PiYo

Hoy toca hablar de ejercicio. Vuelve septiembre y con él la rutina. Yo este año retomo de nuevo la normalidad con PiYo, un programa que se lanzó el 2014 y que tan buenos resultados me ha dado en otras ocasiones. Diseñado por Chalene Johnson, la creadora de TurboFire es una combinación de Pilates y Yoga.

Hasta la fecha he venido hablando de ejercicios de cardio o baile, siempre con movimiento y bastante activos. TurboFire tenía un día que eran 40 minutos de movimientos de yoga y vi que no era para mí, me parecía aburrido. Así que, en principio, cuando salió este programa, no me convencía, pero viendo los vídeos promocionales pensé en probarlo. Tenemos la idea de que el pilates y el yoga son disciplinas enfocadas generalmente a mujeres y de más de 50 años; que son movimientos suaves, ligeros y que no requieren de mucha capacidad física. Sin embargo, estamos muy equivocados.

Pilates recibe su nombre de su creador, Joseph Pilates, un alemán enfermizo que decidió unir ejercicios gimnásticos con movimientos de rehabilitación mezclando la fuerza muscular con el control mental, respiración y relajación. Busca controlar el cuerpo, para ello, los ejercicios están diseñados para fortalecer los músculos y así conseguir mayor firmeza muscular, estabilidad y equilibrio. Así pues, con estas características, es muy usado en rehabilitación y para prevenir y curar dolores de espalda o columna.

Quizá de ahí venga esa asociación a que es para gente mayor o que no tiene forma física. Sin embargo sus ejercicios son buenos para todo el mundo, sobre todo los que nos pasamos el día sentados y necesitamos una higiene corporal. Por no hablar de deportistas que necesitan fortalecer el abdomen y así mejorar en su disciplina, o embarazadas para fortalecimiento de suelo pélvico o de abdomen y evitar problemas de ciática por la desviación propia de la postura en esos meses.

Es una disciplina que se basa en la concentración para un correcto control de los músculos en cada movimiento, haciendo hincapié en el centro de control o tronco con una respiración adecuada en cada estiramiento o contracción.

Por su lado, el yoga quizá sea más conocido. Aunque hay muchas variedades. Eso sí, todas tienen en común que se basan en la relajación, la meditación en diversas posturas en las que se exige al cuerpo que se relaje y que vaya más allá de su zona de confort. Es más una filosofía de vida.

Con este nuevo programa se intenta unir ambas disciplinas, creando una serie de ejercicios que combinan estiramientos con fortalecimiento de los músculos para ganar mayor estabilidad y flexibilidad. Sin embargo, lo que me atrajo, es que se le añade algo de vidilla. Es decir, si necesitas un tipo de deporte que sea dinámico, como me pasa a mí, el yoga o el pilates pueden parecer aburridos. Pero la forma de combinarlos en estos vídeos no te dan la opción. No paras y acabas para el arrastre del esfuerzo. Así que descartamos que es aburrido y que es para gente mayor.

PiYo no requiere de ningún tipo de equipamiento aparte de una esterilla y una toalla porque se suda – y mucho. A veces se recomienda el uso de una silla a mano por si quieres ayuda para mantener el equilibrio en según qué ejercicios algo más desafiantes. Se hace descalzo y con ropa cómoda y ajustada al cuerpo, pero que transpire. Nada de pesas, mancuernas, muñequeras, bandas elásticas…

El calendario no es muy largo, son dos meses en los que se alternan los siguientes vídeos:

Define: Lower Body (25 minutos): Se centra en el tren inferior, se trabajan todos los músculos de las piernas, desde la ingle a la punta del dedo gordo del pie.

Define: Upper Body (35 minutos): Enfocado al tren superior, es decir, biceps, triceps, hombros, pero también pecho. Prepárate para flexiones. Muchas. A esta mujer le encantan.

Sweat (35 minutos): Crees morir hasta que llegas al segundo mes y ya no parece tanto. Es un ejercicio global, enfocado en todo el cuerpo. Tiene muchos movimientos de yoga pero con más rapidez, es dinámico y, como su nombre indica, acabas sudando. Creo que puede ser un buen calentamiento si eres corredor, o vas a hacer algo de levantamiento de peso.

Sculpt (30 minutos): En este vídeo se centra en esculpir, más dedicado a machacar y machacar los movimientos y acabar con los músculos temblando a más no poder.

Core (30 minutos): Todo tronco. Mucho ejercicio en suelo para fortalecerlo y desarrollar las abdominales, aunque también incluye ejercicios de pie en los que trabajas el abdomen poniendo a prueba el equilibrio.

Strength Intervals (25 minutos): Es para fortalecer todo el cuerpo, similar a sweat, solo que en este vídeo se trabaja mucho la fortaleza, haymuchas flexiones.

Drench (45 minutos): Este es la muerte. Como dice su nombre, acabas empapado. Es un vídeo muy exigente y el más largo de todos. Se hace cuesta arriba desde el minuto 10. Se trabaja el tren inferior, el superior, algo de cardio leve tronco y hacia el final hay más movimientos de yoga para relajar.

Buns (Bonus Workout 25 minutos): Centrado en glúteos y muslos.

Hardcore on the Floor: Se puede alternar con el vídeo core. Es algo más cañero y sus ejercicios son en suelo. En general los ejercicios son dinámicos y al durar una media de treinta minutos, se hace ameno.

Los más duros son sweat y drench, sobre todo este último. El programa está muy bien, es de los que más me gustan de todos los que he probado, ya que se nota cómo el cuerpo mejora en fortaleza, flexibilidad, capacidad pulmonar y además relaja.

Si crees que no vas a poder con según qué movimientos, no hay problema, puesto que hay una modificadora. De hecho, de los cuatro que suelen salir en cada vídeo, siempre hay diferentes niveles para que te adaptes al tuyo y te vayas exigiendo poco a poco. Como he dicho, no requiere equipamiento, así que está al alcance de cualquiera y no necesitas forma física.

Puede ser un buen comienzo si no eres aficionado al cardio, o si quieres perder algo de peso antes de meterte en ejercicios con saltos que te machaquen las rodillas, ya que a la vez fortalecerás los músculos y evitarás lesiones. Puede servir como complemento a corredores o deportistas de otras disciplinas y que creará buena base muscular, por ejemplo si haces esquí, vendrá bien para el equilibrio y el tronco, si haces escalada tendrás buena base en piernas, los hombros y brazos estarán fortalecidos y por supuesto un buen abdomen que te permitirá mejorar tus movimientos.

Sin embargo, no es para ti si buscas ganar masa muscular. Sí, ganas músculo porque lo fortaleces, pero no vas a ganar tanta masa muscular como con levantamiento de pesos, porque sólo usarás tu cuerpo.

Anuncios