para borrar los restos de los ataques. Entre 2001 y 2002 se realizaron trabajos en los patios y en 2008 se restauró toda la fachada, dos salas de reuniones y el vestíbulo entre otras reparaciones. En 2017 se cambiaron los suelos, los sistemas de ventilación y se renovaron los sistemas de iluminación, instalaciones y grabaciones de TV, traducción de sonido y simultánea, sistemas de información para adecuarse al siglo XXI.

El Sabor, en el otro extremo de la plaza, es el Parlamento de Croacia, construido en 1908 en estilo neoclásico.

Es la única cámara del país. desde 2001 y está compuesto por 151 miembros que se renuevan cada cuatro años (140 elegidos en circunscripciones con varios escaños, 8 de las minorías y 3 de la diáspora croata).

En la parte posterior de la iglesia se halla el Tribunal Constitucional.

Estábamos justo en el meollo de la Ciudad Alta. Ahora nos tocaba callejear y perdernos por las calles empedradas llenas de palacios y museos.

4 comentarios en “Balcanes V. Recorriendo Zagreb II: De la Ciudad Baja a la Ciudad Alta

  1. Pingback: Balcanes IV. Recorriendo Zagreb: Donji Grad (Ciudad Baja) | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Preparativos de nuestro viaje a los Balcanes | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Balcanes VI. Recorriendo Zagreb III: Ciudad Alta | Una cosa te voy a decir
  4. Pingback: Balcanes VII. Recorriendo Zagreb IV: Ciudad Alta | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.