Aprendiendo fotografía: Tipos de objetivos

Está claro que decidirse por una cámara no es fácil, ya conté las vueltas que le dimos nosotros cuando murió la Lumix. Pero en realidad, más allá de la importancia que hay que darle al cuerpo de la máquina y sus características, hay que tener en cuenta otro factor importante: el objetivo que acoplamos. Recuerdo que mi hermano me aconsejaba que además de la cámara buscásemos aparte un objetivo en condiciones, porque el que nos iba a venir de serie iba a ser lo más básico. Y tenía razón, el 18-55 mm no es el objetivo que un experto elegiría en primer lugar, pero cuando se habla de nivel principiante hay que partir de algún sitio, y este resulta conveniente por su rango.

Un objetivo está compuesto por varias lentes dirigen los rayos de luz al sensor. Nos servimos de él para ajustar la distancia focal (por ejemplo el 18 o el 55) y el enfoque. Su luminosidad vendrá determinada de su apertura máxima y cuanto más permita abrir el diafragma, más luz entrará (y más caro será). En el caso de los objetivos zoom, esta apertura varía en función de la distancia focal elegida. Por ejemplo, en el caso de este 18-55 mm que oscila entre f/ 3.5-5.6, tendremos f/3.5 si elegimos 18, y f/5.6 cuando sea 55. Generalmente se habla de que cuanto más luminoso, mejor objetivo será, pero también pueden influir otros aspectos, por lo que no hay que tomarlo como una máxima.

Aparte de la diferenciación por objetivo de focal fija o variable (zoom), podemos clasificarlos en base al ángulo visual. Y dependiendo de este valor serán más o menos idóneos para según qué tipo de fotografías.

  • Ojo de Pez: Estos objetivos de distancia focal que oscila entre los 6 y 16 mm se caracterizan por un ángulo extremo (180º o más) gracias a su lente curva con forma semiesférica. Aunque hay excepciones, las fotos resultantes quedan distorsionadas con aspecto de como si estuviéramos mirando por una mirilla de la puerta. Este tipo de lentes suelen usarse para fotografiar espacios pequeños.
  • Gran Angular: Como su nombre indica, también tienen un ángulo amplio. Sin embargo, es algo menor que el del anterior (de 60 a 180º) y su distancia focal suele ir entre los 18 y los 35 mm. Este tipo de lente tiene mucha profundidad de campo, por lo que se suele emplear en espacios abiertos. Eso sí, también distorsiona ligeramente la perspectiva, por lo que tenemos como resultado que los objetos más próximos aparezcan muy grandes con relación a los más alejados.
  • Estándar: En esta categoría entrarían aquellos objetivos entre los 35 y los 50 mm con un ángulo visual más próximo al ojo humano (45º). No produce distorsión y son muy luminosos.

  • Teleobjetivo: Es aquel que cuenta con un ángulo inferior a 30º y la distancia focal más alta (de 70 mm para arriba), por lo que es capaz de captar objetos bastante alejados sin necesidad de acercarse. Suele ser usado para fotografía de deportes o de naturaleza. Dentro de este grupo se encuentran los Teleobjetivos cortos, los normales, lo superteleobjetivos y los ultratelefotos.
  • Macro: Al contrario que el grupo anterior, esta lente tiene la peculiaridad de poder fotografiar muy de cerca gracias a su distancia mínima de enfoque muy muy baja. Es el que menos distorsión ofrece y es muy luminoso. Suele usarse para fotografía de insectos, flores o de detalle. En esta categoría podemos encontrar el macro de focal corta (entre 30 y 50 mm), el estándar (entre 60 y 105) y el teleobjetivo macro (entre 150 y 200).
  • Todoterreno: Es quizá el más práctico, ya que es capaz de abarcar amplios rangos focales (entre 18 y 300 mm), por lo que no es necesario cargar con varios objetivos y cambiarlos en función de si se quiere sacar un rascacielos, un paisaje o incluso un retrato. Lógicamente, como dice el refrán, quien mucho abarca, poco aprieta. Técnicamente no consigue mantener una perfecta calidad en todas las distancias, pero a nivel aficionado, es quizás lo más cómodo. Conviene que tenga estabilizador para reducir las vibraciones, aunque esto, obviamente, encarecerá su precio.

Además de la cantidad y calidad de las lentes o de que cuente con estabilizador, el precio de un objetivo también vendrá determinado por otros factores como si incorpora reducción de aparición de aberraciones cromáticas, sistema de autoenfoque o del tipo de material con que esté fabricado.

En cualquier caso, para alargar la vida útil de cualquiera de ellos, es recomendable tener cuidado al cambiarlos (y hacerlo lo más rápido posible) y portarlos lo más protegidos posible con ambas tapas puestas y en una funda acolchada, libres de humedad, polvo o suciedad. Conviene también hacerse con un kit para mantenerlos limpios, así como incorporar un parasol (ayuda a eliminar los reflejos) y un filtro UV (para que no se rayen o dañen).

De momento tenemos el pisapapeles que venía con la cámara y el 50 mm. Quizá el siguiente sea el todoterreno, pero de momento queda mucho por aprender del manejo de la cámara como para dar el siguiente paso.

3 comentarios en “Aprendiendo fotografía: Tipos de objetivos

  1. Pingback: Experiencia viajera: Lo que me queda por aprender | Una cosa te voy a decir
  2. Pingback: Road Trip por Islandia IX: Día 4 II Parte. Recorriendo el Noroeste | Una cosa te voy a decir
  3. Pingback: Road Trip por Islandia XIV: Día 6 II Parte. Áreas Geotermales de Hverir y Krafla | Una cosa te voy a decir

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .