Jamie Oliver y sus libros de recetas

Hace tiempo ya os hablé de Jamie Oliver. Un gran descubrimiento sus programas de cocina. Empezó en el 98 con The Naked Chef y le siguieron otros programas como Jamie’s Kitchen, Jamie’s School Dinners, Jamie at Home, Jamie’s 30 minute meals o Jamie’s 15 minute meals entre otros. Tiene canal en Youtube donde publica recetas, trucos, también aplicaciones para móvil, juegos para la Nintendo DS y libros, que es de lo que os vengo a hablar hoy.

Yo tengo 3:  Jamie’s 15 minute meals, Save with Jamie y, el último, Comfort Food. Los tengo en versión original, pues vienen vía Londres. Me los ha ido regalando mi hermano por mis cumpleaños. Cada uno de ellos es diferente.

En el primero de ellos, Jamie’s 15 minute meals, muestra que no hay excusa para no comer bien porque no tenemos tiempo. Básicamente explica que lo importante es organizarse y cocinar varias cosas a la vez como por ejemplo poner a hervir agua mientras hacemos la carne que tarda más, la importancia del aceite de oliva en vez de mantequilla, las especias o un yogur natural en lugar de la mayonesa…

Aparte de recetas, también hay páginas en las que nos muestra fotos de su vida, de sus hijas, de su huerto, de sus día a día… un poco un instagram, si queréis. Y es que, somos lo que comemos, y el comer bien nos hará sentir mejor, él educa a sus hijos en una buena alimentación, desde que se siembra hasta que nos lo llevamos a la boca. Y los hace partícipes de cada momento.

libros

A veces da consejos que dices “¡Pues claaaaaaaaro! Como toda la vida, ni que estuvieras descubriendo América”, pero es que están enfocados al público inglés y a sus costumbres alimentarias, y a ti ni se te ocurriría hacerlo de otra forma de la que él recomienda, que es el modo mediterráneo, el de siempre. Pero aún así es muy recomendable, se pueden aprender truquillos, optimización del tiempo, cómo sacar partido a los sabores… y también para salir de la rutina, que yo misma miro mil recetas, cojo ideas, voy probando, pero llega un momento en que vuelves a sota, caballo y rey y te tienes que reinventar. Así que no vendrá mal para esos días en los que te plantas delante de la nevera con la mente vacía de ideas.

Por otro lado, Save with Jamie está enfocado a concienciar sobre el despilfarro de la comida bajo 3 premisas:

Save with Jamie

1. Compra con cabeza porque es preferible comprar poco a poco, alimentos de temporada, a ir almacenando productos frescos que se nos pondrán malos o perderán sus propiedades. Cuanto más cerca esté la ingestión de la recogida de la huerta, mucho mejor, más nutrientes tendrá. Y para carne y pescado, lo mismo, cuanto más fresco, mejor. Así que es recomendable hacerse una idea de lo que queremos cocinar los siguientes días, ver qué nos ofrece el mercado y echar cálculos antes de cargar. Sería útil programar un menú semanal, por ejemplo y llevar una lista.

2. Cocina de forma inteligente porque así sacaremos más provecho de los alimentos. Bien sea por sacar varios platos de un mismo alimento, por cocinar todo de una vez y congelar la mitad… en fin, aprovechar al máximo. Y no sólo los alimentos, sino también gastar menos electricidad, menos tiempo… Por ejemplo, habría que guardar los platos en la nevera una vez que ya tienen temperatura ambiente, no cuando aún están calientes, guardar las sobras en recipientes herméticos para que se conserven bien, hacer las propias conservas, postres, reutilizar sobras como el pan del día anterior para tostadas de hoy, o sacar una nueva receta. Todo cuenta.

3. Desperdiciar menos. Este es un punto muy importante, si se compra lo justo y necesario y se cocina siguiendo las pautas, en teoría podemos pensar que no vamos a desperdiciar, pero es que aún así, siempre podemos sacar más ventajas. Como por ejemplo usar el agua en el que cocemos la verdura, patatas, huevos… para regar las plantas. Yo lo reutilizo con mis aloes para que crezcan ahí potentes. Si tenemos huerto, podemos usar pieles y restos orgánicos para hacer abono para las plantas.

Un programa y un libro muy indicados para la época de crisis en la que vivimos que cada céntimo cuenta. Supongo que se lanzó a crear esta nueva saga por las nuevas estadísticas en las que se decía que los Británicos desperdiciaban lo equivalente a 6 comidas a la semana. Y parece que hay una concienciación. En esta web dan también unas pautas para seguir las mismas premisas para desperdiciar menos.

En fin, unos trucos que muchos ya seguimos, pero que parece que aún así se tira mucha comida por una mala gestión. A veces son los supermercados, otras veces los usuarios, y parece que poco a poco nos vamos buscando soluciones, no sólo en Reino Unido, sino también en España, que somos el 8º país que más comida desperdicia. Es alarmante, no sólo por los tiempos que corren, sino porque debería hacerse siempre, en época de vacas gordas, y en la de flacas. Para concienciar sobre este hecho, el Ministerio de Agricultura, junto a Unilever, han presentado una Guía contra el Desperdicio que recoge consejos similares a las que indica Jamie.  Unos consejos que tampoco vienen mal en estos días con comidas copiosas en las que se nos va la mano a la hora de medir cantidades.

El último que ha llegado a la colección es Comfort food.

Comfort Food

Este libro tiene la particularidad de que viene estructurado por estados de ánimo, sensaciones. Porque lo que quiere reflejar son recetas subjetivas, que te llevan a recuerdos, a celebraciones, a sensaciones, a los pequeños placeres del día a día. No sé, creo que en España tenemos mucha cultura en torno a la comida (sí, a la bebida también). Estamos llenos de recuerdos de aromas, de sensaciones, de sabores. Por ejemplo, para mí, es oler a cocido y saber que es sábado o a paella un domingo… Como los perros de Paulov, vaya. El bollo de la abuela, asociar la ensalada de cardo con celebraciones navideñas de hace mucho tiempo; los croasanes a la plancha de fines de semana sin prisa, esos sándwiches a la plancha de la cafetería del C, los tés con galletas y nuspli saben a Bochum…

Consta de 100 recetas para encuentros, celebraciones, más para gente que le guste la cocina y pasar tiempo en ella. En sus anteriores trabajos intentaba facilitar el día a día, en este hay recetas más especiales, más elaboradas: pasteles de carne, cassoulet de Essex (de donde es oriundo), los típicos pies ingleses, lasañas, …

Recetas Comfort Food

No pueden faltar la pasta y los postres… Las galletas doble chocolate del diablo tengo que probarlas… babeo y todo de pensarlo. Una imagen vale más que mil palabras:

ChocolateO si no, esta pedazo tarta

Tarta

Muy recomendable, sin duda.