Road Trip por Escocia. Día 3 II Parte: Glamis Castle y Dunnottar Castle

Continuamos nuestro recorrido por la carretera de la costa que va descubriendo pintorescas poblaciones, playas de arena y campos de golf; sin embargo, nosotros nos adentramos en el interior para dirigirnos hacia Glamis.

A las 3 de la tarde llegamos a esta población donde encontramos el Glamis Castle, una fortaleza medieval del siglo XI que se construyó como pabellón de caza.

Glamis Castle

Es uno de los que mejor han llegado hasta nuestros días gracias a su remodelación del siglo XVII. Parece sacado de un cuento de Disney con sus torres puntiagudas y tejados cónicos.

Glamis Castle

La torre central fue reconstruida a principios del siglo XV. Pero el aspecto que tiene hoy en día se deba a los planes de restauración y ampliación  que se llevaron a cabo durante el XVII y XVIII.

Glamis Castle

Tiene cinco niveles con forma de L y está rodeado de unas grandes extensiones de zona verde, como no podía ser menos. De hecho, al llegar a las taquillas no se ve el castillo de la frondosidad del bosque que lo cobija.

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Si nos adentramos en un bosque que hay en un lateral del castillo, nos topamos con el cementerio de mascotas de la familia en un rincón entre árboles centenarios.

Jardines de Glamis Castle

Cementerio de mascotas

Cementerio de mascotas

Cementerio de mascotas

Hay numerosas leyendas sobre este castillo, se considera uno de los más encantados de toda Escocia. Algunas son un tanto románticas, y otras un poco más siniestras. Por ejemplo, se habla de un monstruo o de una ventana que se puede ver desde el exterior pero que luego en el interior en realidad no se corresponde con ninguna estancia. También hay una leyenda sobre el conde de Strathmore y sus amigos jugando a las cartas y que por pasar de la medianoche (estaba prohibido jugar el día siguiente, domingo) quedaron condenados a jugar eternamente a esa partida.

Glamis Castle

Es uno de los castillos más famosos y visitados de Escocia, quizá porque fue residencia de la Reina Madre cuando era niña y también donde nació la princesa Margarita, hermana de Isabel II, así que mueve a los aficionados a la historia de la Familia Real. En los jardines, en una zona apartada hay un memorial en honor a la princesa.

Memorial Princesa Margarita

Memorial Princesa Margarita

Pero también atrae a los amantes de la literatura, ya que Shakespeare se basó en este castillo para ambientar Macbeth. Se supone que en Duncan’s Hall Macbeth asesinó al rey Duncan.

Para visitarlo hay que contratar una visita guiada en inglés que dura hora y media y no está incluido en el Explorer Pass. Aunque si no queréis esta opción, se puede visitar el exterior del castillo y sus jardines como hicimos nosotros (£14 los dos). En la taquilla te dan una pulsera de cartón de colores en función de la entrada que hayas pagado. Y un mapa para que no te pierdas, que con tanta extensión verde, no es difícil.

Mapa de Glamis Castle

Aparte de la parte boscosa, encontramos los Jardines Italianos, que están muy bien cuidados.

2016-09-09_18.29.00

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

De nuevo se puso a llover con un poco de intensidad, así que nos resguardamos unos minutos bajo un pasillo de árboles que entrelazan sus ramas y forman una especie de tejado. Y aunque quien se mete debajo de hoja, dos veces se moja, algo nos protegió, ya que el tejadillo queda bastante tupido.

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Continuamos por los senderos cruzando el puente hasta llegar al Jardín Amurallado.

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Para entrar en él hay que pasar una verja y una valla de madera que sirve de protección contra los conejos. Al visitar castillos, nos encontramos bastantes puertas cerradas, sin embargo, eso no significa que no se pueda pasar. En la mayoría de los casos sirve para mantener fuera del recinto a los animales no deseados. Basta con abrir, pasar y cerrar después.

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

puerta contra conejos

Estos jardines fueron en su día un huerto. Pero se reconvirtió pues ya no se usaba como tal, aunque en un lateral se ve como una especie de invernadero, no sé si hoy en día mantendrán un pequeño espacio para cultivar o simplemente es para plantas que requieren de otro tipo de clima.

Los dueños del castillo deben hacer picnics en los jardines, pues hay varias mesas distribuidas por la zona de hierba.

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Jardines de Glamis Castle

Como no podía ser menos, la lluvia volvió a aparecer, así que decidimos continuar nuestro camino tras una hora de paseo bucólico.

Y de castillo a castillo. A una hora de distancia, en el pueblo de Stonehaven, tenemos Dunnottar Castle, una inmensa fortaleza que se encuentra en ruinas.

Dunnottar Castle

Nosotros no paramos en el pueblo, pero mi hermano que fue en octubre en transporte público, sí que paseó por sus calles. Las siguientes fotos son suyas.

Stonehaven

Stonehaven

Es un pequeño pueblo costero, así que su fuerte está en el puerto.

Stonehaven

Stonehaven

Pero por lo que es conocido el pueblo, es por el castillo, claramente. Se construyó en 1392 por orden del Gran Mariscal de Escocia. En 1715 declararon culpable de traición al último Mariscal y se le arrebató. Poco después se desmanteló el castillo. En el siglo XX pasó a manos privadas, pero se puede visitar. Eso sí, no entra en el Explorer Pass.

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Destaca la Tower House, con forma de L. Las ruinas abarcan un espacio de casi tres hectáreas en las que podemos encontrar casas, establos, almacenes y cuarteles.

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Se erige sobre un precipicio rocoso de unos 50 metros desafiando al mar y al viento siendo sólo accesible por un sendero escarpado. Esto hace que se puedan observar los acantilados y las playas que le quedan a cada lado.

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Es un castillo emblemático por su enclave impresionante que es para enmarcar, además de por ser clave en uno de los momentos más importantes de la historia de Escocia. Esta situación estratégica y defensiva le sirvió a William Wallace durante la lucha escocesa por la independencia en el año 1300 para atraer a una tropa inglesa y después quemarla viva en una capilla. También se escondieron aquí las joyas de la corona escocesa en el siglo XVII por ser considerada la fortaleza más segura del reino.

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Al hallarse sobre una terraza costera también servía para controlar las rutas de transporte. Por un lado marítimo hacia el norte de Escocia y por otro terrestre hacia el sur por la ruta medieval a través de Portlethen Moss.

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

Dunnottar Castle

En 1911 la población del Reino Unido rondaba los 42 millones de personas y la de Escocia no llegaba a los 5, lo que suponía un 11% de la población del Reino Unido. Durante la I Guerra Mundial cerca de un 26% de los escoceses no volvieron a casa, mientras que comparado con el resto de la unión no pasaba de un 12%. Sólo Serbia y Turquía tuvieron una mayor proporción de pérdidas que Escocia.

Así pues, no es de extrañar que en casi cada pueblo del país haya un memorial en honor a los caídos. Después, incluía también a los muertos en la II Guerra Mundial, aunque en esta no fue tan alto el porcentaje. Stonehaven no es una excepción y en lo alto de la montaña hay un monumento de este tipo.

Se llega a él desde el norte, por un camino que sube a Black Hill y que une el castillo con el pueblo. Desde la colina se puede ver tanto el pueblo como los acantilados.

War Memorial

En el monumento figuran los nombres de ocho batallas de la I Guerra Mundial alrededor de la corona de la estructura: Gallipoli, Jutland, Marne, Mons, Somne, Vimy, Ypres y Zeebrugge. Posteriormente se añadieron nombres de campañas y batallas de la II Guerra Mundial en la base.

Unas escaleras y una puerta llevan al corazón del memorial, donde hay una piedra triangular en la que están inscritos los nombres de los habitantes de Stonehaven que cayeron en la Gran Guerra. Los de la Segunda aparecen en unos añadidos en el interior.

War Memorial

Fue diseñado por el arquitecto local John Ellis y se inauguró el 20 de mayo de 1923 y fue uno de los más tardíos monumentos de este estilo ya que hubo controversia sobre si construirlo o no y dónde. Al final se aprobó y se erigió gracias a donaciones de gente del pueblo. Tiene forma de templo clásico con una forma octogonal y con apariencia de ruina. Este aspecto fue deliberado con intención de evocar a lo cortas que fueron las vidas de los que perecieron en el conflicto. De cómo se les arruinó.

Nosotros no nos acercamos hasta la colina (las fotos también son de mi hermano). La lluvia seguía como constante y quedaba un cuarto de hora para que cerrara Dunnottar y nos quedábamos sin luz, así que nos conformamos con ver el castillo desde los acantilados (las fotos del interior son también de la visita de mi hermano).

Dunnottar Castle

En cualquier caso, a pesar de no entrar, fue una vista impresionante con la que terminar el día antes de llegar a Aberdeen.

Anuncios