Nueva serie a la lista “para ver”: Beforeigners

Es de noche en Oslo y mientras un grupo de jóvenes están pasando el rato en la rampa de la Ópera y una pareja firma la compra de un apartamento con vistas al fiordo ocurre un extraño suceso: tras un destello bajo el agua comienzan a emerger personas a la superficie. De primeras no se sabe quiénes son, ni cómo han llegado hasta ahí. Y lo más curioso de todo: que parecen provenir de otra época. Son los fremvandrerne o emigrantes de otra época. Este es el punto de partida de Beforeigners, la serie noruega de HBO Nordic que ha llegado a España y no tardaron en recomendarme sabiendo que aúna Noruega y thriller policíaco.

Tras este inicio, rápidamente hay un salto temporal de varios años y ya vemos cómo estas personas provenientes de tres épocas diferentes (la era prehistórica, la época vikinga y el siglo XIX) se han integrado (o lo intentan) al presente. Algunos se han asimilado, mientras que otros viven en guetos. Y es que la convivencia no es sencilla, ya que la llegada masiva de estos emigrantes se ha tomado por muchos ciudadanos del siglo XXI como una amenaza a la sociedad noruega actual. El conflicto radica, pues, en que todos sienten que están en su hogar, pero cada uno tiene sus costumbres.

Es interesante este enfoque, pues Beforeigners no se centra en intentar descubrir el misterio de que lleguen estos beforeigners (before + foreigners), sino que (al menos por lo visto en el piloto) deja que la trama siga su curso y que los acontecimientos vayan poniéndonos en situación. La serie no se articula puramente dentro del género de ciencia ficción, sino que sitúa como hilo conductor la investigación policial del asesinato de una mujer de la Prehistoria. Los encargados de resolver este crimen son los detectives que forman la pareja protagonista: Lars Haaland y Alfhildr Enginnsdottir, un binomio que me recuerda en cierta medida al de Bron/BroenY es que esta serie también pone en el centro a dos policías con personalidades muy diferentes, facilitando así una dinámica de contraste y enredo y aportando a la vez un tono cómico en situaciones un tanto dramáticas. Aquí el choque radica en las costumbres que mencionaba más arriba. Y es que Lars es del presente, pero Alfhildr es de la época vikinga (de hecho es la primera visitante en ser aceptada en el cuerpo de policía del siglo XXI). Es curioso además cómo para estos personajes prehistóricos y vikingos han elegido a un elenco no noruego, de forma que quede patente la diferencia de acentos entre el . Esto es algo que perdemos en la traducción, pero a lo que se hace alusión en varios momentos del piloto, sobre todo con la imposible pronunciación del nombre de la protagonista.

Al igual que el Henrik Sabroe de la coproducción sueco-danesa, aquí tenemos al típico prototipo de detective con problemas personales y adiciones; y aunque Alfhildr no tiene asperger como Saga Norén, también se siente fuera de lugar en más de una ocasión por su condición de viajera en el tiempo. En gran medida porque sus compañeros no se lo ponen fácil, sino que la reciben con escepticismo, hostilidad y burla. Tiene en común con la sueca además, que es una mujer fuerte y perseverante (no en vano, fue guerrera en su época) y que le va a quitar protagonismo a su compañero gracias a su carisma, naturalidad y desparpajo. Nos queda mucho por descubrir del pasado de ambos personajes y por los trailers parece que se nos irá desvelando a lo largo de los 6 episodios que consta la temporada. Asimismo, a medida que avance la investigación iremos conociendo cómo se las apañan las cuatro sociedades noruegas para vivir en una misma línea temporal.

En un panorama seriéfilo con tantas adaptaciones y remakes, creo que Beforeigners es una de las ficciones más originales del momento. Cuenta con una curiosa combinación de novela negra escandinava con ciencia ficción y crítica social que a priori parecería difícil de gestionar. Sin embargo, engancha gracias a la novedad de cambiar los clásicos viajes temporales por unos en los que el movimiento se da del pasado al presente. Y claro, no es lo mismo viajar al pasado sabiendo cómo fue aquella época gracias a la documentación, que hacerlo al futuro y que este te descoloque totalmente los esquemas. Y, a pesar de lo insólito del planteamiento, lo cierto es que la historia consigue fluir con gran naturalidad, quizá porque el abordaje de la cuestión migratoria no nos suena tan distópico. Si sustituimos la cronofobia por xenofobia, la situación nos recuerda mucho al presente poniendo sobre la mesa cuestiones como los problemas sociales, económicos, administrativos y de integración que se encuentran los inmigrantes y refugiados cuando llegan a un país ajeno.

Una serie que, sin ningún lugar a dudas, merece la pena estar en nuestra lista de series “para ver”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .