Jamie Oliver y sus programas de cocina

Como os dije la semana pasada, estuve unos días por el sur de España. Pues bien, en el hotel haciendo zapping me topé con Jamie Oliver y su programa de cocina en 15 minutos y me quedé enganchada, cómo no. No tiene nada que ver con Man v. Food, es todo lo contario: comida sana y fácil de preparar, nada de comer con ansia como si no hubiera mañana.

Jamie es un cocinero inglés que empezó con un programa de cocina en la BBC en el que enseñaba a comer bien a los ingleses. Básicamente hace platos que no nos extrañan en la cocina mediterránea, y añade toques orientales. No pueden faltar las especias para dar sabor en lugar de salsas más calóricas. Empezó en el 98 con The Naked Chef y le siguieron otros programas como Jamie’s Kitchen, Jamie’s School Dinners, Jamie at Home, Jamie’s 30 minute meals o Jamie’s 15 minute meals entre otros. También ha publicado una serie de libros y tiene aplicaciones para móviles y juegos para la Nintendo DS. Todo un producto. Si queréis ver sus vídeos y no tenéis el canal viajar, podéis verlos en youtube.

En los días que estuvimos en el hotel pude ver dos programas suyos: Jamie’s 15 minute meals y Jamie’s Food Revolution. En el primero de ellos, enseña al espectador que no hay excusa para no comer bien porque no tenemos tiempo. En los capítulos que vi hizo platos de diferentes estilos, como un cuscús, pasta, ensalada césar con su propia salsa… Básicamente explica que lo importante es organizarse y cocinar varias cosas a la vez como por ejemplo poner a hervir agua mientras hacemos la carne que tarda más, la importancia del aceite de oliva en vez de mantequilla, las especias o un yogur natural en lugar de la mayonesa…

Muy recomendable, se pueden aprender truquillos, optimización del tiempo, cómo sacar partido a los sabores… aunque también muchos consejos que da están enfocados al público inglés y a sus costumbres alimentarias, y a ti ni se te ocurriría hacerlo de otra forma de la que él recomienda, que es el modo mediterráneo.

En cuanto a Jamie’s Food Revolution decir que me enganchó desde el primer momento, mucho más que el anterior, ya que no es solamente un programa de recetas, es lo que se suele llamar un programa – coach, es decir, un programa que te enseña, te educa. ¿Sobre qué? En este caso sobre cómo mejorar los hábitos alimentarios de los estadounidenses.

Jamie ya había hecho en Gran Bretaña un programa similar: Jamie’s School Dinners. Se había dado cuenta de que en los colegios la comida que se le daba a los niños no era gran cosa, todo precocinado, sin un ajuste calórico ni vitamínico adecuado, y allá que se fue para promover una cocina más saludable, con mayor aporte nutricional. Un par de años más tarde siguió con la temática en  Jamie’s Return To School Dinners y consiguió que el gobierno se involucrara en mejorar estos menús escolares.

Así pues, con esta experiencia, en 2010 cruzó el charco y dio el salto a la televisión estadounidense. Se fue a Huntington, Virginia, a la ciudad considerada la peor en cuanto a hábitos saludables se refiere en todo Estados Unidos donde casi la mitad de los adultos son obesos. En el episodio que vi tenía dos ámbitos de actuación: un instituto y una hamburguesería.

En el instituto luchaba contra toda la burocracia. El director decía que él quería que Jamie participara y que les ayudara con su programa, pero claro, al tener una junta directiva que es la que pone el dinero, el pobre hombre se encontraba con un muro que le ponía todo en su contra. No les dejaban grabar, no les permitían entrar en la cocina del centro ni ver los menús que consumían los alumnos, aunque nos deja caer en el programa que toman para desayunar pizzas congeladas y bebidas muy azucaradas. Y después del viaje del año pasado por la Costa Oeste, me lo creo.

En fin, que se lo ponen muy complicado, de hecho, el segundo día no sabe si va a poder entrar al centro, pues les llega una notificación a la productora de que en el momento en que intente acceder al recinto le van a detener. Finalmente consigue entrar porque encuentran un vacío legal y el director pone a Jamie a cargo de una asignatura para los alumnos de cocina, debe ser una especie de módulo. Pero a la clase sólo se apuntarán 10 chavales. En un principio todos se involucran, el cocinero les habla de los hábitos saludables, de las enfermedades que pueden tener si siguen comiendo así… pero no tiene mucha posibilidad de movimiento con 10 personas.

Por otra parte, se va a una hamburguesería, el típico restaurante de comida rápida (no cadena) y habla con el dueño para mejorar el menú. Pero éste se lo pone muy cuesta arriba, le viene a decir algo así como “si te crees que vas a venir ahora tú desde Inglaterra a decirme a mí qué es lo que le gusta a mi clientela, vas listo“. Puede recordar un poco a Pesadilla en la cocina, salvando las distancias, claro.

Jamie le propone cambiar la carta, o al menos que le deje cocinar alternativas que ofrecer a los clientes, a ver qué tal funcionan y le hace 3 hamburguesas algo fuera de lo normal, con judías trituradas a modo de falafel, con otro tipo de lechugas, con carne fresca, nada de congelado… y parece que los que lo prueban acaban satisfechos (incluso hace una degustación en plena calle y pide a la gente que le diga lo que pagaría por la hamburguesa), pero el dueño no ve muy claro eso de cambiar su menú o esforzarse más en tener productos frescos a pesar de que Jamie consigue una carne buena pero ajustada al presupuesto para que el menú no se vaya de precio con respecto al actual.

Sólo vi este programa, así pues no sé en qué quedó el experimento en el instituto, y si el dueño de la hamburguesería aceptó las mejoras de Jamie, pero espero poder averiguarlo.