Man v. Food

Sigo hablando de tele, pero esta vez no voy a hacerlo de series, sino de otro tipo de programas que, cuando no saben qué nombre ponerle, lo meten en el saco de realities.

Ya os mencioné en su día lo enganchada que estoy a The Amazing Race, por su agilidad, por los viajes, por conocer costumbres, por su gymkhana alrededor del mundo, por lo ineptos que son algunos… y que hacen que ya cualquier programa tipo Pekín Exprés o Expedición Imposible me hagan compararlos con el americano, y claro… pierden.

Pues bien, otro reality americano al que estoy enganchada es Man v. Food, o como lo han traducido en España, Crónicas Carnívoras. Sí, es verdad que va sobre todo de carne, pero hay un reto contra la comida, de ahí el nombre original. Está producido por Travel Channel y el protagonista es Adam Richman, un tío muy loco que prueba cualquier tipo de comida a través de Estados Unidos. Bueno, cualquier tipo de comida, no, carne sobre todo, y en especial aquellos platos con el más. Es decir, el más picante, el más grande, el más empalagoso…

Adam va recorriendo la geografía estadounidense y en cada programa de 20 minutos habla de una ciudad, con sus costumbres y se mete en la cocina de un par de restaurantes para que le expliquen cómo hacen, qué hacen y por qué son conocidos. Prueba todo y siempre lo saborea con éxtasis y diciendo “oh, Dios mío”. A veces pienso que no tiene papilas gustativas. Eso, o todo lo que prueba es delicioso. Aparte de estas degustaciones, en cada programa se somete a un reto: el hombre contra la comida. A veces con tiempo, a veces sin él, y tiene que comerse, pues eso, el burrito más grande, una hamburguesa más grande que su cabeza, las alitas de pollo más picantes del mundo, una mega pizza…

Yo no soy muy carnívora, pero he de decir que he comido la mejor hamburguesa en Estados Unidos, en nuestro Road Trip. Y la segunda mejor, y la tercera… son unos maestros en comida basura, reconozcámoslo… No lo podemos comparar con la comida rápida de aquí. Para nada. Ya he oído a gente que está pensando en hacer un viaje a Estados Unidos en hacer paradas en los restaurantes recomendados por Adam. Un Road Trip gastronómico. Aunque con la cantidad de carnaza que se mete, creo que después habría que volver a España a nado para desgastar.

Aunque no todo es carne, hay alguna vez que habla de dulces y un par de veces de marisco o pescado. Qué ricos los cangrejos de río… Pero son las menos.

El reality tiene 4 temporadas. La cuarta se llama Man v Food Nation, y ya no es Adam el que hace los retos, sino gente anónima. Supongo que porque o se hartó, o porque se lo recomendó su médico.

Posteriormente, salió una segunda parte llamada Amazing Eats, que agrupaba por temática (burritos, bocadillos, costillas, hamburguesas) en lugar de por ciudades, es decir, un refrito de todas las temporadas.

Y después Adam Richmans’s Best Sandwich in America. Que se centra en elegir el mejor sándwich de Estados Unidos. Ojo, que ellos llaman sándwich a cualquier cosa, por ejemplo en una hamburguesería si pides un sándwich, te ponen la hamburguesa sola, si pides menú, pues ya incluye patatas, bebida y demás.

Voy a comer, que me ha dado hambre.